Martes, 12 de Diciembre de 2017
20:40 CET.
Corea del Norte

Pyongyang corta la única línea de comunicación militar con Seúl

Archivado en

Corea del Norte anunció este miércoles su decisión de cortar la única línea de comunicación militar que mantenía con Corea del Sur y que gestiona el acceso al complejo industrial común de Kaesong, en medio de una escalada de tensión entre los dos países.

La medida es la última de una serie de advertencias por parte del Pyongyang como respuesta a nuevas sanciones impuestas por la ONU luego de su tercera prueba nuclear en febrero, y a ejercicios militares que están llevando a cabo en conjunto Estados Unidos y Corea del Sur, informa Reuters.

Corea del Norte ya ha dejado de responder los llamados de los militares estadounidenses que supervisan la fuertemente armada Zona Desmilitarizada (ZDM) y la línea de la Cruz Roja que habían usado los gobiernos de ambas partes.

"En una situación en la que una guerra pueda surgir en cualquier momento, no hay necesidad de mantener comunicaciones militares entre el norte y el sur", dijo un portavoz militar citado por la agencia de noticias KCNA de Pyongyang.

"No existe ningún canal de diálogo ni comunicaciones entre la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) y Estados Unidos ni entre el norte y el sur (de la península coreana)", agregó.

Pese a la dura retórica, pocos creen que Corea del Norte se arriesgue a iniciar formalmente un conflicto bélico.

Ambas Coreas aún están técnicamente en guerra dado que su conflicto civil entre 1950 y 1953 terminó con un armisticio —no un tratado— que el norte dice que ha sido hecho añicos.

El "canal de diálogo" es usado diariamente para procesar información de surcoreanos que trabajan en el proyecto industrial Kaesong, donde 123 firmas de Corea del Sur emplean a más de 50.000 norcoreanos en la fabricación de productos para el hogar.

Según EFE, cada día Seúl notifica a Pyongyang el número de personas y vehículos surcoreanos que cruzarán la frontera para acceder al complejo. Este miércoles accedieron a él 457 surcoreanos para diversos cometidos, indicó el ministerio de Unificación.

El de Kaesong es el último proyecto conjunto que queda activo entre ambas Coreas después de que Seúl cortó la mayor parte de la asistencia y el comercio como respuesta al tiroteo contra un turista surcoreano por parte de Pyongyang y al hundimiento de una embarcación, del cual responsabiliza a su vecino del norte.

Kaesong es además uno de los pocos proyectos generadores de dinero para Corea del Norte. Produce 2.000 millones de dólares anuales en comercio con el sur y es poco probable que Pyongyang vaya a cerrarlo, salvo como último recurso.

El portavoz militar de Corea del Norte, que representa a su "comando supremo" no mencionó a Kaesong, que ha sufrido cierres temporarios previamente.

Por su parte, el Gobierno de Corea del Sur dijo que tomaría medidas para asegurarse la seguridad de sus trabajadores del complejo, aunque no brindó detalles al respecto.

La tensión como estrategia

La insistente campaña de amenazas de Corea del Norte responde, según analistas, a la doble estrategia del joven dictador Kim Jong-un de reafirmar el control interno y elevar su poder de negociación en el exterior.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez Pyongyang ha mantenido hasta tres semanas su elevada retórica belicista, un hecho que, dicen expertos citados por EFE, no implica necesariamente una mayor posibilidad de que cumpla su amenaza, sino que responde más bien a una elaborada estrategia política de doble vía.

"El principal objetivo de las amenazas norcoreanas es interno y consiste en fortalecer el control de la población y del Ejército", explicó el investigador Chang Yong-seok, del Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la prestigiosa Universidad Nacional de Seúl.

Chang cree que, al elevar la tensión mediante continuas advertencias de guerra inminente, el régimen es capaz de generar unidad interna contra Corea del Sur y Estados Unidos, países a los que estos días acusa de plantear una grave "amenaza" a su seguridad.

Por su parte, el veterano analista político Shim Jae-hoon recuerda que "la economía norcoreana ha empeorado" por el deterioro de sus lazos comerciales con el exterior, lo que ha llevado a Kim Jong-un a adoptar la "posición defensiva" de arengar a su pueblo para cubrir su incapacidad de alimentarlo.

En segundo lugar, Corea del Norte utiliza el poder y la repercusión de sus amenazas para "presionar a Estados Unidos y Corea del Sur con el objetivo de que se sienten a negociar", asegura.

