Domingo, 16 de Diciembre de 2018
Última actualización: 22:44 CET
REPRESIÓN

El régimen prohíbe viajar a diez activistas, mientras presume de 'debate constitucional'

Roberto Miguel Santana, del Comité Ciudadanos por la Integración Racial. (J.M.LUNA)
Soraya Quijano. (Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación)

Diez activistas cubanos que participarían en un entrenamiento sobre liderazgo ciudadano y activismo cívico en Uruguay fueron impedidos de viajar a Montevideo, en momentos que el régimen presume de "debatir" dentro y fuera de la Isla sobre su proyecto de nueva Constitución.

"Esta iba a ser la segunda parte de un entrenamiento que venimos realizando con ellos. Todos estaban viajando entre el día 15 de septiembre y este lunes 17 a un evento que se extenderá hasta el 26 de septiembre", explicó a DIARIO DE CUBA el argentino Hernán Alberro, director de programas del Centro para Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

De los 24 participantes, las autoridades cubanas prohibieron la salida a Roberto Miguel Santana Capdesuñer, Aimara Peña González, Omar Amela Hernández, Ramón Fuentes Lemes, Annia Zamora Carmenate, Eduardo Ortiz Ramírez, Deyli Castro García, Irisley Engroba González, Soraya Quijano Silva y Carlos Raimundo Rodríguez Becerra. Proceden de Isla de la Juventud, Holguín, La Habana, Villa Clara y Pinar del Río.

"Todos tenían sus visas y pasaportes en orden, ninguno había sido 'regulado' a priori, ni habían sido informados por las autoridades de tener ningún impedimento para viajar, sin embargo, fueron impedidos de salir del país en último momento", denunció Alberro.

"Hay diferentes casos. A una de las personas que venía de Santa Clara, bajándose del vehículo que lo llevó al aeropuerto, la Seguridad del Estado la interceptó, la montó en una patrulla y estuvo detenida por dos horas hasta que pudo regresar a su casa", precisó.

"La gran mayoría de los casos fue en alguna instancia del proceso de chequeo de Inmigración, e incluso uno de los activistas, esperando ya para ascender el vuelo se le acercó un agente de la Seguridad del Estado y le dijo que no continuaría con el viaje y debía volver a su casa", añadió Alberro.

Según especificó el director de programas de CADAL, ante el rechazo de algunos de los activistas impedidos de viajar, "las amenazas han sido con detenciones en el momento, largas sentencias, impedimento de viajar para siempre, retención o destrucción del pasaporte, entre otras".

"Precisamente en un momento en el cual se está discutiendo una reforma constitucional y es deseable en cualquier régimen que la gente salga, se capacite, aprenda para poder hacer aportes importantes en ese proceso, con el régimen cubano sucede lo opuesto", opinó.

"En este caso lo que (el régimen) no quiere es que la gente participe en el proceso por más que diga que quiere que la gente participe. De hecho a varios de los activistas que fueron impedidos de viajar el Gobierno les dijo que sabía que ellos iban a capacitarse por el tema de la reforma y que no lo podían permitir", aclaró.

Para Alberro, "es un absurdo terrible, peor que un absurdo".

"El régimen vende hacia afuera una imagen de que está haciendo una reforma con participación popular, cuando precisamente es todo lo contrario lo que buscan, que es hacer una reforma que ellos puedan imponer sobre la población con los atributos que le sirva a ellos para perpetuarse en el poder", consideró.

Respecto a estas restricciones que el Gobierno cubano pone a los activistas, consideró que también "los ciudadanos en general son rehenes de una política totalmente arbitraria y poco certera en el sentido de que no se sabe cuáles son los motivos por los cuales se impide viajar".

"Es Cuba básicamente el único país en América Latina que tiene este tipo de restricciones y uno de los pocos en el mundo que impide viajar a personas que obviamente no están acusadas de ningún delito y que tienen toda la documentación en regla", condenó.

"Desde CADAL ya lo hemos expresado en varias oportunidades, pedimos a los gobiernos de América Latina y la Unión Europea que manifiesten su preocupación por este tipo de situaciones. Varios gobiernos lo hicieron durante el último Examen Periódico Universal, pero todavía resta que muchos abran los ojos ante esta realidad", concluyó.