Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Egipto

Renuncian cinco ministros tras protestas que han dejado una veintena de muertos

Archivado en

Cinco ministros egipcios presentaron su dimisión al jefe de Gobierno, Hisham Qandil, tras las masivas protestas en el país para reclamar la renuncia del presidente Mohamed Mursi y la convocatoria de elecciones anticipadas, informa EFE.

Se trata de los titulares de Turismo, Hisham Zaazu, Telecomunicaciones, Atef Helmi, Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato, Medio Ambiente, Jaled Fahmi, y Recursos Hídricos, Abdelqaui Jalifa, quienes han pedido "la caída del régimen".

Los cinco forman parte del sector de tecnócratas del Gobierno, en el que otros ministros guardan un perfil más afín a los islamistas Hermanos Musulmanes.

En paralelo, cinco senadores opositores de la Shura o Cámara alta del Parlamento han renunciado también sus escaños.

Masivas manifestaciones sacaron el domingo a millones de personas a las calles en todo Egipto. Son las más multitudinarias que vive el país desde la revolución que derrocó el régimen de Hosni Mubarak, en febrero de 2011.

Este lunes, la sede en El Cairo del movimiento gobernante Hermanos Musulmanes fue asaltada por un grupo de jóvenes que saquearon el edificio después de que los que estaban dentro fuesen evacuados tras una noche de violencia en el que murieron ocho personas, informa Reuters.

Con estos muertos, el número de fallecidos en las protestas es de alrededor de una veintena, informó EFE citando fuentes médicas.

Unas cinco personas habrían perdido la vida en enfrentamientos similares frente a las oficinas del gubernamental Partido Libertad y Justicia (brazo político de la Hermandad) en la ciudad meridional de Asiut.

Las fuentes agregaron que más de 700 personas han resultado heridas en las protestas.

El incidente en la sede de los Hermanos Musulmanes fue el más sangriento tras las protestas multitudinarias. Comenzó por la noche y continuó durante horas, con guardias desde el interior disparando contra los jóvenes que lanzaban cócteles molotov y piedras.

Un portavoz de los Hermanos Musulmanes responsabilizó de la violencia a "matones" y dijo que pediría explicaciones a la policía por no proteger la sede. Señaló que dos personas en el interior resultaron heridas por los incendios antes de que un contingente de seguridad del movimiento pudiera evacuar a quienes estaban dentro del complejo.

Los Hermanos, que fueron durante mucho tiempo oprimidos por Hosni Mubarak, afirman que enfrentan un asedio político desde que fueron elegidos el año pasado, y culpan a los opositores liberales y a los partidarios del antiguo régimen.

Imágenes del edificio de cuatro plantas, con las paredes chamuscadas, ventanas rotas y los saqueadores llevándose mobiliario de oficina, recordaron la destrucción de la sede de la Seguridad del Estado cuando Mubarak fue derrocado en 2011.

Los Hermanos Musulmanes habían fortificado los muros del complejo antes de las protestas. El edificio también fue atacado a principios de este año en protestas contra Mursi.

El movimiento Tamarrud (Rebelión), que asegura haber recogido 22 millones de firmas para exigir la dimisión de Mursi, ha pedido a la policía, el ejército y la justicia que "tomen partido de manera clara" por sus demandas.

"Ya no es posible una solución intermedia y no hay alternativa al final pacífico del poder de los Hermanos Musulmanes, representado en Mursi, y al llamamiento a elecciones anticipadas", señaló Tamarrud en un comunicado.

Los manifestantes, que han vuelto a utilizar como uno de sus puntos de concentración la plaza Tahrir, centro de las protestas que acabaron con el régimen de Mubarak durante la Primavera Árabe, han dado de plazo hasta el martes a Mursi para que dimita.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.