Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Última actualización: 01:28 CET
POLÍTICA

La MUAD rechaza el procedimiento del régimen ante la reforma constitucional

Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular. (CUBADEBATE)

La Mesa de Unidad de Acción Democrática de Cuba (MUAD) manifestó su "rechazo y desacuerdo estructurales" con el proceso mediante el cual fue concebido el Proyecto de Reforma Constitucional aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular el pasado 22 de julio de 2018.

En una declaración emitida el primero de agosto, la MUAD considera que aún "cuando este proceso de reforma constitucional oficial conlleva una consulta popular, debió ser precedido de una convocatoria a los ciudadanos para que expresaran su acuerdo o no con dicha reforma, de una elección de Constituyentes que representaran a todos los ciudadanos, y de mecanismos para que estos propusieran sus ideas en proceso abierto en tiempo real a todos".

La plataforma opositora critica que el Proyecto "fue concebido por el Partido Comunista y aprobado por la ANPP con un bajo nivel de debate en áreas que son imprescindibles para considerar satisfactorios y legítimos sus enunciados".

"Poco o nada se debatió sobre la soberanía ciudadana, sobre la pretendida hegemonía comunista sobre la nación y sus intereses, sobre el reconocimiento de la nacionalidad cubana por nacimiento a los cubanos que han debido huir del país desde 1952 y sus descendientes, del reconocimiento de la personalidad jurídica a los cubanos y el derecho a un salario con equidad que termine por siempre con una política salarial oficial que avergüenza a nuestros trabajadores, a la nación y a nuestra historia", sostiene la MUAD.

Para la coalición, este Proyecto de Constitución "está más cerca del programa constitucional de un partido que de las premisas necesarias" para una Ley de leyes. 

"Las aspiraciones de este Proyecto, y el modo de imponerlo a la ciudadanía, con exclusión de procesos comunicacionales  previos que implican la conversación-negociación y las asambleas deliberativas, además de suponer temor a lo que puedan proponer y opinar los ciudadanos, refleja la falta de talante democrático del partido comunista", añadió.

En opinión de la Mesa, el proceso "agrava el profundo déficit democrático del sistema político cubano con la preeminencia dictatorial del PCC, aquejado de una crisis de autoridad, legitimidad y representatividad social. Su lógica de control del poder excluye la participación real de la ciudadanía y los principios de libre asociación y libertad de expresión".

La MUAD reprocha que "el aparato conceptual y categorial del referido Proyecto de  Constitución emplea términos  como participación ciudadana, responsabilidad social, prosperidad y sostenibilidad, democracia, estado de derecho, entre otros, de amplio uso en la práctica internacional, ninguno de los cuales fue aplicado en el proceso de discusión de las reformas constitucionales".

Tales cuestiones, hacen pensar a la plataforma ciudadana "que estamos solamente ante una operación de cambio discursivo y de imagen, no frente a la voluntad de dar paso a la reforma democrática pendiente y a la apertura real a la sociedad cubana. Las prácticas que se desprenden de este Proyecto refuerzan la discriminación y la exclusión".

La MUAD "saluda, no obstante, la inclusión en el Proyecto de Reforma Constitucional de múltiples demandas resultados de las nuevas realidades sociales relacionadas con las familias, los derechos de los colectivos homo sexo diversos, afrodescendientes, de género y las relaciones de propiedad, entre otros"

No obstante, considera que "los derechos humanos no pueden verse como una tienda por departamentos, sino como algo integral. No se pueden potenciar o reconocer en las prácticas políticas determinados derechos, mientras se esconden, olvidan o se instituyen acciones en detrimento de otros".

Asimismo, la MUAD declara que, durante el proceso de consulta popular previsto por el Estado cubano del 13 de agosto al 14 de noviembre próximos, accionará todos los recursos a su alcance para trabajar por la conciencia democrática y por la participación activa en la consecución de un proyecto de Constitución que sea la expresión cierta de nuestras aspiraciones de soberanía.

"La puesta en circulación de nuestro 'Borrador de Reforma Constitucional de la Mesa de Unidad de Acción Democrática', en proceso de negociación con múltiples actores sociales, así como el trabajo con la ciudadanía en las Mesas de Iniciativa Constitucional, suponen un esfuerzo institucional encaminado a ese objetivo", concluye.