Martes, 21 de Mayo de 2019
Última actualización: 01:46 CEST
Represión

Otra 'amenaza de muerte' contra Henry Constantín

Henry Constantín. (EL DIARIO)

El periodista independiente Henry Constantín Ferreiro denunció este jueves que ha sido "amenazado directamente de muerte" a través de sus padres, en otro hecho que atribuye a la Seguridad del Estado, tras la publicación de un polémico texto sobre un abusador sexual de niños de primaria en su natal Camagüey.

"He sido directamente amenazado de muerte ayer (miércoles), a las 3:30PM, a mi casa en La Vigía, en Camagüey, donde viven mis padres, dos personas mayores. Allí acudió un hombre de apariencia alcohólica, de muy mal aspecto, en bicicleta, con un machete afilado medio envuelto en papel periódico", narró en un audio enviado a DIARIO DE CUBA.

"Este hombre preguntó por mí dando gritos hacia mi casa, en un segundo piso, y cuando mis padres salieron al balcón les gritó que estaba buscándome para matarme", continuó Constantín.

"Mi padre bajó y desde el otro lado de la reja le inquirió quién era. Este hombre dijo llamarse Sergio, que estaba buscándome para matarme a raíz del artículo que yo había publicado sobre el escándalo de un profesor pedófilo en una escuela primaria de Camagüey", explicó el director de la revista independiente La Hora de Cuba.

Aclaró que ese escrito "provocó un post en un blog que maneja la Seguridad del Estado y se dedica a atacar a la disidencia camagüeyana en general".

El artículo, publicado hace unos 15 días en la mencionada página, anunciaba que algún padre o familiar de los afectados podría ir contra Constantín.

"Creo que esto es una manera de intimidarme a distancia. Siempre escogen el momento en que estoy fuera de Cuba", consideró el también vicepresidente regional de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Después de lo sucedido con el individuo en la casa de los padres del periodista, "el hombre se montó tranquilamente en la bicicleta y se retiró", según el testimonio de Constantín.

"Mis padres vieron cómo una moto con sidecar, parqueada en la esquina desde que el hombre llegara, se iba tras el ciclista", añadió.

"Si bien creo que es una nueva amenaza para intentar que Henry Constantín tenga miedo, que no tengo, puede que a mi regreso a Cuba, esto desemboque en un acto más agresivo, más directo de la Seguridad del Estado", advirtió.