Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Venezuela

Los rugidos de Maduro

¿De qué hablaron Nicolás Maduro y Fidel Castro en el encuentro de cinco horas y media que sostuvieron en La Habana la semana pasada? Es muy improbable que el viejo comandante haya aconsejado a su pupilo ceder ante las exigencias de la oposición venezolana, que pide un recuento de los resultados de la elección presidencial del 14 de abril.

Sospecho más bien que ocurrió todo lo contrario y que los dos hombres acordaron una estrategia para amedrentar a la oposición y hacerle renunciar a su movilización contra el fraude electoral. De las amenazas de encarcelar al líder de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, el oficialismo ha pasado a la agresión física contra los diputados opositores en plena sesión parlamentaria. Y hay motivos para pensar que las cosas van a ir a peor.

Por el momento, la MUD no se ha dejado intimidar. Sus abogados han presentado el jueves una impugnación de todo el proceso electoral ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y han pedido la organización de nuevas elecciones. La oposición ha dado este paso después de fracasar en su intento de obtener un recuento de todos los votos para subsanar las irregularidades denunciadas el día del escrutinio, que dio la victoria a Maduro por un estrecho margen del 1,5% (225 mil votos). El Consejo Nacional Electoral, controlado por los chavistas, ha aceptado una auditoría parcial y su presidenta, Tibisay Lucena, ha repetido varias veces que el resultado era de todas maneras "irreversible". ¿De qué sirve, entonces, hacer un recuento?

La oposición no ha mordido el anzuelo de la provocación lanzado por el oficialismo para atraerla al terreno de la violencia, donde tendría todas las de perder. Ya lo ha dicho sin tapujos la ministra Iris Varela, encargada del Servicio Penitenciario de Venezuela, cuando explicó por qué los diputados de la oposición fueron los únicos heridos en la trifulca del Parlamento: "lo que pasa es que nuestros compatriotas saben pelear mejor porque son hombres de pueblo y mujeres de pueblo".

Los dirigentes de la MUD han optado por la batalla legal, a sabiendas de que no tiene mucho recorrido porque todas las instituciones, sin una sola excepción, están copadas por el chavismo. Sería, sin embargo, mucho peor no hacer nada, sobre todo ante sus electores, que ven cómo el "socialismo del siglo XXI" de Hugo Chávez y de sus herederos está llevando el país a la quiebra, a pesar de su enorme riqueza petrolera.

La radicalización del discurso oficialista es un reflejo de la creciente preocupación en la cúpula del poder. Las denuncias absurdas de Maduro sobre la existencia de conspiraciones para asesinarlo —primero, fueron "mercenarios salvadoreños", y ahora acusa al expresidente colombiano Álvaro Uribe de dirigir un plan para matarlo— no deberían ser interpretadas como una señal de que el exsindicalista ha perdido los estribos. No, es otra cosa, más preocupante aún: es una manera de justificar de antemano las medidas represivas contra la oposición, a la que involucra en esas supuestas conjuras.

En una reciente entrevista con el diario francés Le Monde, el presidente bolivariano acusa a Capriles y a la oposición de tener "un proyecto de asalto al poder", siguiendo el modelo de "Mussolini, Franco o Hitler". Maduro habla de "un proyecto de extrema derecha" y se presenta como el hombre que garantizará la democracia para "impedir en Venezuela un nuevo Pinochet". Cuesta imaginar a Maduro reencarnado en un Salvador Allende triunfante e invencible.

"Doy la voz de alarma", dice Maduro a la comunidad internacional. Sin embargo, cuando el ministro español de Exteriores o la Organización de Estados Americanos (OEA) ofrecieron su mediación para facilitar el diálogo entre las partes, el mandatario venezolano soltó una andanada de improperios: "Fuera de aquí, canciller español, impertinente". En cambio, la declaración del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que tildó a Capriles de "golpista" no parece haberle molestado.

Los aliados ideológicos de Caracas están preocupados por los acontecimientos en Venezuela. La victoria dudosa de Maduro pone en peligro el liderazgo regional del chavismo, que se sostenía sobre dos pilares: la inmensa popularidad de Hugo Chávez y la gigantesca riqueza de Venezuela, que regalaba su petróleo a los amigos, empezando por Cuba. Sin Chávez, con una economía muy deteriorada y asesorados por los hermanos Castro, los herederos del caudillo podrían ceder a la tentación autoritaria.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

Las Psitácidas repiten las voces humanas, con muy poco inteligencia y simplemente son eco de palabras. Este Maduro es el Psitacida menos cerebral de la America Latina es la repiticion continua de sus amos cubanos. Lo han tratado de asesinar desde que Chavez murio, cuantas terorias de magnicidio hemos escuchado?, desde salvadoreños, ex-diplomaticos norteamericanos, le derecha venezolana y ahora Uribe. Por favor señores Castro, hasta cuando vamos a seguir escuchando el nombre Chavez, el Cristo redentor, las conspiraciones de este tonto util.

