Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
REPRESIÓN

Más de 20 activistas de UNPACU impedidos de recibir alimentos en Santiago de Cuba

Fuerzas de la Seguridad del Estado han obligado a más de 20 activistas de la UNPACU en Santiago de Cuba a una situación de "huelga de hambre forzada" después de que detuvieran al mediodía de este martes a dos activistas e impidieran pasar la comida que traían a la sede de la organización.

"No hay una huelga de hambre decidida. Nos han obligado a esta situación después de robarnos los recursos destinados al sustento", dijo a DIARIO DE CUBA José Daniel Ferrer, coordinador nacional de la organización.

"Ahora al mediodía impidieron pasar los alimentos que traían los activistas encargados de buscar y traer la comida diariamente. Detuvieron a Ernesto Morán Sánchez y Fernando González Vallán, y se los llevaron con el almuerzo de 20 personas, incluida la embarazada Lietys Rachel Reyes".

"Después de 40 minutos los oficiales de la policía política mandaron el almuerzo con dos personas alcohólicas del barrio y por supuesto nosotros no queremos esos alimentos que no sabemos que habrán hecho con ellos", señaló Ferrer.

Explicó que "la comida se suele preparar en otra vivienda de la organización en el reparto Mariana de la Torre en Santiago de Cuba y diariamente es trasladada a la sede", para lo cual, "por cuestiones de seguridad", decidieron "rotar a los activistas que se encargan de ello, que lo hacen en pareja, para prevenir intentos de poner en la comida cualquier sustancia que nos pueda hacer daño".

Precisó que "los activistas detenidos viven en la sede, no son gente ajena".

"Son ellos los que nos están privando de la debida alimentación. Hay un operativo montado frente a la sede permanente. Tienen puestas vallas de madera en la calle a la entrada de la vivienda, con bastantes oficiales, para que nadie pase. Salir dejan a quienes ellos les parece. Recrudecieron anoche la vigilancia y hoy (este martes) la orden fue que quien saliera no entraba más".

Por la sede de la UNPACU pasan diariamente un promedio de entre 30 y 40 personas, agregó.

"Están (las fuerzas del régimen) en un nivel de histeria represiva como no lo había visto en muchos años", manifestó el líder de la UNPACU.

Ferrer afirmó que después de la ola represiva del domingo último contra la organización, "llamó un funcionario de la embajada de Estados Unidos en La Habana para interesarse por la situación de la organización y de los activistas, de cuántos habían sido detenidos y de cuántos continuaban en prisión".

"Dereck Wright, funcionario de asuntos políticos de la legación diplomática en la Isla, se interesó por un reporte que habíamos emitido y agradeció que se lo pudiéramos enviar. De ninguna otra legación diplomática hemos recibido manifestaciones de preocupación o solidaridad", acotó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.