Domingo, 17 de Diciembre de 2017
18:50 CET.
Espionaje

Espías en pañales

Al margen del debate sobre las motivaciones de Edward Snowden y Bradley Manning, los dos analistas de inteligencia que han traicionado la confianza del gobierno estadounidense, falta una aclaración sobre la política de contratación de los servicios secretos de la primera potencia del planeta. ¿A quién se le ocurrió fichar a dos pipiolos inmaduros y emocionalmente inestables para desempeñar unas funciones tan sensibles?

El soldado Manning tenía apenas 22 años cuando fue arrestado en Bagdad, en 2010, bajo la acusación de haber filtrado cerca de 700.000 documentos militares y diplomáticos clasificados al fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange. Ante el tribunal que lo juzga actualmente, el joven militar explicó que tomó esa decisión porque quería denunciar "los abusos de la guerra" y "el desprecio por la vida" en Irak y en Afganistán. Dijo también que estaba "deprimido" a raíz del trato que recibía en el ejército por su homosexualidad.

Se entienden las frustraciones y las angustias de Manning, si bien la deslealtad hacia su país solo le podía acarrear más problemas, como en efecto ocurrió. Hubiera podido denunciar ante el Congreso o un tribunal de EEUU los abusos del ejército estadounidense, reflejados con toda crudeza en un video entregado a Wikileaks, donde se ve a soldados disparando desde un helicóptero Apache contra población civil en Irak. "Sentí que había hecho algo que me permitiría tener la conciencia limpia", declaró Manning. Pero escogió la peor vía para desquitarse.

En cambio, se entiende mucho menos que un veinteañero inexperimentado y frágil tuviera acceso en su ordenador a un gigantesco archivo confidencial del ejército y del Departamento de Estado.

¿Cualquiera puede pertenecer a la inteligencia militar en EEUU? Pues parece que sí, y ahí están las consecuencias. Sin embargo, nadie habla de la responsabilidad de los que reclutaron a Manning. Son tan culpables como él, sino más. Es como si un hospital nombrara jefe de su departamento de cirugía cardiovascular a un recién diplomado en medicina, sin experiencia alguna. En caso de mala práctica en el transcurso de una operación, la administración sería tan responsable como el propio galeno.

Lo mismo ocurre con el informático Edward Snowden, el otro niñato que traicionó a la CIA y acaba de obtener el asilo temporal en Rusia. El exanalista de los servicios secretos de EEUU no había cumplido los 30 años cuando entregó a la prensa —el diario británico The Guardian y The Washington Post— una pila de documentos secretos de la National Security Agency (NSA), la mayor agencia de inteligencia del mundo. Después de su paso por la CIA, Snowden había sido fichado por Booz Allen Hamilton (BAH), una empresa privada que trabaja para la NSA.

Después de una serie de fracasos escolares y un breve paso por el Ejército —un accidente le impidió cumplir con su objetivo de participar a la guerra de Irak—, Snowden empezó su carrera en la NSA como un simple vigilante. Poco después, en 2006, lo contrata la CIA, que lo manda al año siguiente a Ginebra para encargarse, bajo cobertura diplomática, de la seguridad de la red informática de la agencia en la ciudad suiza. En 2009, empieza a trabajar con la subcontratista privada de la NSA, que lo traslada a una base militar estadounidense en Japón. No le gustó ninguna de esas misiones, contó a The Guardian, que recogió sus confesiones a finales de mayo cuando huyó a Hong-Kong, su primera escala antes de quedarse entrampado durante 40 días en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú.

Aunque tengan un perfil muy diferente, Snowden y Manning comparten varios rasgos, sobre todo la inestabilidad emocional y una cierta dosis de mesianismo, como si tuvieran la misión de salvar la humanidad y la democracia. Snowden denuncia el espionaje masivo de la NSA, que ha desarrollado un entramado que le permite vigilar internet y las conversaciones telefónicas a escala planetaria. "Sentado desde mi escritorio podía grabar a cualquier persona, a ti o tu contador, a un juez federal o incluso al presidente, si tenía un correo personal", se jacta en su conversación con el periódico británico.

Sin embargo, los dos programas de la NSA, Prism y XKeyscore, no son tan eficaces como lo cuentan Snowden y la mayoría de los medios, según varios expertos citados en la prensa estadounidense. Los datos técnicos filtrados a The Guardian son obsoletos. Son de 2008, y cinco años es mucho tiempo en el mundo informático, que progresa muy rápidamente. Entonces, ¿por qué insiste tanto Washington para que Moscú le entregue al informático indiscreto?

Quizá no sea tanto por la amenaza que representan el exanalista de inteligencia y su reserva de documentos aún no divulgados, como una estrategia preventiva para disuadir a potenciales imitadores. No vaya a surgir otro Snowden con datos más frescos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 16 ]

Imagen de Anónimo

PARA EL QUE SE OCULTALos comunistas, despectivamente hablando, cuando opinan en cualquier medio libre, como este; tratan de ocultarse, mostrando siempre sus evidentes complejos, están tan acostumbrados a mentir que ellos mismos se creen sus embustes; sus pobres argumentos los hace evidentes. Un comunista no puede decir que no lo es, muestra su torpeza y se delata en cada palabra. Ademas si Ud. es antiamericano, Ud. es un comunista; incluso sin Ud. saberlo; incluso siendo ciudadano de los Estados Unidos.El mayor proposito que mueve a un comunista es su envidia y su odio enconados a la destrucción de los EU, la libertad puramente dicha; un mal ejemplo para lo que comunismo promueve, la esclavitud de todos y el poder eterno para un único gobierno y sus acólitos. Muchos menos ricos que los que producen EU y los paises libres.

