Lunes, 18 de Diciembre de 2017
17:43 CET.
Venezuela

Prensa: La Habana convirtió el CIMEQ en un 'estudio de Hollywood' para fotografiar a Chávez

Los pasillos del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ) de La Habana, donde es tratado el presidente venezolano, Hugo Chávez, parecían "un estudio de Hollywood" el jueves, cuando fueron tomadas las fotos del gobernante destinadas a respaldar la versión de Caracas sobre su estado, informa el diario español La Razón citando a empleados del hospital.

"Iluminadores del Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC), el fotógrafo de los Castro y un maquillador profesional", fueron trasladados hasta el CIMEQ, indicó el periódico en su edición impresa.

La noche del 14 de febrero, el mandatario "fue levantado y ayudado a vestirse" con ropa deportiva.

"Trajeron el diario Granma para demostrar la fecha de las fotos, y llamaron a sus dos hijas", dijo el empleado.

El cuello de la chaqueta "fue acomodado para que no se observara la traqueotomía. Más tarde las fotos fueron retocadas con photoshop, colorando el rostro del comandante", señaló la fuente.

Añadió que al CIMEQ fue trasladada también una cámara de vídeo, por lo que en los próximos días más imágenes podrían ver la luz.

El Gobierno venezolano publicó el viernes las primeras fotos de Chávez desde que el mandatario fuera operado en la Isla por cuarta vez el pasado 11 de diciembre debido al cáncer que padece.

En las imágenes, Chávez aparece sonriente, acostado y acompañado por sus hijas María Gabriela y Rosa Virginia. El mandatario solo es mostrado del pecho hacia arriba.

Según la cadena Telesur, el ministro de Información, Ernesto Villegas dijo que Chávez tiene colocada "una cánula traqueal que le dificulta el habla".

Este detalle pone en duda anteriores reportes del Gobierno venezolano, según los cuales Chávez habla con sus ministros e imparte órdenes.

Dos meses después de la intervención quirúrgica, "el paciente se mantiene consciente, con integridad de las funciones intelectuales y al frente de las tareas inherente a su cargo", dijo Villegas.

La infección respiratoria que afectó al mandatario tras la operación del 11 de diciembre "fue controlada, aunque persiste un cierto grado de incidencia que está siendo debidamente tratada", indicó.

El diario español ABC, que ha publicado varias filtraciones sobre la situación de Chávez, consideró que las declaraciones de Villegas confirman los reportes sobre la gravedad del mandatario y puso en duda la veracidad de la imagen que muestran las fotografías.

"La foto oficial que el Gobierno venezolano ha distribuido no cuadra con la de un paciente con cáncer terminal que ha sido operado cuatro veces para detener la metástasis. Ni tampoco se corresponde con la de un enfermo que en menos de dos meses ha superado una cirugía para cortar gran parte de su intestino, un fallo renal que deja inutilizado los riñones, una grave infección respiratoria y ha estado en coma inducido para soportar su situación", resaltó el diario.

"La explicación es que la lozanía que luce Chávez es solo una imagen con trampa", agregóABC citando opiniones de médicos intensivistas.

"Lo primero que llama la atención es la postura. Aparece prácticamente tumbado, cuando lo natural es estar más erguido para leer", destacó. Chávez "parece tan débil que  es incapaz de mantenerse sentado", dijeron los especialistas.

"Esta foto tan cuidada tampoco permite ver ni un catéter, ni un cable, ni una sonda urinaria que con toda seguridad se esconden bajo la cama", amplió el diario.

¿Puede Chávez gobernar?

La publicación de las primeras fotografías de Chávez desde su última operación en Cuba trajo alivio a muchos de sus seguidores, que crearon en Twitter la etiqueta #ChávezViveySonríe, pero dejó sin respuesta la pregunta de si está en condiciones de volver a Venezuela para gobernar, consideraron expertos consultados por la agencia AFP.

"Aunque las fotografías traen calma a una parte de los venezolanos, principalmente a los simpatizantes de Chávez, no son un elemento contundente que señale un escenario de recuperación del presidente y de que es capaz de retomar sus funciones", dijo a la AFP el sociólogo Ignacio Ávalos.

"Sigue la incertidumbre política", subrayó Ávalos, catedrático de la Universidad Central de Venezuela.

Caracas nunca ha informado qué tipo de cáncer sufre el mandatario, la fase de la enfermedad, los órganos afectados y las características de las intervenciones a las que se ha sometido en Cuba desde 2011.

En una sociedad partida literalmente en dos como la venezolana, Ávalos señaló que las imágenes del viernes fueron percibidas de forma "polarizada".

"Los chavistas dicen 'el presidente no está tan mal como se decía', y los opositores hablan de un 'montaje' o destacan su incapacidad para hablar", dijo.

El líder opositor Henrique Capriles insistió el viernes en que el Gobierno "miente" sobre la salud del mandatario, porque hace unos días aseguraba que podía hablar y "ahora dicen que no puede".

El yerno de Chávez, Jorge Arreaza, ministro de Ciencia y Tecnología, detalló que el mandatario "tiene dificultad para comunicarse verbalmente" aunque "comunica perfectamente sus decisiones" así sea de forma escrita.

A la vez, Arreaza advirtió de que se trata de "una recuperación lenta, un proceso que implica tratamiento muy duro que puede tener reacciones adversas".

A Chávez, le queda un "buen trecho" para recuperarse, indicó su yerno, sin aventurar una fecha de retorno del presidente, reelecto el pasado octubre para un nuevo periodo de seis años.

Ávalos destacó que acciones paralelas del Gobierno despiertan suspicacia en parte de la sociedad venezolana.

"Por un lado, están las fotos de Chávez y la posibilidad de que regrese o no al mando y, por otro, se ve al vicepresidente (Nicolás) Maduro en lo que es más o menos una campaña electoral: inaugura obras, habla en televisión y eso apunta a una campaña de posicionamiento de alguien que no era tan visible", dijo.

Maduro fue designado por Chávez como su sucesor en caso de que quedara "inhabilitado" para gobernar y tuvieran que realizarse nuevas elecciones.

La decisión fue comunicada al país por el propio mandatario el 8 de diciembre, dos días antes de partir a La Habana para su nueva operación.

Chávez no pudo asistir a su toma de posesión el 10 de enero como estaba previsto, pero el Tribunal Supremo autorizó que lo hiciera más adelante, cuando estuviera en condiciones, así como que su Gobierno del mandato 2007-2012 siguiera en funciones.

El presidente venezolano cuenta con un permiso indefinido de la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, para permanecer en Cuba el tiempo necesario hasta que se recupere.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.