Domingo, 22 de Julio de 2018
Última actualización: 00:50 CEST
REPRESIÓN

Las autoridades piden cuatro años de cárcel a un activista de UNPACU enfermo de VIH

Reinier Rodríguez Mendoza. (YOUTUBE/UNPACU)

El activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Reinier Rodríguez Mendoza, paciente de VIH, fue juzgado este miércoles en el Tribunal municipal de Marianao en La Habana.

Las autoridades le piden cuatro años de prisión por los supuestos delitos de desorden público y desacato.

Según explicó a este diario el líder del frente juvenil de UNPACU, Carlos Amel Oliva Torres, "el juicio quedo concluso para sentencia. Lo que no precisaron fecha".

Asimismo, detalló ciertos procedimientos "extraños" en esta causa contra el activista que ha sido juzgado en un proceso "arbitrario".

"Ocurrió algo extraño, detrás de lo que sospechamos que está la mano de la policía política. El abogado que tenía designado Reinier Rodríguez desde hace tiempo no se presentó al juicio según se dijo allí porque tenía problemas de salud: migrañas. Pusieron a última hora a un abogado de oficio. Obviamente, un abogado que acaba de coger un juicio un instante antes de empezar, ya nos podemos imaginar el tipo de defensa que pudo hacer. A esto hay que agregar que se trata de un tribunal totalmente parcializado", condenó Oliva.

El líder recordó que el juicio de Rodríguez Mendoza se había suspendido el pasado 21 de junio "porque los policías que se iban a presentar como testigos no asistieron".

Rodríguez Mendoza actualmente se encuentra en San José de Las Lajas en una prisión para reclusos con VIH en la que permanecía desde hace más de un año a la espera de ser enjuiciado.

El activista fue juzgado este miércoles por defender a un cuentapropista ante supuestas agresiones de inspectores y por gritar consignas en contra del régimen, según detalló Zaqueo Báez, coordinador de UNPACU en La Habana, en su perfil de Facebook.

Reinier Rodríguez estuvo en huelga de hambre el pasado mes de abril, reclamando atención médica en la prisión de San José de Las Lajas.

El activista, de 37 años de edad, se sumó a la UNPACU en 2015. El juicio que se le celebró este miércoles es el número 30 que se realiza en lo que va de año a los integrantes de dicha organización opositora.

Actualmente la UNPACU tiene en prisión a 53 de sus miembros, todos enjuiciados en procesos "arbitrarios" y "fabricados" por la Seguridad del Estado para frenar su labor política. La pasada semana uno de estos presos, Jorge Cervantes, depuso una huelga de hambre de 39 días y Amnistía Internacional reclama su liberación inmediata e incondicional.

Archivado en