Imagen de Bertrand de la Grange

Es probable, como escribe NIC, que Maduro no recibiera directamente sus instrucciones de FC, cuyas neuronas ya no dan para más. Incluso, no sabemos si existió realmente el encuentro revelado por el propio Maduro. Sin embargo, no tiene mucha relevancia que las instrucciones hayan llegado directamente de FC o por otra vía . Lo importante es que Maduro ha sido designado heredero de Chávez a petición de La Habana –por ser el más flojo intelectualmente y el más sumiso a los hermanos Castro– y que el Gobierno de Venezuela recibe sus instrucciones del régimen castrista. Un cordial saludo, Bertrand de la Grange.

Imagen de Anónimo

Contemplando la foto que encabeza el articulo:M: Me lo das?R: No se, ayy tu!M: Damelo!!R: Esta bien, pero dale suave que tu eres mas joven, uyyy!

Imagen de Anónimo

Bertrand, con relación a Maduro él a pesar de querer ser el Stalin de América del Sur a través de una mezcla retorica del hoy anciano dictador (Fidel Castro) y de Chávez lo que está demostrando es su incapacidad política y una ignorancia garrafal de lo que esperaban los presidentes de UNASUR de él como presidente de Venezuela. Con relación a su conversación con el anciano dictador suscribo el comentario del amigo NIC, COMENTARIO de Esopo 2.

Imagen de Anónimo

Bertrand, Demetrio Manholi es un analista de asuntos internacionales de Folha de São Paulo y de la TV Globo, a raíz de la muerte de Chávez él se mostro muy preocupado porque, los herederos del chavismo se someterían a los designio del castrismo lo que pondría en riesgo la democracia en América del Sur. Yo conocedor de las entrañas castristas y observador de las distintas corrientes democráticas y autoritarias del sub continente, pensé que eso que bien estaba vislumbrando Manholi sería el suicidio del chavismo, porque el camino sería enfrentar al chavismo por métodos democráticos teniendo cuenta que a pesar que ellos controlan los poderes del estado, además de contar con la potente máquina pública venezolana y gran parte de prensa. Mis razones es porque el castrismo no tiene ninguna experiencia en enfrentarse a los métodos democráticos y porque los discípulos chavista solo aprendieron a vociferar y a aprender en la Habana los métodos castristas de represión y control que están diseñados para la represión en un estado totalitario como es Cuba y no para un estado autoritario como todavía es Venezuela, COMENTARIO de Esopo 1.

Imagen de Anónimo

No pongo en duda la tesis, correctamente expuesta por el autor, de que Maduro fue a La Habana a recibir instrucciones. Pero, aunque De la Grange es un analista muy serio y  articulado, aquí parte de una premisa que yo no me comparto. O sea que le niego la mayor. Las cinco horas que Maduro habló con un decrépito FC son tan fantásticas como las que estuvo conversando con un Hugo Chávez intubado o posiblemente muerto. Al punto de que me parecería más verosímil su comunicación con el más allá a través del pajarito mediumnístico.  NIC

Imagen de Gabonice

Ese video de Anónimo - 5 Mayo 2013 - 3:27 pm.es una prueba de que en vez de hacer un llamado a la cordura Maduro se dedicó a caldear la atmósfera y hasta participó en la paliza a los representantes de más de 7 millones de venezolanos. Esto ha sido un error muy grave, cuando llegue el día de rendir cuenta a los venezolanos no solo tendrá que responder por la traición a la patria obedeciendo ordenes de la Dictadura cubana sino que además participa activamente en golpizas violentas. ¿Como puede este estúpido acusar de intromisión a Obama por sus declaraciones de que le preocupa la violencia y dedicarse en persona al trabajo sucio represivo? Los Castro deben estar indignados, ellos para las palizas utilizan a militares disfrazados de civiles y nunca la ejecutan directamente, luego cuando han matado lo suficiente pueden llamar al orden a sus ejecutores sin el menor escrúpulos.

Imagen de Anónimo

Maduro ya tiene experiencia en eso de no querer dialogar e imponerse a la brava, a los puñetazos, bueno segun este video se faja como las mujeres a los halones de pelo. Miren este video.http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&v=RrYr2oVG-9k&NR=1

Imagen de Anónimo

La cara de la Rata Asesina Raul(a) lo dice TODO..... debe haber estado pensando :'' Que clase de METIDA de PATA hemos hecho con empujar a esta bolsa de MMM....para que PROTEGIERA nuestros intereses VITALES del petroleo y todo lo demás que le ROBAMOS a los venezolanos.....''   ¿ que haremos ahora Fidel ? Corre y preguntale a satanás ...... que ESTO nos está haciendo CRISIS TERMINAL.....ES muy simple :  La MALDAD NO PREVALECERÁ en la historia de los pueblos....AménLINEA RECTA 

Imagen de Robustianoellibre

van muy rapido por ese rumbo, la oposicion parlamentaria venezolana sera aplastada por el chavismo. solo los militares pudieran hacer algo.