Martes, 21 de Noviembre de 2017
20:05 CET.
DISIDENCIA

Rosa María Payá: 'En Cuba no hay apertura, aunque los Rolling Stones hayan tocado en La Habana'

La promotora de Cuba Decide por un plebiscito vinculante en la Isla, Rosa María Payá, se reunió con un grupo de senadores chilenos en el Congreso de Chile. La joven activista, uno de los rostros más visible de la disidencia cubana —según destacó El Mercurio, ofreció declaraciones sobre la situación en la Isla en torno al tema de la democracia.

El encuentro en la Cámara fue una de las más de quince actividades públicas que atestaron la agenda de Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá, fallecido hace casi cinco años en la Isla en circunstancias aún no aclaradas. Sus compromisos incluyeron encuentros con los expresidentes Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, hasta un foro con 150 estudiantes universitarios.

La activista opositora entregó un diagnóstico sombrío sobre lo que sucede en Cuba, señaló la publicación. Las riendas siguen en manos de las autoridades comunistas, sin que a su juicio haya una apertura democrática: "No hay una normalización. Eso no está pasando, aunque los Rolling Stones tocaran en La Habana", manifestó.

"En términos de libertades civiles la situación sigue igual. En términos de libertades económicas, prácticamente lo mismo. Hay grandes diferencias entre los oligarcas y un pueblo miserable y empobrecido", añadió. 

La normalización de relaciones diplomáticas con Estados Unidos tampoco tuvo repercusiones de fondo, en su opinión: "El problema cubano no es con Estados Unidos. Es una contradicción entre un grupo de militares en el poder y una mayoría de ciudadanos sin derechos".

Según El Mercurio, la apreciación que tiene Payá del vínculo del Gobierno chileno con su par de La Habana está de algún modo cruzada por la actitud adoptada por La Moneda cuando murió Fidel Castro. Entonces, la presidente chilena Michelle Bachelet lo catalogó de "líder por la dignidad y la justicia social".

Para Payá, "es injustificable que una autoridad electa no tenga una palabra para los que han sido los oprimidos en esta historia. Tiene que ver con los derechos humanos para todos los seres humanos".

El medio recordó que en su visita, la activista pidió reunirse con Bachelet, pero hasta el viernes pasado no había recibido respuesta: "La información que tenemos es que hubo problemas de agenda", dijo.

El encuentro, en todo caso, no era un fin en sí mismo, según dijo a El Mercurio, sino un instrumento para saber si el Ejecutivo chileno "va a tomar partido o no a favor del pueblo cubano, si vamos a escuchar al Gobierno de Chile estar a favor del derecho de decidir de los cubanos, y de un plebiscito en Cuba".

Sobre la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, la opositora tiene la expectativa de que cultive relaciones enfocadas "en el apoyo al pueblo cubano y no solo en el intercambio con el régimen".

La interlocución de la disidencia con la embajada chilena en La Habana tampoco ha sido fluida: "El contacto es casi nulo. Cuando invitamos a doña Mariana Aylwin, la actitud fue bien tímida".

Cree que detrás del veto para el ingreso de esta última a la Isla hubo dos factores: "La soberbia de los generales" y el temor de que su visita provocase efervescencia.

Antes de abandonar Chile, Payá tenía previsto ir a una romería por el primer aniversario del fallecimiento de Patricio Aylwin. A fines de febrero, una de las hijas del exjefe de Estado, Mariana, intentó viajar a La Habana para asistir a un homenaje a su padre, pero el régimen cubano le prohibió la entrada.

A principios de abril el Senado de Chile aprobó un "proyecto de acuerdo" que pedía a Bachelet, y a la Cancillería, la promoción de elecciones libres y democráticas en Cuba a través del "plebiscito vinculante" que impulsa Cuba Decide

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

¡Cómo se revuelve el avispero cuando esta MUJER habla! Se ve que les duele mucho. Y lo peor, es que les va a SEGUIR DOLIENDO, porque ella ni se cansa ni se deja. ¡Sigue adelante, Rosa María, que eres el símbolo de una Cuba que quiere Libertad!

Imagen de Anónimo

No se pierdan a la muchacha usando términos propios de la izquierda para atacar... Es un cromito, jeje...Pero, además... qué rayos sabe Rosa María de rock  and roll?   

Imagen de Anónimo

Donde tiene que hacer proselitismo para el Plesbicito es en La Habana y no a casi 3000 km de distancia. La pobre esta perdidita entre las flores!!!!. No ha aprendido las lecciones que le da la historia de que el regimen cubano no actua bajo presion de nadie???. Si quiere seguir en el figureo, entonces esta en la estrategia correcta.

Imagen de Anónimo

Esta chica parece que no pero si. Creo que sus acciones diplomaticas de alguna forma ayudan y ponen siempre a la Dictadura en una plano ridiculo y comprometedor.Hora que todos los cubanos "Libres" la apoyen igual cual sea las diferencias

Imagen de Anónimo

Alguien pudiera informar quien impulsa a esta joven, porque segun tengo entendido ella ya no pertenece a la organizacion que fundo su padre y de la cual el Dr. Caldet es el Presidente, que por cierto, no ha hecho ni un mensaje de solidaridad  hacia el por la situacion por la que pasa este medico holguinero.

Imagen de Anónimo

No se puede medir el grado de apertura porque vaya un grupo musical a La Habana. Jamás mientras exista este régimen dictatorial y sumamente corrupto con el poder secuestadado en Cuba, habrá ''apertura'' Quizás el ''mayor grado de apertura'' esté dado por el ir y venir de los ''disidentes y opositores'' viajando a cualquier parte del mundo. Pero es una oportunidad que -gracias a la revolución- tienen hoy muchos cubanos de la isla sin ser necesariamente opositores.