Martes, 23 de Abril de 2019
Última actualización: 16:03 CEST
REPRESIÓN

La UNPACU denuncia el 'allanamiento' número 31 contra la organización

Imagen de la filmación de UNPACU.

La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denunció este martes el "allanamiento" a la vivienda de David Fernández Cardoso, uno de los coordinadores de célula de la organización en Santiago de Cuba, quien también ejerce como cuentapropista.

Según precisó a DIARIO DE CUBA, Carlos Amel Oliva Torres, portavoz de la UNPACU, se trata del registro número 31 que ejecutan fuerzas del régimen contra sus activistas.

"Todo comenzó el pasado domingo 11, cuando él (Fernández Cardoso) y su hermano Joel salieron en defensa de un ciudadano que posee una motocicleta. Un policía de tránsito estaba imponiendo una medida que consideraron arbitraria, que buscaba quitarle la chapa al vehículo", contó Oliva Torres.

José Daniel Ferrer precisó en un mensaje en Twitter que el activista fue detenido "por filmar" al oficial.

Los hermanos fueron detenidos ese día y trasladados a la Segunda Unidad de la PNR de Santiago de Cuba, según Oliva Torres.

Este martes las autoridades se presentaron en la vivienda de los arrestados para ejecutar un registro tras el cual "se llevaron un freezer, seis cajas de pollo adquiridas legalmente, correspondientes a su actividad cuentapropista, una laptop y otros efectos personales de menor importancia", añadió.

Durante el operativo fue detenido también el activista Yoandry Betancourt Castellanos.

"Todo el trasfondo de esto es político, porque ellos (las autoridades) temen generalmente cualquier acción que desde la organización emprendemos en favor de cualquier persona de la comunidad que sea reprimida o violados sus derechos. Lo que quieren es poner coto a estas actitudes", consideró.

Como consecuencia de estos hechos, añadió, este miércoles también amaneció "sitiada" la sede principal de la UNPACU en Santiago de Cuba por agentes de la Seguridad del Estado, la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y efectivos de brigadas especiales.

Represión en la cárcel

Oliva Torres también denunció que los presos Ermenegildo Duvergel Delis y Yosvany Sánchez Valencia permanecen en celda de castigo desde hace varias semanas dentro de la prisión Combinado del Este de La Habana.

"Como es ya frecuente, por su negativa a aceptar el programa de reeducación comunista", recalcó.

Otro caso es el de Yolanda Carmenate Hernández, quien hace dos semanas también se encuentra recluida en celda de castigo, en la cárcel de Veguitas de Las Tunas.

"Fue devuelta a este aislamiento por visitar la sede de la UNPACU durante un pase que le concedieron", explicó el opositor.

Dijo que el pasado 5 de octubre Carmenate Hernández tuvo que ser llevada a un hospital "por una subida de presión como consecuencia de una discusión con las autoridades en prisión".

La prisionera fue devuelta a la cárcel en una silla de ruedas por el estado en que se encontraba. Además de hipertensión, padece de osteoporosis. "Tiene 61 años y fue llevada a la celda de castigo, pese a estas condiciones de salud", lamentó Oliva.

Asimismo, denunció los casos de "incomunicación de varios activistas", entre ellos Noslen Ayala García, en la prisión de Quivicán, en Mayabeque; Aimara Nieto Muñoz, en el Guatao, en La Habana, y Alberto Valle Pérez, en la prisión provincial de Holguín.

"Todos han realizado llamadas a la sede principal de la UNPACU para dar información de las violaciones que suceden en la prisión", concluyó el activista.