Miércoles, 23 de Agosto de 2017
02:02 CEST.
Colombia

Monólogo y vedetismo

Archivado en

La única seña clara que le queda a la cúpula de las FARC de la ideología que dicen que los impulsó a tomar el camino de la guerra en 1964 es su habilidad para utilizar la propaganda y acreditarse como la voz legítima del pueblo. Solo que esa es una fórmula vencida por el amasiato de dos factores: el tiempo y el expediente de la narco guerrilla.

Una generación de jefes se fue al monte hace más de medio siglo con el anuncio de la creación de un ejército popular que repartiría la tierra de los latifundios a los campesinos. Lo que hicieron fue armar unas bandas de traficantes y secuestradores que repartieron la tierra, pero entre ellos y sus frentes de batalla.

Así sacaron de sus lugares de origen a miles de familias colombianas. Ahora están atascados en sus viejas trincheras asediadas por el ejército y en sus viejas ideas superadas por una realidad que, para bien o para mal, ha cambiado la vida en el continente y los llama a ponerse otros trajes sobre sus disfraces de héroes.

Este verano dieron los primeros pasos para el cambio de ropa. Firmaron en La Habana (el patio de sus abuelos) un acuerdo para iniciar un diálogo de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Enseguida iniciaron un show mediático con anuncios, reclamos y exhibiciones en un escenario demodé en el que aparecen unos comandantes sin estrellas que usan, por ejemplo, el alias misterioso de José Pérez Morales, aunque su verdadero nombre es Juan Morales Pérez.

Están confundidos sobre los puntos a negociar y no tienen fechas para los plazos del fin del conflicto. Eso sí, está estructurado el plan para robar cámaras. El martes anunciaron un alto al fuego unilateral y lo violaron a las pocas horas. Después presentaron una guerrillera holandesa, con nombre de guerra y talante de vedette revolucionaria, que recitó un catálogo de lugares comunes ante una estatua de Ernesto Guevara.

La delegación gubernamental no habla. Cuba es la cálida sala de prensa de quienes han organizado un monólogo promocional de la FARC y nada más representan a los colombianos en los manuales políticos desfasados y en los perecederos titulares de las noticias.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.