Sábado, 19 de Agosto de 2017
20:35 CEST.
REPRESIÓN

Los médicos mandan al hospital a los tres hermanos en huelga de hambre

Los médicos indicaron a los hermanos Adairis, Anairis y Fidel Miranda Leyva, en huelga de hambre desde el pasado 8 de junio, que debían ingresar en el hospital, según declaró a DIARIO DE CUBA Adairis Miranda Leyva.

"En la mañana de hoy (este lunes) la doctora del consultorio nos mandó a ingresar en el hospital Vladimir Ilich Lenin de Holguín. Los tres estamos sangrando. Tenemos úlceras que están sangrando y gastritis crónica", explicó la joven activista en huelga de hambre.

"Vamos a ir para estar allí, pero no vamos a recibir asistencia médica. Solo vamos a dejar que nos tomen la presión, revisen los signos vitales y nos pesen. No nos van a poner monitor. No vamos a aceptar ni sueros ni sales de rehidratación. Si tenemos que morir, pues moriremos allí, en un hospital de la dictadura", afirmó.

Además, denunció que este lunes en el consultorio "parte de grupos de respuestas rápidas, entre ellos el agente de la Seguridad, Rafael Chang, nos gritaton: 'Gusanos', 'Que se mueran'".

Los tres hermanos están en huelga de hambre "por la represión a la que están siendo sometido y por las amenazas de la revocación de la licencia extrapenal" que se les concedió en abril, una especie de "libertad condicional" que permite al régimen devolver a los opositores a prisión si lo considera conveniente.

Los hermanos holguineros fueron arrestados el pasado 27 de noviembre, dos días después de la muerte de Fidel Castro, y condenados a un año de prisión por supuestos delitos de "difamación de héroes y mártires y desorden público" durante los funerales del dictador.

"Es un abuso lo que nos han hecho. Es injusta la sanción de un año de privación de libertad", recordó Adairis Miranda Leyva a este diario.

Asimismo, explicó que este mismo lunes pensaban ir al hospital, a pesar de que el director del centro médico "no nos quiere allí".

"Julio, el director del hospital, nos dijo que no nos quería allí. En el hospital Lenin fue donde estuvimos ingresados durante la otra huelga. Vamos a ver cómo se comporta el señor", afirmó Miranda Leyva.

Esta es la segunda huelga de hambre que emprenden los tres hermanos, desde el proceso penal que les inició el régimen el pasado mes de noviembre.

"Esta huelga es más agresiva que la de marzo. Mi hermana ha perdido doez kilos y yo casi ocho. Yo hoy estoy pesando 35kg, mi hermana Anairis 32kg y Fidel 54kg", agregó un poco afectada la huelguista.

Sobre las amenazas que les ha hecho el régimen de "revocarles la licencia extrapenal y mandarlos a prisión", Adairis Miranda Leyva señaló: "Hasta ahora no nos han revocado. Vamos a ver qué es lo que pasa".

Este fin de semana, Maidolis Leyva Portelles, madre de los tres jóvenes, dijo a DDC que sus hijos "estaban en un estado de salud muy deteriorado".

A finales de marzo, durante la primera huelga de los hermanos, Amnistía Internacional los declaró "prisioneros de conciencia" y exigió su liberación "inmediata e incondicional".

El mismo día la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), el Foro Antitotalitario Unido (FANTU) y la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), organizaciones de la oposición interna, alertaron sobre el "grave peligro" que corrían las vidas de los hermanos.


Síguenos en TwitterFacebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

La dignidad incomprendida por la dictadura y sus secuaces me averguenza hasta de haber nacido Cubano y mas de aquellos trolls q no comparan la etapa del precidio de sus comandantes confesos de haber matado y esta inhumanidad ante hermanos q suplican justicia y como defensa ya ni comen