Imagen de Anónimo

Facil de resumir, sin filosofía, imposible ser espia o manejar información sencible y ser mariquita a la vez. Que viva el relajo!!

Imagen de Anónimo

aun hay espias fieles, no pregunten mucho,  centella

Imagen de Anónimo

Creo que este ejercicio de criterio descubre cierta inestabilidad hacia el sentido de justicia. Al no ser que el orden sea ya inverso en algunos y se identifiquen  primero cómo profesionales que humanos. ¿Es decir que antes de ser personas empáticas somos: informáticos, bailarines, deportistas, periodistas etc, etc? A mi sentir y entender cualquier política o ideología está antes nutrida de nuestro sentido y capacidad de justicia para con todos y no sólo con nuestros paisanos.Además creo que se puede ser leal a un país pero no a sus gobernantes, se puede ser muy compacto y estable, pero al presenciar continuamente abusos y asesinatos revelarte ante ti y actuar.Concuerdo con un anónimo anterior al decir que esta publicación es otra inestabilidad manifiesta, por suerte el autor sólo tiene la responsabilidad de escribir.Un acción encaminada en hacer un bien a cualquier escala o dimensión salva un poco más la humanidad de todos, hasta de los que prefieran clasificarlo y solo entenderlo antes que empatizar con el acto de bien en sí. 

Imagen de Anónimo

Bueno!, El desgobierno de los castros hace muchas veces hace mas incapie en 'las cualidades integrales' y NO en la inteligencia y tampoco le sale bien!, creo que hay que tener un balance!

Imagen de Anónimo

Lealtad contra tu pais? que cosa quiere decir eso> Emprimera no se puede er leal con un pais que traccion a su pueblo y lo espia. Segundo, no hay tal lealtad por que el pais tampoco es leal en sus maniobras que responden a grandes intereses. Lealtad para donar tu vida por los intereses de unos cuantos ricachones? En que mundo usted vive. Muy bien esta lo que la ha sucedido a EE.UU. Ya no estamos en la antigua Roma donde el mundo tenia que someterce al imperio. Que coasa es eso? Yo soy anticmunista y antisocialista de por naturaleza y creo en Dios y creo en la libertad del indivduo en ambas direcciones !!!

Imagen de Anónimo

Lealtad contra tu pais? que cosa quiere decir eso> Emprimera no se puede er leal con un pais que traccion a su pueblo y lo espia. Segundo, no hay tal lealtad por que el pais tampoco es leal en sus maniobras que responden a grandes intereses. Lealtad para donar tu vida por los intereses de unos cuantos ricachones? En que mundo usted vive. Muy bien esta lo que la ha sucedido a EE.UU. Ya no estamos en la antigua Roma donde el mundo tenia que someterce al imperio. Que coasa es eso? Yo soy anticmunista y antisocialista de por naturaleza y creo en Dios y creo en la libertad del indivduo en ambas direcciones !!!

Imagen de Anónimo

Bertrand, a mi modo de ver al confundir la herramienta, que son los medios computacionales, con el problema que en este caso es el espionaje. USA hace una banalización de cuestión al colocar a estos inmaduros en esas actividades por el simple hecho del dominio de los medios informáticos, sin tener en cuenta las cualidades que tiene que tener un agente de la inteligencia, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Un agente de inteligencia es un profesional y como tal se debe a su trabajo, como cualquier otro, más allá de ideologías y patriotismos. Ya sea en la salud, la educación, el deporte, el arte, los servicios, el ejercito, lo que sea que hagas y por lo que te paguen, te debes a ello. Si  de pronto empiezas a sentir asquitos, pues déjalo. Pero no creo que un médico tenga derecho a faltar al Juramento hipocrático porque esté en desacuerdo con el sistema de salud para el que trabaja, por poner un ejemplo.Pero ahora, si vamos a crucificar a Snowden, pues tambien hagamos desfilar hacia el Golgota a todos los ex-agentes del G-2 que han aterrizado en Miami revelando información secreta a la que tuvieron acceso debido a sus profesiones. O me van decir que no es lo mismo?Es que me joden el cinismo y la hipocresía. Quiero decir, que la ideología y la nacionalidad del criminal no pueden determinar la gravedad del crimen.... yo como siempre tirando piedras pa´tos la´os...El Bastardo

Imagen de Anónimo

Pues yo creo que, ciertamente, el tiro les salió por la culata a quienes los contrataron. Fue evidentemente quizá la inmadurez la que llevó a ambos a elegir la estruendosa vía para revelar lo que conocían y que ya no podían aceptar ocurría. Su moral venció a los lavados de cerebro a que fueron sometidos. Al igual que los operadores de drones, Manning y Snowden pasaron por un riguroso proceso que más o menos los convierte en robots, llegan a ejecutar órdenes sin pensar en las consecuencias de éstas. Hay varios expilotos de drones que han desertado por no poder disparar misiles a una masa de civiles, lo cual constituye un acto de terror. También creo que la vía que eligieron ambos fue la que les salvó la vida. Quizá la información que poseían podía ser tan comprometedora que, de haber sido algo más discretos, jamás habríamos oído hablar de alguno de ellos. Simplemente habrían amanecido con hormigas en la boca en sus propias casas.