Lunes, 26 de Agosto de 2019
Última actualización: 06:18 CEST
REPRESIÓN

Un carretillero que desafió el decomiso de su mercancía apelará una sentencia de cuatro años

Alexei Rodríguez Martínez. (FACEBOOK/FNCA)

El cuentapropista Alexei Rodríguez Martínez, quien desafió a inspectores durante un operativo en el que intentaron decomisarle sus mercancías, apelará una condena de cuatro años de prisión impuesta por el Tribunal Municipal de Holguín.

"Le pedían tres años y cuando fuimos a recoger la sentencia, le vino cuatro años y por eso apelamos", dijo su padre Alexis Rodríguez Quevedo a Radio Televisión Martí.

Rodríguez Martínez fue protagonista de un vídeo que circuló en las redes sociales sobre una operación de confiscación de productos agrícolas en Holguín. El 14 de enero de 2019 el joven prefirió volcar lo que vendía antes que acatar la orden de los inspectores. Ese día pudo filmar también el decomiso de las mercancías de otro de los carretilleros.

Según declaró entonces el sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo, las autoridades le impusieron una multa por "desorden público" y lo liberaron ese mismo día, pero al siguiente (15 de enero) "lo arrestaron nuevamente y lo enviaron a la cárcel".

La confiscación del conocido en Cuba como "carretillero" terminó en una protesta contra el régimen con acusaciones al Gobierno de Miguel Díaz-Canel de "matar de hambre" al pueblo y frases de repudio dirigidas al sustituto de Raúl Castro.

En el juicio, celebrado seis meses después de estar encerrado en la Prisión Provincial de Holguín, Alexei Rodríguez fue condenado a cuatro años de cárcel, un año más de lo que había pedido la Fiscalía.

"Por lo que hizo no se supone que le hubieran echado cuatro años porque él dijo la verdad", declaró su padre a Radio Martí.

El señor denunció además que presos comunes confabulados con la Seguridad del Estado buscan provocar a su hijo en prisión "para complicarlo más todavía".

Desde 2017 La Habana ha venido limitando los permisos de los vendedores ambulantes de productos agrícolas y decomisando sus productos en medio de numerosas críticas. Estas licencias están entre las que el Gobierno decidió dejar de entregar en agosto de 2017 dentro de un conjunto de regulaciones para controlar el sector privado.