Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Última actualización: 16:57 CEST
DISIDENCIA

La Fundación Cubana por los Derechos LGBTI demanda un marco jurídico de protección

Representación de la diversidad sexual. (VENEZUELADIVERSA)

La Fundación Cubana por los Derechos LGBTI en lamentó esta semana que en "Cuba no hay marco jurídico de protección a las personas gay" y que no haya "legislado en ningún punto a favor de las personas con diferente orientación sexual".

Así sostuvieron en una declaración a propósito del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, que se conmemora cada 17 de mayo para celebrar que la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990 eliminara la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Ese mismo día organización independiente celebró su cuarto aniversario de creada "firme en los objetivos con que fue creada, cerca de la comunidad de sus problemas, denunciando y apoyando", sobre todo a quienes durante años han sufrido el "hostigamiento por defender a una comunidad oprimida y marginada desde los inicios de la dictadura en Cuba".

La Fundación recordó cómo desde 1960 "el ataque a la homosexualidad como 'peligrosidad social' tomó estatus de política de Estado y metodología definida", con tratamiento correctivos a base de electrochoques hasta los campos de internamiento conocidos como UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción).

También hizo referencia a la implantación dentro de la sociedad, a través del aval de médicos y científicos oficialistas, de referencias como "aberración", "debilidad caracterológica", "lacra" y "degeneración sexual" para definir la homosexualidad.

Asimismo, la organización consideró que toda esa "cultura homofóbica de la revolución cubana" hoy pretende ser "blanqueada" por Mariela Castro, desde la dirección del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENSEX).

"En Cuba no han ocurrido avances significativos en este tema, más que la visualización de la comunidad que ha vivido silenciada por más de 50 años", sostuvo.

Criticó que mientras "muchos marchaban en un desfile convocado por el oficialismo bajo promesas incumplidas, otros miembros de la comunidad LGBTI son detenidos arbitrariamente por estar en lugares públicos como parques y sitios de encuentros, además de que son multados y se les levantan cartas de advertencias por exhibicionismo público, el delito con el que las autoridades disfrazan el acoso a la comunidad".

"En Cuba no hay marco jurídico de protección a las personas gay , no se ha legislado en ningún punto a favor de las personas con diferente orientación sexual", condenó.

"El tema del matrimonio igualitario sigue desde hace más de diez años en las ​gavetas de los ministros y sin discutirse en la Asamblea Nacional del Poder Popular abiertamente; no hay oportunidades laborales y mucho menos educacionales para los miembros de la comunidad LGBTI (…)", añadió.

La Fundación denunció también que "la sede nacional por el Día contra de la Homofobia en Cuba, Pinar del Río, es una de las provincias con más crímenes de odio y actos de violencia en contra de la comunidad".

Allí hace su labor como activista el trans Leodan Suarez Quiñones, varias veces sujeto a la represión del Estado, recordó.

"Todavía el joven José Enrique Besada espera respuesta de las autoridades cubanas tras ser golpeado en la vía púbica, presentar la denuncia, incluso tramitarla a través del CENESEX y un año después no tener respuesta y tener que vivir con las huellas de la violencia en su cuerpo", agregó.

"Sirva esta declaración para denunciar el acoso de la Seguridad del Estado cubano a los grupos LGBTI independiente que de manera valiente desafían al Gobierno y no han callado sus voces", señaló

También llamó la atención a la comunidad internacional y pidió "mayor cooperación con los solicitantes de asilo y desplazados LGBTI cubanos que se encuentran en diferentes países como España, Holanda, Rusia, Serbia , Alemania, Italia, EEUU, Trinidad y Tobago, Guyana, Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, entre otros tantos y que presionen al gobierno cubano para un mayor respeto a la comunidad LGBTI cubana".

"Expresamos nuestro descontento con algunos grupos independiente de la comunidad LGBTI  que han decidido marchar junto a Mariela (Castro) por las calles de La Habana mostrando una incoherencia con la causa que defienden realmente", agregó.

Por último, la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI expresó su compromiso con la defensa de los derechos de la comunidad cubana y aseguró que continuará "denunciando los actos que los vulneren y apoyando a sus víctimas."