Miércoles, 24 de Julio de 2019
Última actualización: 01:51 CEST
REPRESIÓN

Washington denuncia el 'tratamiento abominable' dado por el régimen a dos mujeres opositoras

Martha Beatriz Roque. (EFE)

El Gobierno de EEUU condenó este jueves el "tratamiento abominable" de las fuerzas del régimen cubano a las opositoras Martha Beatriz Roque Cabello y Lázara Eumelia Ayllón Reyes, detenidas arbitrariamente esta semana cuando intentaban salir a manifestarse de forma pacífica.

En un mensaje publicado en Twitter, la oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de EEUU señaló que encerrar a las mujeres por varias horas en una patrulla expuesta a altas temperaturas "no solo es un abuso", es una "amenaza a sus vidas".

El Gobierno de Cuba "debe salvaguardar el bienestar de todos los cubanos", reclamó Washington.

El régimen cubano detuvo dos veces consecutivas el pasado 8 de julio a la exprisionera política del Grupo de los 75, Roque Cabello, así como a Ayllón Reyes, viuda de Félix Bonne Carcassés, también prisionero de conciencia durante la Primavera Negra de 2003, por intentar protestar ante las acusaciones contra dos miembros de la Red de Comunicadores Comunitarios.

En el segundo, de acuerdo con el testimonio enviado por correo electrónico por la propia opositora, fueron encerradas por tres horas dentro de una patrulla policial que permaneció, a pleno sol, en el parqueo de la Ciudad Deportiva.

Según contó, estos autos de la PNR tienen colocado un plástico con el cual se dividen los asientos traseros de los delanteros. El espacio es muy poco, lo que limita la capacidad de movimiento para la persona que se encuentre en la parte posterior. Dentro del vehículo no circulaba aire. A las mujeres se les hacía difícil respirar y la temperatura rondaba unos 34 o 36 grados.

"No nos dieron agua y al final nos permitieron ir al baño porque amenazamos con hacer las necesidades dentro de la patrulla. Los oficiales de la Seguridad del Estado se fueron para una oficina y los policías se resguardaron en unas matas a la sombra. Fue sin dudas una forma de tortura", consideró Roque Cabello.

Dos activistas del FANTU sufren amenazas de cárcel y muerte

Juan Santana Gómez, coordinador municipal del Foro Antitotalitario Unido (FANTU) en Encrucijada, provincia Villa Clara, fue arrestado y amenazado con ser encarcelado este jueves en Santa Clara, para que no pudiera asistir a una reunión, denunció la activista Alicia Martínez Gómez.

Santana Gómez fue interceptado por oficiales de la Dirección de Contrainteligencia del MININT y de la Policía Nacional Revolucionaria a menos de 200 metros de la Sede Nacional del FANTU, a las 9:15AM, y trasladado en un auto patrullero para la 4ta Unidad de la PNR de Santa Clara.

"Allí al ser interrogado, los oficiales de la Seguridad del Estado lo amenazaron con encarcelarlo, debido al 'trabajo subversivo' que realizaba entre la población. Juan le contestó a los represores, que él solo daba opiniones y que ese era su derecho", precisó Martínez.

"A la 1:30PM, Santana Gómez fue sacado del centro de detención y lo llevaron hasta el Punto de Recogida del MITRANS en Carretera de Circunvalación y Carretera de Encrucijada, donde lo despacharon para su municipio de residencia", concluyó.

También, Gilberto Duniesky Pedroso González, preso político y militante del FANTU, fue amenazado de muerte en la Prisión de Trabajo Correccional con Internamiento (TCI) "El Chivo", ubicada en la Carretera Santa Clara-Encrucijada, el pasado 10 de julio del 2019.

Pedroso González fue conducido a las 10:30AM a la oficina del director de la prisión, donde lo esperaban dos oficiales de la Dirección de Contrainteligencia del MININT, quienes se identificaron como Hugo y Maykel, comunicó la activista Annia Pérez Hurtado.

Según su testimonio, amenazaron al opositor con que iban a encarcelar a su madre, Mavis González Tápanes, también militante del FANTU, en la Prisión de Mujeres de Guamajal.

A él lo amenazaron con que si "continuaba sacando denuncias, iban a buscar 'un preso viejo' para que le diera par de puñaladas", añadió.