Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 02:34 CEST
REPRESIÓN

Activista de la UNPACU renuente a 'reeducarse', golpeada y confinada en celda de castigo

Lisandra Rivera Rodríguez. (UNPACU)

La activista de la UNPACU Lisandra Rivera Rodríguez recibió una golpiza en prisión y se encuentra en una celda de castigo, denunció a DIARIO DE CUBA Carlos Amel Oliva, líder del Frente Juvenil de Unión Patriótica de Cuba.

"La madre y el esposo fueron a la prisión, pero no le permitieron verla. En las afueras de la prisión familiares de otras presas les confirmaron que a Lisandra le habían dado golpes y la tenían en celda de castigo. Las autoridades lo negaron", precisó.

Rivera "estaba en régimen de máxima seguridad, aislada de otras presas, pero ahora está en una celda de castigo, oscura, húmeda y alejada de todo contacto humano", explicó.

"Las autoridades de la prisión justificaron su decisión diciendo que Lisandra tenía desordenada su celda (…) pero el trasfondo de todo esto es que ella continúa negándose a la reeducación castrista, y ellos no van a cejar en el empeño de tratar de doblegarla", declaró.

"Ella se manifestó una vez más y recibió la golpiza", insistió.

Rivera Rodríguez fue encarcelada el 18 diciembre 2016 y enjuiciada el 17 de enero de 2017 por un falso delito de atentado a dos años de privación de libertad. Está recluida en la prisión provincial de mujeres, Carretera de Mar Verde, Santiago de Cuba. No es la primera vez que recibe malos tratos y es conducida a celda de castigo. Estuvo en otra en febrero de este año por el mismo motivo

Jorge Cervantes: 'Libertad o muerte'

Jorge Cervantes cumple este lunes 20 días en huelga de hambre en la prisión conocida por Potosí en Las Tunas y "se mantiene en la misma postura", informó el líder juvenil de UNPACU a DDC.

"Quiere 'libertad o muerte' como le comunicó a su hermana para que lo hiciera público", añadió.

Según Oliva, "hace dos días su esposa Gretchen fue detenida cuando se dirigía a una reunión con la vicecoordinadora de la UNPACU en Las Tunas. Estuvo retenida durante unas tres horas en la unidad de la ciudad y allí un agente de la policía política le insistió para que ella hablara con Cervantes y lo convenciera de abandonar la huelga".

"Ella también desea que su esposo abandone la huelga, pero les dejó claro (a los agentes de la Seguridad del Estado) que eso estaba en manos de ellos, de que le dieran la libertad", apuntó.

"Como es lógico en estos casos, el estado de salud de Cervantes está bastante deteriorado y comienza a correr peligro su vida. Son 20 días de inanición en unas condiciones que agravan su situación: durmiendo en una litera de cemento, a temperaturas altísimas durante el día y con frío en la noche. Las paredes son metálicas", añadió.

El líder de la UNPACU comunicó la pasada semana que Cervantes estaba preso "por denunciar la corrupción de los dirigentes del Partido Comunista y de la Seguridad del Estado en Las Tunas".

Otro juicio por 'delitos fabricados'

Por otra parte, Oliva declaró a DDC que "hace dos días realizaron el juicio a la presa política Melkys Faure Hechavarría".

"Hasta ese momento tenía una acusación por desorden público, un delito de estos que fabrica la Seguridad del Estado para enmascarar el carácter político de una acusación. Le pedían cuatro años", puntualizó.

"Durante la audiencia apareció una nueva acusación, en este caso por supuesto desacato y atentado. Fue en realidad por una marcha que realizó junto a otro activista en La Habana. Por este le pedían otros siete años que al final quedaron en cinco", agregó.

"A una mujer pacífica que solo estaba haciendo uso de su derecho a la protesta, que tiene además a su cargo cinco hijos, le están pidiendo nueve años en total. Es la petición fiscal por las dos causas. El juicio quedó concluso para sentencia", señaló.

Faure, según explicó Oliva, "tuvo un aborto en prisión producto de una huelga de hambre".

El día del juicio a Faure fueron detenidos ocho activistas en La Habana que intentaban asistir al Tribunal Municipal de Marianao de La Habana. Sonia de la Caridad González Mejías, coordinadora de una de las células en la capital, aún continuaba detenida, alertó

2 comentarios

Imagen de Anónimo

Son unos criminales. La barbarie politica de Cuba no admite mediaciones de ningun tipo. Es una burla q Cuba sea miembro del Comite de Derechos Humanos de la ONU. La lucha de los opositores exige de una difusion internacional mucho mejor estructurada, a la altura de la desigual lucha q ellos libran contra nuestros dictadores.

Imagen de Juan

Son unos abusadores y hp.La Moco Pegado viajando como si Cuba fuera un país normal mas propagandando que hay muchas personas que quieren que su padre se quede en el poder.Que le tomén los nombres a los verdugos de este abuso contra una mujer indefensa.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.