Lunes, 17 de Junio de 2019
Última actualización: 00:01 CEST
Represión

Periodista independiente decide convertir en arte los actos vandálicos contra su vivienda

Iris Mariño junto a su esposo, Mario Junquera, ante la fachada de su casa. (MARTÍ NOTICIAS)
Fachada de la vivienda de Mariño y Junquera. (FACEBOOK)

Iris María Mariño, actriz y miembro del equipo del proyecto periodístico independiente La Hora de Cuba, ha decidido junto a su esposo, el director de teatro Mario Junquera, convertir en obra de arte los insultantes grafitis dejados por represores en las paredes de su vivienda.

"No borraremos los grafitis. Convertiremos los grafitis en objeto performático, e invitamos a toda persona a escribir el grafiti que desee en nuestra fachada", dijo Mariño en su cuenta en Facebook.

Se trata de escritos "degradantes a la moral y grafitis acusadores políticos contra mi esposo (…) distinguido con la Medalla a la Cultura Nacional", indicó.

Son "grafitis al estilo fascista de los años 30 en Berlín", criticó. "Los que pensamos diferente en Cuba hoy somos los judíos alemanes de ayer".

Como otros miembros del equipo de La Hora de Cuba, uno de los proyectos independientes más hostigados por el régimen, Mariño estuvo acusada de "usurpación de la capacidad legal". El Gobierno decidió en marzo pasado archivar el caso, pero solo de forma "provisional".

Mariño ha sido detenida en varias ocasiones. Una de las más recientes fue el 1 de mayo, cuando intentaba tomar una foto del desfile en Camagüey, donde reside.

En su sitio en Facebook, Mariño publicó este viernes una foto de la fachada de su vivienda con los escritos insultantes, casi todos contra su esposo.

"Mario disidente, opositor", "tarrú" y "mercenario", dicen algunos de los grafitis.

"En mí hogar vivimos mi esposo, mi hijo menor de edad y yo", resaltó Mariño.

"Hace dos meses los grafitis en nuestra fachada fueron excremento animal en paredes y puertas", recordó. "Acciones como estas, revelan el desprecio por la decencia y el derecho a pensar y expresarse libremente de los ciudadanos cubanos".

2 comentarios

Imagen de Anónimo

La prensa debe dar la noticia y también explicar las acciones contra los artistas Mariño y Junquera. El régimen los somete a un proceso de eliminación social/ físico (ostracismo) que consiste en aislarlos de la sociedad primero. Para lograrlo les ponen un nombre negativo (disidente), los humillan, y los despojan de su propiedad (dañan la fachada). Con esas ofensas intentan meter miedo a vecinos, amigos y colegas; es decir, quieren cambiar la conducta de la sociedad hacia los artistas solo porque son diferentes.

Una vez que los han despersonalizado, destruido psicológicamente, es fácil para vigilantes y verdugos deshacerse de los artistas. La gente tiene que darse cuenta que atacar a la pareja de artistas es atacarlos a ellos también; usan a los artistas para meterles miedo a los demás. Abandonar a Mariño y Junquera es ayudar a la policía a que controle la conducta de la zona.

Si usted era amigo de Mariño y Junquera no los abandone hoy. Visítenlos, llámenlos. Si usted no era amigo de ellos, este es el mejor momento de conocerlos. Pase por su casa y salúdenlos, o díganles que lamentan la injusticia que están haciendo contra ellos. Ser diferente es normal, no es un delito.

Imagen de Anónimo

Los grafiteros que escriben en las paredes que mejoren su ortografia.Disidente se escribe con "s"

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.