Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Última actualización: 01:54 CET
RELIGIÓN

El Instituto Patmos entrega su premio anual a Eduardo Cardet

Hijos de Eduardo Cardet reciben el premio concedido a su padre. (INSTITUTO PATMOS)
V Premio Patmos. (INSTITUTO PATMOS)

El Instituto Patmos otorgó su V Premio Anual al coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, Eduardo Cardet Concepción, "por su testimonio de fe genuina y visiones de esperanza", un galardón que entregó a la familia del líder opositor encarcelado, médico de profesión.

"Nuestro premio procura ser entregado a un creyente consecuente con su Fe religiosa en Cuba. Lleva el nombre de nuestro Instituto, que es también el nombre de la isla donde Juan estuvo preso 'por causa de la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo' (Ap. 1:9); lo cual implica una conexión entre ambas islas", señaló la institución en una declaración publicada este miércoles.

"El Dr. Eduardo Cardet Concepción, católico activo y practicante, líder nacional del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), se encuentra precisamente prisionero como muestra fehaciente de tal compromiso —no es casual su clasificación por parte de Amnistía Internacional como prisionero de conciencia", señaló Patmos.

El instituto recordó que sus cuatro galardones anteriores fueron entregados directamente a los premiados, pero esta vez el premiado "se encuentra tras las rejas, donde permanece desde el 30 de noviembre de 2016, lo cual confirma el aumento de la represión en Cuba".

Denunció además que desde el 26 de mayo el régimen penitenciario se recrudeció para Cardet, pero también para su familia.

La organización religiosa independiente que coordina el reverendo Mario Félix Lleonart Barroso recordó que UN Watch presentó una denuncia ante el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU para exigir a las autoridades de la Isla la liberación de Cardet.

La ONG condenó que desde que fue detenido, Cardet ha recibido palizas, se le ha denegado tratamientos médicos, la asistencia religiosa y de manera "rutinaria" también las visitas de sus familiares, además de negarle la libertad bajo fianza.

"Aunque en los últimos meses el obispo de Holguín pudo visitarle, durante la mayor parte de su encierro al Dr. Cardet se le ha negado reiteradamente la asistencia religiosa e incluso la posesión de una Biblia, por lo cual ha sido víctima también de violaciones a su libertad religiosa y de creencia, adicional a todos los desmanes recibidos", consideró el Instituto Patmos.

Por último, la organización exhortó a todas las organizaciones de la sociedad civil cubana a cerrar filas en función de conseguir la libertad inmediata y sin condiciones del opositor.

"Cualesquiera iniciativas en este sentido no estarán de más. Contamos con Dios para su liberación, pero Dios también cuenta con nosotros, él no quiere ni hace nada sino a través de nosotros y necesitamos de la ayuda de todos", concluyó.

Cardet fue detenido en Velasco, Holguín, cinco días después de la muerte de Fidel Castro. Había sido amenazado con la cárcel por su promoción del proyecto "Un cubano, un voto" para una nueva ley electoral, que los activistas del Movimiento Cristiano Liberación estaban entregando personalmente a los diputados de la Asamblea Nacional.