Viernes, 15 de Diciembre de 2017
14:55 CET.
Venezuela

Capriles anuncia que impugnará las elecciones

Archivado en

El líder opositor venezolano Henrique Capriles anunció que impugnará las elecciones presidenciales del 14 de abril, después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no iniciara la auditoría del proceso electoral que se comprometió a hacer, reporta la AFP.

Por su parte, Maduro, que niega que hubiera fraude en las elecciones, inició su llamado "gobierno de calle", con el que promete recorrer todo el país en las próximas semanas y acusó a los opositores de actuar "movidos por el odio".

"El paso siguiente es la impugnación que tiene que ser en los próximos días. Vamos a impugnar las elecciones con todas las pruebas, con todos los elementos que ya tenemos", dijo Capriles en una entrevista con el canal privado Globovisión.

El líder opositor, que denunció irregularidades tras los comicios y supeditó su reconocimiento de los resultados a la auditoría, había dado el miércoles un plazo al CNE hasta este jueves para que diera inicio a esa revisión.

El ente electoral, que atribuyó la victoria a Maduro por el estrecho margen de 265.000 votos, anunció oficialmente la auditoría hace una semana, pero aún no ha no ha dado detalles de cómo la realizará.

Días después del anuncio de la auditoría miembros del organismo electoral advirtieron, no obstante, que no revertirá el resultado de las elecciones.

Según la prensa local, los cinco rectores del CNE —cuatro de ellos cercanos al chavismo y uno a la oposición— se reunieron este jueves, pero no trascendió ninguna comunicación.

"No vamos a perder los pasos que establecen las leyes. El siguiente paso va a ser impugnar formalmente ante la instancia jurisdiccional las elecciones, no con la expectativa de que tengamos un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que nos dé algún tipo de respuesta favorable", dijo Capriles, destacando que no cree en la independencia de la justicia venezolana y que los lapsos para que la máxima corte responda están establecidas en la ley.

El joven gobernador del estado de Miranda (norte) advirtió a los venezolanos que la impugnación "no va a ser lucha de hoy para mañana" y que si hace falta irá a instancias internacionales, pues según él también se engañó a los mandatarios, entre ellos los de la Unión de Naciones Suramericanos (UNASUR), que apoyaron la realización de la auditoria.

"Todo lo que yo he mostrado el día de hoy va a terminar recorriendo el mundo y más temprano que tarde en nuestro país va a haber una nueva elección", insistió el opositor.

La oposición teme una auditoría amañada

Capriles, que reiteró este jueves irregularidades supuestamente ocurridas en los comicios, no descarta participar en la auditoría en paralelo al proceso de impugnación.

Pero la auditoría debe ser hecha "en los términos que yo he dicho: para verificar huellas, para verificar firmas", dijo el líder opositor, y reiteró que no acudirá a una verificación "chimba" (mal hecha).

"Si nosotros no tenemos acceso a los cuadernos de votación, no vamos a participar en una auditoría que es una burla al mundo", advirtió, recordando que en algunos centros Maduro sacó más votos que Chávez. "¿Quién se come, eso?", preguntó.

La oposición teme que el CNE haga una inspección rutinaria del sistema electoral, para complacer a la comunidad internacional de la que excluya al comando de campaña de Capriles.

Sin referirse a las declaraciones de Capriles, Maduro lanzó este jueves una advertencia al opositor: "Cuidadito, cuidadito, hasta donde llega el pataleo del burgués fascista", lanzó durante la entrega de viviendas a familias pobres en un barrio del oeste de Caracas, antes de iniciar en el estado Zulia (noroeste) y con todos sus ministros "el gobierno de calle" con el que promete recorrer el país.

"Aquellos que nunca han votado por la revolución y aquellos que no votaron los llamo a trabajar también y les digo denme una oportunidad para trabajar por Venezuela, para construir la paz. Hagan oídos sordos a los llamados al odio", dijo en referencia a las movilizaciones de protesta convocadas por Capriles el 15 de abril, que terminaron según el gobierno con nueve muertos.

Maduro, investido la semana pasada pese a las denuncias opositoras, negó que haya habido fraude en las elecciones y alertó a sus simpatizantes de una supuesta "segunda emboscada violenta contra el pueblo".

Entre las denuncias de la oposición sobre irregularidades en los comicios, figuran supuestos votos emitidos por personas fallecidas o electores que sufragaron en más de una ocasión.

Sin embargo, este jueves el jefe de campaña oficialista Jorge Rodríguez aseguró en rueda de prensa que Capriles no tiene "pruebas" para demostrar el denunciado "robo" de las elecciones, "porque no ocurrió".

Capriles exige que la auditoría incluya abrir las cajas, contar los comprobantes (papeletas), comparar el resultado del conteo con el acta de escrutinio del CNE, contar los votos emitidos de acuerdo al cuaderno de votación (donde se registra el padrón electoral) y comparar la cantidad de papeletas con el número de electores que sufragaron según registran los cuadernos.

La encuestadora Datanálisis divulgó el sábado una encuesta según la cual el 70% de los venezolanos apoya una auditoría de los votos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Finalmente está la oposición venezolana 'jugando al DURO' contra esa banda de títeres castrista y super LADRONES bolivarianos chaburristas.......gentuza SIN ningún intelecto y absolutamente NADA de DIGNIDAD..... recibiendo ordenes de una China Loca y de un 'Escombro Humano' y desde un país en la más horrible catástrofe económica INDUCIDA por ellos mismos.........LINEA RECTA

Imagen de Anónimo

Esto lo explica todo.  Entren a Nuevo Accion y veran una foto de Maduro con este comentario:Aquí tienen al espúrio "presidente" de Venezuela, en la Cuba castrista en el año 1987, como parte de un grupo de estudiantes marxistas que fueron a recibir adoctrinamiento en la isla. Esta foto fue tomada en una visita realizada por dichos estudiantes a una tabacalera cubana. Nicolás Maduro Moro, aparece en el extremo derecho de la foto. Todo el mundo sabe a que iban estas "delegaciones estudiantiles" a Cuba, después de ser captados en sus respectivos países por la Inteligencia castrista. Esta es la mejor prueba de que Maduro no es chavista, sino castrista y que fue colocado en el entorno de Hugo Chávez precisamente por el castrismo, pues Maduro, no conoció a Chávez hasta muchos años después de regresar a Venezuela como una cuadro de la inteligencia castrista. Por eso, los Castro, se lo impusieron a Chávez como heredero y también por eso es que como "la ola marina, tiene un motor que camina pa' alante y otro que camina pa'atrás", porque no puede tomar ninguna decisión que no esté autorizada por Raúl y Fidel Castro