Sábado, 18 de Noviembre de 2017
16:27 CET.
REPRESIÓN

Coordinador de la UNPACU denuncia 'golpiza salvaje' recibida bajo detención

Ovidio Martín Castellanos, miembro del Consejo de Coordinadores de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue liberado el domingo después de 72 horas detenido y de una "golpiza salvaje" propinada por un agente de la Seguridad del Estado, denunció el líder de la organización José Daniel Ferrer.

En declaraciones a DIARIO DE CUBA Martín Castellanos confirmó que fue arrestado el jueves en la noche en medio de la organización de una excursión para los hijos de activistas de la UNPACU.

"Me encontraba en la célula Wilma Guillar Mendoza, estábamos en preparativos para asistir al día siguiente a la playa con los niños de activistas de esta célula y algunos vecinos con motivo de la semana de receso escolar", explicó.

"Salí de mi vivienda a una dulcería cerca de la casa y en la esquina dos agentes de la policía política se me abalanzaron y me detuvieron. Una patrulla escondida cerca del lugar me condujo hacia la unidad número uno nombrada Micro Nueve", añadió.

"Me acusaron de realizar un escándalo público en mi vivienda contra el proceso revolucionario. Les dije que eso era una gran mentira, que yo no había hecho ningún escándalo público, que sí todos los días del mundo me manifiesto contra ese mal llamado proceso revolucionario", contó.

"Un esbirro de la policía llamado Ferro, capitán Eloy según se identifica él mismo, y que me interpeló durante un interrogatorio por la forma en que contesté, me propinó un golpe por la cara, desde atrás, cuando me llevaban camino a los calabozos", prosiguió Martín Castellanos.

"Cuando me viré, me dijo que él había hablado conmigo, que yo no podía salir a las calles, que no podía hacer las cosas que yo hacía. Frente a frente empecé a manifestar consignas como 'abajo las cenizas de Fidel, abajo Raúl, abajo el comunismo y la dictadura', y el esbirro empezó a golpearme por la cara, yo con las manos detrás, sujeto por otros dos policías", describió.

Según el activista, el oficial trató de taparle la boca para callarlo y lo amenazó que no iban "a ir a ninguna playa, ni a ningún lado".

"Siguió golpeándome hasta que vio que me partió el párpado derecho y la sangre empezó a correr. Salió del lugar aprisa viendo que la sangre corría por mis ropas hasta el piso. Con esa misma sangre escribí en las paredes del calabozo 'abajo Raúl' y 'viva la UNPACU'", subrayó.

Durante la madrugada del viernes —añadió Martín Castellanos— intentaron sacarlo para llevarlo a darle atención médica, a lo que se opuso, si no le entregaban "un certificado médico" que avalara la causa de la lesión recibida. Fue devuelto a la celda.

"En la mañana un agente de la Seguridad del Estado se presentó para intentar hacerles ver a los detenidos allí que me había resbalado, caído y tropezado contra una reja, intentando justiciar lo injustificable, les repetí las mismas consignas y se fue", dijo a DDC.

Después de 48 horas de detención el oficial "se volvió a presentar y me trasladó para instrucción penal, al lado, y allí llevaron a un médico para que me asistiera y convenciera de recibir tratamiento profiláctico de antibióticos y antinflamatorios(…) querían sacarme de esa situación lo más pronto posible, se les veía desesperados", opinó.

Las "condiciones infrahumanas que hay en esos calabozos", donde "el excremento corre donde quiera", y el temor a "coger una bacteria" lo convencieron de aceptar la atención.

"Ayer (el domingo), después del mediodía, el que dice estar al frente del Departamento de Enfrentamiento a la Contrarrevolución de la Seguridad del Estado me liberó bajo amenazas de tomar medidas contra mi activismo en la UNPACU si no me estaba tranquilo", señaló.

"Yo siempre he estado tranquilo y lo estaré, lo único que tenemos la característica que en medio de las situaciones que pasamos somos resistentes y desobedientes ante las leyes injustas y arbitrarias de la tiranía", defendió.

Denunció que "un agente de la unidad de Operaciones de la Seguridad del Estado llamado Leandro" le ocupó su billetera, con todos sus "documentos y dinero, 145 CUC y 300 pesos moneda nacional".

Se refirió a la situación de Geordanys Muñoz Guerrero que el sábado anterior fue "golpeado por paramilitares ordenados por la Policía Política como están haciendo con todos los presos políticos de la UNPACU en las cárceles, donde quiera que se encuentran, para tratar de detener el accionar de los activistas y de las denuncias sobre las condiciones en que viven los reos".

Recordó que Muñoz Guerrero, que se encuentra en el destacamento 18 de la cárcel de Boniato, en Santiago de Cuba, fue sancionado primero a un año y luego a seis meses más de privación de libertad. "Todavía no ha cumplido ni la mitad de la condena", recalcó.

José Daniel Ferrer denunció este lunes en su perfil de Facebook una dura semana para la organización que lidera. Además de los casos de Martín Castellanos y Muñoz Guerrero se refirió a otras situaciones de represión por parte del régimen.

"Esta semana fueron detenidas dos activistas de la provincia Granma y permaneció detenido por más de treinta horas el niño de diez años de edad Emmanuel Espinoza Jorge. Emmanuel fue detenido por los 'heroicos' agentes de la checa castrista que esperan así lograr que su hermana Elianne Villavicencio Jorge renuncie a su activismo prodemocrático. Elianne es la esposa del preso político Alexander Verdecia, hostigado constantemente en la prisión de Bayamo", escribió.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

¡COBARDES Y ABUSADORES! Eso lo hacen porque hasta ahora la resistencia es pacífica, pero todo tiene un fin...Arrestar por más de un día -sin delito- a un niño es el colmo de la brutalidad policiaca. Hasta que la sangre que corra NO SEA de los ESBIRROS, todo seguirá más o menos igual...