En ocasiones anteriores, recuerda el especialista, se han alternado episodios de enfrentamiento y distensión, y el régimen ha logrado importantes concesiones de sus "enemigos" en forma de ayuda humanitaria y otros tipos de asistencia, como materiales de construcción o energía.

Paradójicamente, el Gobierno de Corea del Sur anunció este miércoles su intención de prestar ayuda humanitaria al Norte, independientemente de las hostilidades del régimen, con el objetivo de construir un "proceso de confianza" y reconducir las relaciones en el futuro.

Seúl también aseguró que propondrá este año a Pyongyang una nueva reunión de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53), evento organizado por la Cruz Roja para que parientes al Norte y Sur de la frontera puedan tomar contacto por breves días tras décadas de división.

Mientras, el Ejército surcoreano "vigila de cerca" a las tropas del Norte y se mantiene en alerta, indicó a EFE uno de sus portavoces, que a pesar de las amenazas aseguró no haber detectado signos de un posible ataque de las fuerzas del país vecino.

Seúl y Washington llevan a cabo desde el pasado día 1 el ejercicio militar Foal Eagle, de dos meses de duración, que el Norte califica de "ensayo de invasión" a su territorio.

Estados Unidos mantiene unos 28.500 efectivos militares en Corea del Sur, y se ha comprometido a defender a su aliado ante un hipotético ataque del Norte.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

LECTOR707: El caso es que el reyecito norcoreano quiere hacerse sentir y para ello chantajea con los cohetes nucleares una vez más para que le den ayuda humanitaria que disminuya un poco la hambruna crónica que padece el pueblo. Ayuda que nunca ellos mencionan de dónde procede, por supuesto y que va en su mayor parte a mantener bien alimentada y contenta a la nomenklatura concentrada en Pyongyang.  El desgraciado pueblo norcoreano está condenado más que a un final con horror, a un horror sin final.

Imagen de Anónimo

Creo que si a este dictadorcillo norcoreano se le ocurre tirar un cohetico, de seguro le explotará en su cabezota de tuerca; la Yuma desde Reagan posee un Escudo Antimisiles que lo han ido mejorando; ahora resulta que los chinos estan protestando porque los yumas quieren ampliar esa protección.........Al final todo es bla, bla, bla del Cabeza e' pole de North Korea........en realidad el tipo está picao por no poder bailar el GANGNAM STYLE de los coreanos del sur. Mensaje para Kim Jong: 어머니 김 종에 똥. Cubano Libre.

Imagen de Anónimo

El gobierno norcoreano no me despierta ninguna afinidad pero la guerra nunca es la major solucion para nada, el saldo de una guerra es simepre negativo para ambas partas. Es negativo economicamente, politicamente y por encima de todo devastador humanitariamente. Que sacaria el mundo de un masivo bombardeo a norcorea como antesala de una invasion territorial? Enormes gastos en recursos, dramatica desestabilizacion de la economia mundial y veiente millones de vidas humanas directamente afectadas por muerte, mutilacion o depauperacion economica?No quiero ser sinico o inocente, no tengo una solucion para el problema Coreano, o el Israelo-Palestino o el Saudi... pero no alcanzo a ver que una guerra nunca fuese la solucion para ninguno de ellos.Irak fue un claro ejemplo, dejando ideologia a un lado, y aclarando mi total desagrado con el ex-regimen de Husein, si invadimos Irack para liberar a un pueblo la matematica no funciono muy bien a nuestro favor. La guerra y la inestabilidad han costado mas vidas humanas que las que Husein arrebato a su propio pueblo.Si los norcoreanos quieren ser un pueblo libre que se levante contra su opresor y mi mano estara habierta para ellos. Entre tanto debemos insistir sin desperar en tender puentes y dejar claro a quienes oprimen que no les aceptamos y a los oprimidos que estaremos por ellos listos para ayudar cuando la luz de los eventos historicos habra sus alamedas a la prosperidad y la justicia.

Imagen de Anónimo

EE.UU. ya tiene que arrasar con esos locos hdp , o el mundo sufrirá la consecuencia, ...que aniquile a todos esos pigmeos amarillos comunistas, y de un zarpazo...empezando por el subnormal que dirige ese país de locos...pero de un zarpazo...¡Obama mijo despierta, o te comen el pastel!