Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
11:53 CET.
REPRESIÓN

Liberadas tres activistas del Movimiento Dignidad

A las 2:05 de la mañana de este viernes tres activistas del Movimiento Dignidad fueron "liberadas" por las autoridades del régimen y en la madrugada tuvieron "que ir a pie desde Mella hasta Palmarito, más o menos siete kilómetros por un camino oscuro", según denunciaron a DIARIO DE CUBA Yoanna Quesada Massabeaut y Moraima Díaz Pérez, dos de las mujeres apresadas.

"Dejamos a Belkis Cantillo en el calabozo", señaló Massabeaut quien en la mañana de este viernes confirmó que la líder del Movimiento Dignidad no había sido puesta en libertad todavía.

La activista explicó a DDC que ayer "fueron allanadas cuatro viviendas": la suya propia, la de Moraima Díaz Pérez, la de Maidolis Oribe Perdomo y la de Cantillo, y que las cuatro fueron "detenidas" por agentes del régimen.

"El agente Dayron, de la Seguridad del Estado, que está al frente de todo en Palmarito de Cauto, me dijo y le dijo a mi familia: 'Prepárate que son unos cuantos días en prisión'", relató Quesada.

Las cuatro mujeres fueron trasladadas a la unidad policial en el municipio Mella y a Oribe Perdomo "le pusieron las esposas" en la mañana de este jueves.

"A cada una nos trasladaron sola. Luego en la unidad de Mella nos quitaron las pertenencias y nos llevaron al mismo calabozo y nos dijeron que no nos podían dar colchones hasta las 10 de la noche", explicó Quesada.

Según la activista, las fuerzas del régimen "temían por un nuevo viaje al Santuario de El Cobre a la misa del domingo", pues el fin de semana pasado las activistas se dirigieron a visitar a la Patrona de Cuba y fueron "sacadas" del lugar por agentes de la Seguridad del Estado.

"Nos amenazaron de que si íbamos a El Cobre nos iban a poner una sanción de 15 a 20 años. Ellos parece que dijeron se me van a ir para El Cobre desde hoy o mañana a la misa dominical a las 8:00 de la mañana, y por eso nos metieron presas", contó Quesada.

Asimismo, señaló que las autoridades "no quieren" que vayan a "visitar al obispo" de Santiago de Cuba, Dionisio García.

"Nosotros les dejamos claro que íbamos a ir a hablar con Dionisio y no quieren que vayamos a ver al obispo", explicó.

"Dicen que no podemos salir de la casa, ni movernos del poblado. Hasta que ellos no lo determinen, no podemos salir ni a visitar a la familia ni me permiten ir a ver a mi esposo Yasmani Magaña, activista de UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), condenado a seis meses de privación de libertad".

Las mujeres del Movimiento Dignidad, por su parte, han sufrido varias "acciones represivas" del régimen: fueron "expulsadas" del Santuario de El Cobre, "han recibido amenazas" y "sus viviendas "han sido allanadas" en la última semana.

El Movimiento Dignidad reclama la amnistía incondicional e inmediata para todas las personas actualmente detenidas por supuesta "peligrosidad predelictiva" y la supresión en el Código Penal de ese concepto arbitrario, así como el monitoreo nacional e internacional de las prisiones para que cesen los asesinatos, torturas y maltratos en ellas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.