Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
REPRESIÓN

La MUAD denuncia una 'fuerte represión' a lo largo del país contra quienes disienten del régimen

La Mesa de la Unidad de Acción Democrática (MUAD) denunció el fuerte operativo policial que el régimen ha desplegado a lo largo y ancho de la Isla, tras la muerte de Fidel Castro, en contra de opositores pacíficos, sindicalistas independientes y activistas de los derechos humanos.

En una declaración a la que tuvo acceso DIARO DE CUBA informó que las autoridades han amenazado a estas personas con "ser enviados a prisión si realizaban alguna actividad y no respetaban el estado de luto decretado e impuesto en todo el país por el Gobierno".

La plataforma opositora recordó el caso de Alejandro Sánchez Zaldívar, quien después de ser liberado ha sido obligado a presentarse diariamente en una estación de la PNR en la ciudad del Mariel.

Por otra parte señaló que en la Isla de la Juventud han sido acosados por efectivos de la Seguridad del Estado y de la Policía Nacional Revolucionaria, Blanca Margarita Veiga Sánchez, Héctor Pacha García, Eduardo Tamayo Montero, Mileidis Herrero Díaz, Jorge José Morales Piñero, Yailan Cabrera Serrano, Guillermo Figueredo Rojas, Alicia Domínguez Nápoles, Veliris García Gómez, Osvaldo Avilés Redondo, Ramón Andrés García Marrupe y Lázaro Ricardo Pérez.

Todos ellos, sindicalistas independientes, comunicadores, trabajadores por cuenta propia y activistas de los derechos humanos integrantes de la Fundación Cubana de Derechos Humanos en Isla de Pinos (FCDHIP), miembros de la MUAD.

Igualmente denunció "que agentes de la Seguridad del Estado se presentaron en el día de ayer (jueves) en la vivienda de Maria Elena Mir Marrero, secretaria general de la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC) y miembro también de la MUAD y del Proyecto #Otro18, advirtiéndola de que durante estos días no podía salir de la localidad donde ella vive y mucho menos del municipio".

De igual forma el delegado de la CONIC en la provincia de Cienfuegos, Carlos Roberto Reyes Consuegra fue detenido y conducido a la estación de la PNR de la localidad de Cruces, y advertido de que no podía salir de su vivienda. Le fue impuesta una orden de arresto domiciliario hasta que le comunicaran lo contrario.

La MUAD demandó "el cese de estos operativos policiacos y detenciones arbitrarias contra pacíficos opositores y sindicalistas independientes, como francas violaciones de sus derechos humanos".

Por último hizo un "llamado a la comunidad internacional, a las organizaciones internacionales y regionales de derechos humanos y del movimiento de los trabajadores para que soliciten de las autoridades cubanas la suspensión inmediata de estas violaciones, reclamándoles que respeten los derechos fundamentales de estos y de todos los cubanos".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.