Lunes, 26 de Agosto de 2019
Última actualización: 01:22 CEST
Exilio

EEUU niega la residencia al opositor Ramón Saúl Sánchez, quien podría ser deportado a la Isla

Ramón Saúl Sánchez. (DIARIO LAS AMÉRICAS)

El opositor cubano Ramón Saúl Sánchez ha quedado expuesto por segunda vez a una eventual deportación a Cuba, tras la denegación de una solicitud de residencia permanente en EEUU.

El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (USCIS) se opuso a otorgar la residencia a Sánchez a causa de su activismo militante, algo que el organismo calificó como una "afrenta" para EEUU.

"Entre las justificaciones para negarme la residencia están las flotillas por la libertad de Cuba y las huelgas de hambre que realicé. Según los funcionarios, estas actividades confrontaban a Estados Unidos. Eso es falso, a quien único confronté fue al régimen de Cuba", declaró el opositor al diario El Nuevo Herald.

Según explicó el presidente del Movimiento Democracia a Diario Las Américas, en el documento de 17 páginas enviado por USCIS a su domicilio en Miami también se menciona como argumento para negarle la green card "esa discreción que tienen los oficiales de Inmigración para actuar en este caso en el que llevo ya muchos años."

Sánchez presentó por primera vez una solicitud de residencia permanente en el año 2002 y cuatro años después la autoridad de Inmigración respondió de manera negativa. Días más tarde, su abogado presentó otra solicitud, que al resolverse en contra de Sánchez, lo deja a las puertas de un posible proceso de deportación.

"Ahora tengo que seguir los recursos legales, por eso mi abogado va a presentar una primera moción de reconsideración al mismo USCIS, basado en errores que hay en esa carta de 17 páginas", señaló el opositor.

Sánchez afirmó que la primera denegación surgió después de una supuesta reunión entre funcionarios de Inmigración de Cuba con sus homólogos en Miami.

"Yo solicité la residencia hace 17 años y me la negaron 14 años después, cuando una comisión de Inmigración de Cuba vino y se reunió con Inmigración en Miami y, cuando eso sucedió, una semana después recibí la negativa de aquella solicitud", contó.

Agregó que no descarta que detrás de la decisión tomada por Inmigración haya "funcionarios" cercanos a las políticas del expresidente Barack Obama. "En esto puede haber algo de política", advirtió.

La llegada de Sánchez a Estados Unidos se remonta al año 1967, un año después de que se promulgara la Ley de Ajuste Cubano, legislación a la que no quiso acogerse por considerar una "traición" a su patria el hecho de que elegirla condujera a una segunda nacionalidad.

"Si me niegan la apelación tendría que tomar una decisión. Yo no quiero terminar mis días en un lugar tratando de sobrevivir para que el régimen no me mate, y mientras tanto sigo apelando por mi derecho de poder entrar a mi país y que me fusilen", puntualizó el líder cubano en el exilio.

7 comentarios

Imagen de El viajero

En mi ultimo viaje a USA fui a ver a una amiga cubana ya mayor que me pidió que la acompañara a la Oficina del Departamento de Estado.  Es un caso muy Sui géneris.  Esta señora cubana exilada viaja con un pasaporte diplomático cubano de antes de la revolución.  Era hija de un diplomático que cuando nació la inscribió en el país donde estaba como hija de diplomático.  Siempre renueva el pasaporte en ese país. Y por supuesto cuando viaja al regresar a EEUU siempre tiene algún tipo de problema con emigración.  El funcionario del DS fue muy amable  y paciente ecuchandole todas las quejas. Había  escrito al DS y no se  cuantas Oficinas mas para resolver el problema de que le hicieran 20 preguntas al entrar, etc, etc.  Para hacer el cuento corto, a la mitad de la conversación el funcionario le sugiere que se haga ciudadana americana diciéndole que ella estaba en EEUU desde 1961 y que podía hacerlo perfectamente. Al oír la sugerencia le contesto al momento: " NO, cuando yo vine a este país ya yo tenia  bandera".  Levanto la mano esta vez con el dedo índice señalando afirmación y certeza y repitió: "Yo tengo bandera".  Bueno, La cosa continuo hablado de las cartas al DS, inmigración y varias oficinas mas. Al final el americano ya un poco exasperado le confiesa:  "Mire señora, olvidese usted del Departamento de Estado, de Emigración y de todas esas oficinas,  después de Septiembre 11, aquí todos estamos bajo NATIONAL SECURITY.  Ramón Saul Sanchez ha roto todo los records de cubania.  Es casi "El Apóstol de la nacionalidad cubana".  Sin lugar a dudas se merece el titulo de: "El Cubanisimo". 

Imagen de Amadeus

Hay algo raro en esta historia que no acabo de entender.

Imagen de Pamela Landy

Igualmente le deseo mucha suerte a Ramón Saul Sánchez. Como dice Viajero, "no se puede ser más papista que el Papa", por lo que no comprendo, al igual que Balsero, por qué Ramón no se acogió a la Ley de Ajuste. En este caso me barrunto lo mismo que JLAnzuelo: en esta historia hay algo que se tapa, por la razón que sea. Pienso que si alguien puede demostrar "miedo creíble" con respecto a la satrapía de la isla precisamente esa persona se llama Ramón Saul Sánchez. Esperaré con paciencia qué tiene que decir Willy Allen, abogado especialista en inmigración, sobre este caso en particular. Independiente de lo que el letrado exprese, me parece una decisión muy injusta por parte de las autoridades norteamericanas.

Imagen de Juanma

  Tenías que haberte tragado tu ombliguismo patriotero cubano, un mal del que padecen algunos cubanos, y haberte acogido a la Ley de Ajuste, y todos los problemas de tu status estarían resueltos desde hace 40 y pico de anos...El acogerse a la Ley de Ajuste no significaba necesariamente convertirse en ciudadano norteamericano, o es que No comprendiste eso tampoco...Mucha suerte te deseo en esta lucha que bien te podías haber ahorrado...La lucha por la democracia en Cuba parece que se extenderá otro medio siglo más...

Imagen de JLAnzuelo

Me parce una burda justificación el decir que no se quiso acoger a la Ley de Ajuste Cubano "por considerar una traición a su patria el hecho de que elegirla condujera a una segunda nacionalidad". Eso es completamente falso. La Ley de Ajuste Cubano es una vía para solicitar la residencia permanente (que no garantía de obtenerla). No tiene nada que ver con una eventual adquisición de la ciudadania por naturalización. Lo que se sobra en Miami son cubanos residentes permanentes "ajustados" por dicha ley y que jamás se han hecho ciudadanos norteamericanos. Me parece que en esta historia hay mas detalles que por alguna razón se prefieren no mencionar. Dicho esto, le deseo al Sr. Sanchez suerte en sus gestiones.

Imagen de Balsero

"Lo que te den, cógelo" decía mi abuela. No termino de entender por qué no se acogió a la Ley de Ajuste Cubano. 

Imagen de El viajero

"La llegada de Sánchez a Estados Unidos se remonta al año 1967, un año después de que se promulgara la Ley de Ajuste Cubano, legislación a la que no quiso acogerse por considerar una "traición" a su patria el hecho de que elegirla condujera a una segunda nacionalidad."Bueno Ramón, tampoco se puede ser mas papista que el Papa.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.