Jueves, 14 de Diciembre de 2017
22:57 CET.
Venezuela

El hombre que hablaba con los pájaros

Nicolás Maduro percibió que un pajarito le hablaba. En un primer momento pensó que era el pájaro chogüí, una criatura usualmente amistosa y parlanchina, pero, como es una persona sagaz, entrenada por los cubanos en los diferentes tipos de trinos, rápidamente  se dio cuenta de que era Hugo Chávez.

Maduro, un señor educado, sensible y espiritual, discípulo de Sai Baba, le respondió al pajarito. Maduro domina la onomatopeya como nadie. Puede imitar los sonidos de las aves, de los burros, incluso de las personas. En todo caso, fue un sonoro y profundo intercambio de silbidos cargado de emotividad.

La conversación fue larga y tendida. Nicolás es bonachón y conversador. El pájaro también. Era locuaz, como Chávez. Si Chávez reencarna en un pájaro, no va a hacerlo en un ave parca y circunspecta, sino en una criatura capaz de trinar durante horas, como si estuviera en la ONU poniendo en su lugar a Bush, ese siniestro Míster Danger.

La última vez que Maduro habló con Chávez, más o menos en vida, la conversación duró cinco horas. Es posible que en esta oportunidad haya sucedido lo mismo. Al fin y al cabo, era más difícil (y cruel) hablar cinco horas con una persona moribunda, en coma, con la garganta perforada por una traqueotomía, que comunicarse con un pajarito sano y volador con ganas de parlotear.

A mí no me sorprende que Maduro hable con los pajaritos. Me enternece. No es el primer caso que conozco. Cerca de mi casa madrileña, en el parque de Santa Ana, había un tipo que hablaba con las palomas. Le llamaban "Pepe el Palomero".

Pepe les arrojaba pedacitos de  pan a las palomas y, mientras lo rodeaban, les soltaba unos largos discursos sobre la monarquía. Las palomas no se iban en tanto durara la ración de pan, lo que indica que respondían mejor a las recompensas materiales que a la argumentación ideológica. (Parece que eran palomas chavistas o, al menos, corrompidas por una variedad elemental del neopopulismo.)

A veces, mientras Pepe el Palomero hablaba con las palomas, yo trataba de mediar en la conversación. Pepe afirmaba que había sido amigo de Alfonso XIII, lo cual era improbable porque D. Alfonso se había largado de España en 1931, antes de su nacimiento. (El nacimiento de Pepe, no el de Alfonso, querido lector, no se me haga el gracioso.)

Cuando le hice esa objeción, Pepe el Palomero me respondió con una lógica aplastante: "los que hablamos con los pájaros  somos capaces de cualquier prodigio". Y, entonces, bajó la voz, miró en varias direcciones, y me hizo una conmovedora confesión que nunca he podido olvidar: "yo soy una paloma que ha encarnado en un hombre". (O sea, lo mismo que le ocurrió a Chávez, pero al revés.)

Este interesante fenómeno de la transmutación de hombres y aves no duró excesivamente. Una tarde de invierno, Pepe el Palomero desapareció ante nuestros ojos. Se lo llevó una ambulancia. Para evitar escándalos, uno de los enfermeros, mientras le ponía un camisón blanco, largo y enguatado, para que no se hiciera daño, le dijo que él también era una paloma disfrazada de enfermero, personalmente adiestrada por Alfred Hitchcock para desempeñar ese rol. Se lo llevaban, afirmó, a un bello palomar donde podría conversar con muchas criaturas semejantes a él.

Pepe parecía feliz. Se despidió de mí saludando con la mano como un político en medio de una campaña. El enfermero-paloma (o al revés), situado a sus espaldas, donde Pepe no lo podía ver, hacía círculos con su dedo índice sobre la sien, con más melancolía que burla.

Hasta creo que silabeó una palabra con sus labios, pero sin llegar a pronunciarla. Me parece que dijo: es-qui-zo-fre-nia. No lo entendí bien.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 22 ]

Imagen de Anónimo

Muy bueno el articulo. Humor, sarcasmo, autocritica. Por eso me gusta leer a Montaner.Por cierto, un detalle ... si a Pepe el Palomero le habian puesto una camisa de fuerza para montarlo a la ambulancia, no podia estar haciendo esos gestos con la mano. Pero igual DA !!! El articulo se puede leer como un corto filmico.Genial ...

Imagen de Anónimo

Gabonice, entienda Ud que esa practica es similar a los cuc en Cuba, es para controlar y dominar economicamente a la poblacion, ademas poder adquisitivo para que si dicen que en Venezuela las bodegas no tienen mercancias. Imitando a Cuba en todo, para su desgracia.

Imagen de Anónimo

Penoso por lo “soso”. Si va a hacer algo irónico que sea ocurrente y tenga sazón. San Francisco era el que predicaba a los pajarillos. Se sobreestima a Montaner.

Imagen de Anónimo

Creo que si el pajaro fue capaz de hablar, los venenzolanos deben considerar la posibilidad de sustituir su candidato oficialista, inidscutiblemente Maduro tiene menos cerebro, el pajaro seria mejor candidato, lo ha demostrado, ademas estoy convencido que dentro del chavismo muchos lo entenderian mejor que a Dolitle bigote.el principeno

Imagen de Anónimo

para anonimo 6 de abril 11.23pm....compadre usted es el mejor.....no se quien eres, pero en varias ocasiones he leido aqui cosas parecidas de una tal anonimo y si siempre eres tu....mis felicitaciones!!! con pocas palabras, la esencia queda mas que clara! 

Imagen de Anónimo

Gabonice - 6 Abr 2013 - 11:12 pm: Y crees tu que el actual pueblo venezolano votaria por un politico coherente y con un discurso racional y equilibrado? La historia mas reciente nos prueba lo que ocurrira.

Imagen de Anónimo

pero hay un camino, por Willie Colon:http://www.youtube.com/watch?v=RQBQ-1QJKtc

Imagen de Anónimo

Maduro es el titere de los Castro. Maduro representa petroleo barato para la dictadura cubana, y tiene que ganar las elecciones aunque haya que hacer fraude. El fin justifica los medios. Vamos a ver si los Castro pueden llegar a gobernar Venezuela tambien, porque Maduro es un inepto. Pobre Venezuela si ganan los Castro.

Imagen de Anónimo

Entre el pajarito de Maduro, la moringa de Fidel y la vieja terca de Argentina el ALBA se parece cada vez más a Mazorra.

Imagen de Gabonice

Lo que yo no entiendo como este hombre (Nicolás) piensa convencer a los venezolanos que con esas estupideces en la cabeza puede ser el Presidente de un país. Podrá ganar las elecciones, para ello cuenta con las máquinas electorales manipuladas, los cooperantes cubanos que votan dos y tres veces, ofreciendo regalar autos a los militares. Y para los ciudadanos que: Devaluación de la moneda que implica bajar el poder adquisitivo de los ciudadanos.