Domingo, 15 de Julio de 2018
Última actualización: 22:42 CEST
POLÍTICA

Civil Rights Defenders pide a la UE rechazar el acuerdo con La Habana

Federica Mogherini y Bruno Rodríguez. (EFE)

Civil Rights Defenders (CRD) instó a rechazar el acuerdo de diálogo político y cooperación (PDCA) entre la Unión Europea (UE) y el Gobierno cubano que discutirán las autoridades europeas el próximo lunes, según dio a conocer la propia organización.

En un mensaje enviado a la parlamentaria Elena Valenciano, miembro del Partido Socialista Español (PSOE), CRD le pidió que rechazara este acuerdo y que se mantuviera del lado de los cubanos en la próxima votación en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo que tendrá lugar este 29 de mayo y que tomará una decisión el próximo 6 de junio.

Instó, además, al relator de la discusión a "rechazar la aprobación del acuerdo hasta que los cubanos no tengan la posibilidad de participar libremente en un debate público sobre la relación entre la UE y Cuba".

El propósito declarado del PDCA es "apoyar el proceso de modernización económica y social de Cuba. Sin embargo, la búsqueda de un objetivo no se logrará por el acuerdo: como la participación de la sociedad civil cubana (el factor más importante para el cambio positivo en la Isla) ha sido ignorado en el proceso de negociación", precisó CRD.

Asimismo, CRD recordó que las organizaciones de la sociedad civil cubana y las europeas no fueran invitadas a formar parte del acuerdo ni la prensa independiente pudo asistir a las negociaciones entre la UE y La Habana realizadas en la capital cubana.

"El acuerdo no contribuirá a un cambio democrático en Cuba, sino más bien fortalecerá al Gobierno y su control sobre el pueblo cubano", lamentó CRD.

En un informe de diciembre CRD pidió a la UE que revisará el enfoque de los derechos humanos en el PDCA.

En su declaración, Civil Rights Defenders recordó que el aumento de la represión política comenzó poco después de las negociaciones entre Bruselas y La Habana que terminaron en marzo de 2016 y de la visita del presidente Barack Obama a la Isla un par de semanas más tarde.

Asimismo señaló que "la estrategia del Gobierno cubano en los próximos años es transparente y no incluye ninguna reforma a lo que se refiere al sistema político o a los derechos humanos".

"Desde esta perspectiva —agregó— el acuerdo complementa la estrategia del Gobierno para transferir el poder político de la generación revolucionaria a sus herederos políticos, y el poder económico a manos de los militares, más que la promoción de los derechos humanos como reclama la agenda de la UE".

"Defendiendo el status quo en Cuba, la comunidad internacional también está deslegitimando las estrategias del movimiento democrático interno de trabajar por el cambio con medios no violentos", indicó.

"El acuerdo es no solo un paso en falso en relación con (el régimen de) Cuba, sino también en relación con otros gobiernos autoritarios. Si la UE cede en sus demandas hacia un Gobierno autoritario, será aún más difícil de impulsar el cambio en otros", concluyó.

Este martes el líder de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo (PE), Ramón Jáuregui, señaló que el acuerdo entre La Habana y Bruselas podría entrar en vigor en septiembre.

El pasado mes de diciembre la Unión Europea (UE) y el Gobierno cubano firmaron en Bruselas el acuerdo bilateral que normaliza sus relaciones y revoca la Posición Común de 1996.

Este acuerdo firmado define los principios generales y los objetivos de las relaciones entre el Gobierno cubano y el bloque comunitario y crea un nuevo marco para fortalecer el diálogo político, mejorar la cooperación bilateral y desarrollar una acción conjunta en foros internacionales.

Está dividido en tres capítulos: el diálogo político, que cubre asuntos como la gobernación, los derechos humanos, la estabilidad y seguridad internacional y regional y armas de destrucción masiva, entre otras; el capítulo sobre cooperación, que es el más amplio e identifica los sectores de cooperación; y el tercero, el capítulo económico y de comercio.

Se trata de un acuerdo mixto, lo que implica que todavía debe ser ratificado también por todos los Estados miembros de la UE y antes debe recibir el visto bueno del Parlamento Europeo que deberá reunirse con este fin el próximo 3 de julio.

3 comentarios

Imagen de Anónimo

Quieren esclavos baratos.nos considerando animales.

Imagen de Anónimo

No acabamos de entender...eso no se hace así.....a los políticos y empresarios negreros europeos solo les interesan los negocios con castro...Pedro( CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

JAJAJA civil Rigth quienes son?

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.