Sábado, 15 de Diciembre de 2018
Última actualización: 16:11 CET
Represión

El régimen traslada de prisión a una Dama de Blanco y la aleja de su familia

Yolanda Santana Ayala y una de las multas que se negó a pagar. (FORO DYL)

La Dama de Blanco y prisionera política Yolanda Santana Ayala fue trasladada este miércoles de la cárcel de mujeres conocida como El Guatao, en el municipio La Lisa, a la prisión Ceiba 2, en el municipio Caimito, según una llamada que hizo ella misma a la sede nacional de su organización, reporta Martí Noticias.

Santana fue condenada en julio a un año de cárcel por el impago de multas que consideraba injustas.

El régimen se las impuso por "violar" los operativos de la Seguridad del Estado para impedir las actividades de las Damas de Blanco.

La mayoría de las integrantes de la organización femenina opositora ha recibido multas por ese y otros motivos.

El exprisionero político del Grupo de los 75 Ángel Moya, quien recibió la llamada de Santana Ayala, dijo que el traslado aleja a la Dama de Blanco de sus allegados. Lo achacó a una orden de la policía política.

Desde su ingreso en El Guatao, Santana había denunciado presiones de la Seguridad del Estado para crearle problemas con las presas comunes, recordó Moya.

"La Seguridad del Estado no ha podido doblegar a Yolanda Santana Ayala y, a partir de esta situación, comenzó a poner en práctica una serie de métodos" con el objetivo de conseguirlo, dijo Moya.

"En el destacamento donde estaba Santana Ayala, la Seguridad del Estado ordenó a las carceleras que redujeran el tiempo de llamadas, así como la frecuencia de uso del teléfono de las presas, para hacer ver que la razón era la presencia de Yolanda Santana allí y que se vieran afectadas", añadió.

Al momento del ingreso a prisión, Santana Ayala fue llevada directamente en una celda de castigo sin haber cometido ninguna infracción del reglamento penitenciario.

A su hija Yaíma González le dijeron entonces que no había "espacio en los albergues".

Otras tres Damas de Blanco cumplen prisión o están encarceladas a la espera de una sanción.

El pasado martes 21, un tribunal de Artemisa anunció la petición fiscal de cinco años de cárcel para Martha Sánchez, acusada de supuestos delitos de perjurio, desacato y desobediencia.

El régimen suele utilizar ese tipo de cargos, además de atentado y desorden público, para encarcelar disidentes.

El 10 de abril de este 2018 el Tribunal Municipal de Arroyo Naranjo sancionó a Nieves Matamoros González a seis meses de prisión. Había acumulado 15.000 pesos en multas que le impusieron las autoridades por intentar participar en las marchas dominicales de las Damas de Blanco.

Por su parte, Aimara Nieto Muñoz está detenida sin juicio desde abril junto a su esposo, el activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Ismael Boris Reñí. Son acusados de "atentado", aunque recibieron una golpiza el mismo día en que les hicieron un registro domiciliario.

1 comentario

Imagen de Balsero

#DiazCanelRepresor

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.