Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:42 CET.
Venezuela

La dulce derrota de Capriles

Hay victorias amargas y dulces derrotas. Si no fuera por los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), nadie diría que el heredero de Hugo Chávez se ha impuesto al candidato de la oposición, Henrique Capriles, en las presidenciales del 14 de abril en Venezuela. Las declaraciones y, sobre todo, el lenguaje corporal de los dos contrincantes parecen contradecir los resultados oficiales: el ganador tiene cara de funeral y el perdedor está eufórico.

El rostro crispado y el puño amenazador de Nicolás Maduro contrastan con la entereza manifestada por el correoso gobernador de Miranda, que ha conseguido una votación muy por encima de los pronósticos de las encuestadoras. Además, después de un pulso de cuatro días, con disturbios callejeros y ocho muertos, Capriles ha obtenido finalmente un recuento de los votos, que el CNE se ha comprometido a realizar en treinta días. La oposición ha denunciado más de 3.000 irregularidades y confía en que una revisión de las urnas invierta el resultado final, ya que Maduro ha sido declarado ganador con un margen de apenas 1,7 por ciento.

Así que el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tiene motivos para celebrar. En cambio su adversario, que ha tomado posesión en una ceremonia deslucida y con una representación internacional escasa, empieza su mandato de seis años bajo los peores auspicios. Maduro no tiene nada que temer del CNE, que está controlado por el chavismo y se encargará de no encontrar las pruebas del fraude si las hubiera. El peligro está más bien dentro de su propia agrupación política, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y los grupos de poder que sostienen el régimen bolivariano, empezando por el ejército y la boliburguesía, que se ha enriquecido a la sombra del Gobierno.

Nadie se había atrevido a criticar al delfín designado por el propio Chávez, en diciembre pasado, poco antes de ser sometido en La Habana a una última operación por un cáncer que acabaría con su vida. Ahora, empiezan a llegar los reproches por la pésima campaña electoral de Maduro. Sus diálogos con un "pajarito", supuesta reencarnación del difunto caudillo, y otras invocaciones surrealistas fueron una confirmación palmaria de que el candidato no daba la talla. Chávez suscitaba una verdadera veneración entre sus huestes. Maduro, ninguna, pero se ha beneficiado de la emoción suscitada —una especie de voto póstumo— por la muerte de su mentor.

¿Hubiera conseguido un mejor resultado el otro hombre fuerte del régimen chavista, Diosdado Cabello? Quizás no, pero el exmilitar, convertido en presidente de la Asamblea Nacional y en un hombre de negocios muy próspero, encabeza la campaña de "rectificación" para reconquistar los más de 600 mil votos chavistas que se fueron a Capriles. Por el momento no parece tener ningún plan para resolver los problemas más lacerantes del país: inflación galopante, degradación de la producción agrícola y de las infraestructuras, criminalidad desbocada.

Esas no son las prioridades de Cabello. Las suyas consisten en imponer medidas para acallar a la oposición. Ya lo está haciendo en la Asamblea Nacional, donde ha negado el uso de la palabra a los diputados que no reconocen la victoria de Nicolás Maduro. Con esa arrogancia que le caracteriza, el exmilitar había asegurado antes de las elecciones que la desaparición de Chávez era también una mala noticia para la oposición. "Él era el muro de contención de muchas de esas ideas locas que se nos ocurren a nosotros (…), el imponía su liderazgo, su prudencia y su conciencia", dijo entonces.

A Henrique Capriles le va a tocar hilar fino para no caer en las provocaciones del chavismo duro y de sus aliados cubanos, con sus conocidas técnicas de agitación y propaganda para desatar la violencia y atribuir la responsabilidad a los demás. Hasta ahora, el líder de la MUD ha logrado dosificar la firmeza y la prudencia en función de las circunstancias. Con el apoyo electoral de la mitad de la población, Capriles ha movilizado a sus simpatizantes para exigir el recuento de los votos pero, ante las amenazas del Gobierno, prefirió anular la gran marcha prevista para el pasado miércoles.

