Martes, 21 de Noviembre de 2017
01:46 CET.
REPRESIÓN

Una jueza remite el caso de dos activistas al Tribunal Supremo y dice que 'parece una tentativa de asesinato'

El tribunal provincial de Santiago de Cuba juzgó este martes a dos exprisioneros políticos del grupo de los 53, Bianko Vargas Martín y Lázaro Romero Hurtado, ambos activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), denunció a DIARIO DE CUBA la organización.

"Ambos ya cumplieron sanción y fueron liberados con las concesiones que hizo el régimen de Raúl Castro al presidente (Barack) Obama de liberar a 53 presos políticos de la Isla en 2015. Cuando salieron de prisión, Bianko y Lázaro siguieron desarrollando su activismo pacífico", detalló el líder del frente juvenil de la UNPACU, Carlos Amel Oliva Torres.

En el caso de Vargas, además, Amnistía Internacional en el pasado lo consideró prisionero de conciencia.

Sobre el juicio de este martes, explicó que fue motivado luego de varias "agresiones" que sufrieron activistas de su organización a finales de 2016 a manos de "fuerzas parapoliciales".

Los activistas Leonardo Gazcón Riverí y Aníbal Riveaux Figueredo "fueron agredidos en noviembre de 2016 en la puerta de su casa. Los fueron a buscar a su casa y en la puerta les dijeron que no repartieran más discos de la UNPACU por la zona y estos agresores a Aníbal le dieron una tremenda golpiza. Ni Leonardo ni Aníbal actuaron en defensa propia, recibieron los golpes", rememoró Oliva Torres.

Asimismo, destacó que este hecho tuvo lugar unos días antes del 12 de noviembre de 2016 cuando también "fueron agredidos por turbas parapoliciales frente a la vivienda de Bianko" Vargas, él mismo y Lázaro Romero.

"Ambos fueron golpeados por personas vestidas de civil por repartir discos e impresos por sus zonas. Algo muy extraño porque las personas no actúan así. Se trata de personas orientadas por la policía política", condenó.

"Varios hombres vestidos de civil los agredieron verbal y físicamente. Tanto Lázaro como Bianko actuaron en defensa propia, pero ellos eran más, alrededor de una decena y nuestros dos activistas se dieron a la retirada", contó Oliva Torres.

Dijo, además, que en medio de esta "agresión", tanto Vargas como Romero "fueron apedreados. Lázaro fue cortado con un arma punzante y uno de los agresores resultó blanco de un golpe. A raíz de este golpe, ambos fueron detenidos y acusados de tentativa de asesinato, según el auto de la Fiscalía. Pero cuando llegó la petición fiscal los delitos que enumeraba eran 'desacato, atentado y desorden público', de los que la policía acostumbra a acusar a nuestros activistas".

Desde los hechos que tuvieron lugar el pasado noviembre, ambos activistas se encuentran en prisión preventiva, Vargas en la prisión de Aguadores y Romero en la cárcel de máxima seguridad de Boniato, pero "ninguno de los agresores ha sido procesado o acusado".

Las madres de ambos activistas, Miraida Martín Castellanos y Marileidis Hurtado, "fueron al juicio este martes con otros familiares. Allí reconocieron a todos los altos oficiales que dirigen la policia política en Santiago de Cuba, entre ellos el jefe de la unidad de enfrentamiento. Algo que no se da en juicios normales".

"Los testimonios de los testigos eran incongruentes. El abogado les insinuó que el caso estaba ganado por la falta de pruebas y porque ellos actuaron en legítima defensa. Pero todo quedó como un montaje. La jueza dijo que el juicio estaba inconcluso y que lo iban a pasar al Tribunal Supremo porque dijo que parecía una tentativa de asesinato", según condenaron las mujeres.

Oliva Torres añadió que Vargas y Hurtado "están a la espera de lo que decida el Tribunal Supremo, que no es más que lo que decida la policia política. A Bianko le pedían diez años con el anterior delito de atentado, y a Lázaro 15 años. Ahora so sé sabe qué es lo que va a pasar, no sabemos cuál será la petición".

"En Cuba los jueces no obedecen las leyes, sino órdenes de la policía política. Los agentes del régimen tienen todo el derecho de maltratar y golpearnos a nosotros los activistas y tú el único derecho que tienes es recibir golpes", condenó Oliva Torres.

"Hay un poco de tabú de hablar sobre estos temas. Pero es muy indignante ver cómo estás personas abusan de nosotros los activistas, y todo se queda tal cual. No se trata de ejercer la violencia, sino de que ellos dos se defendieron. Todo fue orquestado por la policia política. Ellos fueron agredidos y actuaron en su legítima defensa", concluyó el líder del frente juvenil de la UNPACU.

La UNPACU es una de las organizaciones más activas dentro de la oposición en la Isla. El régimen mantiene tras las rejas a decenas de sus integrantes, actualmente más de medio centenar. A estos activistas la policía política les suele "fabricar delitos", según denuncian familiares y detenidos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 0 ]

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.