Lunes, 18 de Diciembre de 2017
15:51 CET.
Venezuela

«Una mayoría marcó una nueva pauta»

El alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma Díaz, abogado de profesión, ex diputado, ex senador y ex gobernador, ha transitado por casi todos los estamentos de la política venezolana. Quizás por ello, y por su creciente liderazgo en las filas de la oposición antichavista, su nombre suene como posible candidato presidencial para las elecciones de 2012, frente a un Hugo Chávez herido pero aún con altas cotas de popularidad.

El domingo pasado, la Mesa de la Unidad Democrática conquistó 65 diputados en los comicios legislativos, frente a los 98 del Partido Socialista Unido de Venezuela. El avance en la Asamblea Nacional y la paridad de votos entre las dos principales tendencias políticas ha significado el disparo de salida hacia unas presidenciales en las que Ledezma tendrá mucho que decir.

¿Por qué Venezuela ha decidido poner algo de límite al poder de Hugo Chávez?

Porque nuestro pueblo está defendiendo su democracia. Lo que estaba en juego el domingo no era simplemente la elección de unos parlamentarios, sino el destino relacionado con la libertad que nuestro país ha venido disfrutando en las últimas décadas. Por eso, una mayoría marcó una nueva pauta y se dibuja un panorama político diferente a partir de este momento. Ésa es una señal que debe tomar en cuenta el presidente de la República, que no puede seguir jugando al autoritarismo.

¿Existe el peligro de que la Asamblea Nacional en funciones use su mayoría y legisle en temas sensibles de aquí a enero? Chávez acaba de advertir: "Compren alpargatas que lo que viene es joropo...".

Desde el punto de vista ético, la Asamblea que llega a su término no debería producir leyes orgánicas, ni tomar decisiones que alteraran los principios de la Constitución nacional. Esas declaraciones del presidente reflejan su talante provocador. Quiere generar conflictos. Nosotros le dejamos claro que ya hay una asamblea nueva que se eligió este domingo y que la asamblea moribunda tiene un plazo fijo.

En todo caso, no vamos a caer en provocaciones. Vamos a seguir conduciendo al pueblo por la senda de la democracia y resolveremos estos problemas por la vía institucional. Sabiendo los riesgos, nos asisten la paciencia y la cordura.

¿Pueden el presidente y la Asamblea modificar nuevamente la ley electoral, de cara a las presidenciales de 2012?

El presidente puede hacer cualquier cosa, pero todo lo que haga y esté reñido con la moral y con el Estado de derecho, sería un golpe de Estado. Estamos a dos años de la elección presidencial. Hay que tener paciencia y saber conducir esos escenarios. Y si se ponen a inventar más de lo que han inventado, van a tener como respuesta lo mismo que el pueblo respondió el pasado domingo.

Ante la modificación de la ley electoral, el pueblo le dio más votos a la alternativa democrática y ha quedado al descubierto el fraude que nosotros habíamos advertido.

¿Se ve usted como candidato presidencial de la oposición?

Me veo como parte de la unidad [opositora], de una unidad que vamos a seguir consolidando.

La oposición ha rechazado pedir un referéndum revocatorio contra Chávez. ¿Esto significa que se concentrarán en las presidenciales de 2012?

El objetivo y la prioridad son el país. El país no necesita más provocaciones ni más confrontación. Le digo al presidente que se deje de estar proponiendo confrontaciones y que llame al diálogo. Y que deje el apuro, que tenga paciencia, porque el revocatorio lo tendrá en 2012.

Después de que usted ganara las municipales en Caracas, Chávez vació de contenido su alcaldía. ¿Qué puede hacer la nueva Asamblea para restituirle el presupuesto y las atribuciones?

A pesar de que nos quitaron los recursos y las competencias, el domingo pasado le ganamos en Caracas. Nosotros esperamos que progresivamente se vaya restableciendo el orden.

¿Hay nerviosismo en La Habana por los posibles nuevos destinos de Venezuela?

Les preocupa mucho lo que ocurra con el gobierno de Chávez, porque esta es su caja de financiamiento. Somos el único país del mundo que está financiando la importación de un modelo: financiamos la invasión que hace Cuba a Venezuela.

Ningún convenio que sea contrario al interés del país debe sostenerse, como tampoco ninguna operación financiera que lesione los intereses económicos de Venezuela. Una cosa son las relaciones con todos los pueblos del mundo y otra es que dichas relaciones tengan un costo para el país.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.