Viernes, 24 de Noviembre de 2017
10:31 CET.
REPRESIÓN

Activista de UNPACU: 'La Policía en Cuba está repartiendo golpes a cualquier ciudadano'

Archivado en

"La Policía lo mismo a los opositores que a cualquier ciudadano está repartiéndoles golpes solo porque ellos son los que tienen el uniforme. Están repartiéndole golpes a cualquiera", denunció la activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Sonia de la Caridad González Mejías "golpeada por más de nueve policías en la unidad de Zapata y C" en La Habana el pasado martes.

La activista fue liberada en horas de la tarde de este domingo después de estar detenida casi seis días en los que estuvo "en huelga de hambre", según informó ella misma a DIARIO DE CUBA.

"En la unidad policial de Zapata y C me estaba esperando un cordón policial el pasado martes. Entre lo que pude ver eran entre 11 y 12 agentes. Deben haberse quedado nueve golpeándome", precisó González.

Después de la "golpiza" y tras ser liberada, la activista se encuentra en su casa con "un yeso en la pierna izquierda y con la rodilla inmovilizada por lesiones en los ligamentos".

"Estoy adolorida. Tengo la boca partida. Me dieron una cantidad de golpes por todas partes: en la cabeza, en la pierna, en la clavícula, en los glúteos. Se ensañaron conmigo como si yo fuera un animal. Yo soy un ser humano aunque no compartamos las mismas ideas. Por eso estamos luchando por una democracia, pero pacíficamente. Me dieron tantos golpes hasta que me desmayé", condenó González.

Sobre su liberación detalló que tuvo lugar tras "complicarse" su estado de salud: "El día 29 el azúcar la tenía en 2,2. El 30 tuve 1,8. La policía entonces dijo que no me querían allí. La Seguridad del Estado me dijo que si me inyectaba me daban la libertad. Yo dije que no, que primero tenían que liberarme y que de allí mi familia me llevaba para el hospital".

Este domingo los agentes "me dejan en el hospital Miguel Enríquez, por si me pasaba algo, ya yo no estaba presa. Y así fue como pude obtener mi libertad", abundó.

Su liberación se produjo, además, bajo la acusación y "pendiente de juicio" por el supuesto delito de atentado.

"Ellos me dan los golpes y resulta que la acusada soy yo. Me acusan de golpear a una oficial que no estaba allí. Todos los que me golpearon fueron hombres, no había ninguna mujer", precisó.

Asimismo, González explicó que la Seguridad del Estado "intentó que firmara una carta con un cambio de medida de prisión domiciliaria", pero que ella "se negó".

"Ahora estoy de reposo acostada en mi casa. Los mediamentos que me mandan no hay ninguno. No hay antininflamatorio ni duralgina en la farmacia. Ni siquiera duralgina", condenó.

La detención el pasado martes de González se produjo en la calle: "La policía me pide carnet mientras estaba sentada en un parque. Me tiraron por la planta y me empiezan a decir que yo era una contrarrevolucionaria, que no merecía estar en la calle porque estábamos en la víspera del 26".

El 26 de Julio es una de las fechas emblemáticas del régimen en la que conmemora el fallido asalto al Cuartel Moncada y en la que organizaciones opositoras suelen manifestarse. Este año cuatro activistas gritaron en un céntrico parque de Santiago de Cuba reclamando "libertad para el pueblo" y "el fin de la dictadura".

Sonia González fue detenida hace dos semanas cuando intentaba participar en la misa de homenaje a los difuntos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

En 2015, junto a otra activista de UNPACU, salieron por las calles de La Habana vestidas con unos sacos con mensajes en contra de la dictadura y gritando mensajes como "Entre el comunismo y la muerte, la muerte". Una multitud las siguió y dos periodistas europeas que filmaron la protesta fueron arrestadas.

A finales de 2014 González Mejías fue "fuertemente golpeada, provocándole fractura, y quedando en muy mal estado de salud, agravado luego por la permanencia una semana en huelga de hambre y sed en protesta a su prisión injusta, hasta que por presiones fue liberada".

En las últimas semanas esta es la segunda denuncia de una "golpiza" de varios agentes del régimen contra una activista. La primera fue la de la Dama de Blanco Deysi Artiles "brutalmente golpeada" a principios de julio en La Habana por cinco oficiales del régimen: dos mujeres policías, el chofer y el ayudante de la patrulla policial número 626 y un agente de la Seguridad del Estado.

UNPACU: La Policía golpea a una activista hasta que se desmaya

Archivado en

Sin embargo, Sonia de la Caridad González Mejías podría ser acusada de 'atentado', denuncia un disidente detenido junto a ella.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.