Con ese repliegue táctico, Capriles ha demostrado que tiene la capacidad política de administrar su victoria moral. Y sus esfuerzos para evitar la violencia le están dando réditos ante la comunidad internacional, que observa con cierta preocupación los acontecimientos en Venezuela. No cabe duda de que las presiones amistosas de varios presidentes latinoamericanos, convocados el jueves en Lima para una reunión extraordinaria de Unasur, han llevado a Maduro a aceptar el recuento de los votos. Se trata de una concesión simbólica, es cierto, pero es también un indicio claro del declive de la revolución bolivariana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo - 22 Abr 2013 - 5:53 pm.  Pienso que de los pocos presidenciables para el 2014 el más presidenciable es Gerardo Alckmin, ¿Por qué? si se tiene en cuenta el tiempo que estuvo junto a Covas tiene una experiencia como gobernador de 16 años al 2014, todo ese tiempo en el estado de São Paulo, que además de ser la mayor economía estadual es el mayor colegio electoral de Brasil, otra cuestión es que siempre se  ha ocupado de gobernar con la responsabilidad y la seriedad que los caracteriza y no a hacer piruetas para que lo postulen a presidente de la republica. Es cierto que soy petista y lo seguiré siendo a pesar de los pesares y de Lula, pero por encima de eso soy brasilero y demócrata por lo que aspiro a que los más preparados sean lo que gobiernen Brasil ya sean Tucanos, Petistas o PMDBistas entre otros, pero bueno esa es mi humilde opinión, lo otro sería una cuestión de Fernando Henrique Cardoso y la Cúpula Tucana, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

En Venezuela no hace falta hacer nada, NO HACER NADA es la solucion.Deben sentarse y esperar el feretro de los chavista pasar frente a su casa muy pronto,los chavistas son escorpiones que se matan entre ellos. 

Imagen de Anónimo

Anónimo del 21 de Abr - 10:26  Tiene mucha tela lo que dices, y puede que se aplique filosóficamente ese dicho que reza: "No hay mal que por bien no venga".Promover una Huelga General en protesta por unas elecciones más que fraudulentas pudiera llevar al país a una guerra civil donde los Castro manipulen y saquen tajada en beneficio propio; lo otro sería esperar el devenir y que Venezuela comience su caida libre en picada; que la gente pueda percatarse del desastre, de la desorganización a todos los niveles, falta de alimentos, de recursos...; eso los Castro no lo pueden controlar, ellos solo controlan LA REPRESIÓN, en eso son expertos, la DESINFORMACIÓN; en fin, temas de maldades.Maduro está sumamente inseguro, esa responsabilidad le queda inmensa, y eso se trasmite a los "camajanes" que tiene a su lado, tendrán que cambiarlo, y ahí vendrá el desastre ante la evidencia de que son los cubanos los que manejan descaradamente a Maduro y a Venezuela.

Imagen de Anónimo

Lo que necesita Capriles is asesoria cubana para enfrentar la asesoria cubana que tiene Maduro

Imagen de Anónimo

Esopo 2 eres un ejemplo de democrácia y respeto, siendo Petistas , eres capaz de ver en Alkimin una figura presidenciable, pena que los petistas no vieron antes que Lula tenia a Rosimary y a Dirceu de Castro como sus primeros y mejores aleados,  siendo asi, muchos petistas continúan pasando trabajo y militando conscientemente por las causas del pueblo mientras otros están millonários por los golpes que Dirceu de Castro que se formó ne Cuba , le propicia a su propio pueblo y su própio partido. Saludos y que Dios continúe iluminandote junto a tu família.

Imagen de Anónimo

Coincido con Esopo un excelente analisis  de Bertrand  De La  Grange ,a Venezuela le han arrebatado la oportunidad de salir del oscurantismo y el atraso en que la ha sumido el castro - chavismo e intentar reinsertarse dentro del marco de un pais civilizado.Capriles venciendo infinidad de obstáculos  ha hecho un gran trabajo,pero le faltó el apoyo de una mitad del  pueblo Venezolano con la madurez y visión política suficiente como para salvarse a si mismo de la manipulación y propaganda engañosa del engendro castro - chavista promotor de un modelo fracasado,obsoleto,totalitario  y dictatorial que arruinará a Venezuela como ha arruinado y destruido ya a Cuba moral y materialmente.

Imagen de Anónimo

En la foto parece un pitcher de los Rojos de Cincinati cantando el himno americano = mejor que un guaguero bigotudo con cara de reprimido sexual; pero aun poco presidencial.El Mongo

Imagen de Anónimo

Que se cuide Capriles, que el Diablodado Maduro tiene asesores expertos en desapariciones en avionetas, accidentes de tráfico, inyecciones letales, etc., que lo pueden quitar del medio. Lo mejor es, lo que comentó alguien, que se valla pa Miami antes que lo pulvericen.

Imagen de Anónimo

caballeros .....y damas...no divaguen mas...la tirania cubana no va a dejar la gallina de los huevos de oro...estas son las ultimas elecciones en venezuela (y no estoy diciendo que hayn sido democraticas...) las proximas seran estilo cuba y va que jode...a Capriles, MIS RESPETOS....que se vaya a Miami, que haga carrera politica alla, para que ayude a los venezolanos y los cubanos de la diaspora, pues en venezuela, le espera un atentado o la carcel...

Imagen de Anónimo

 No ha sido derrotado a quien elecciones le han robado.!!!CAPILES PRESIDENTE!!!