Jueves, 8 de Diciembre de 2016
16:53 CET.
Represión

Una organización cristiana internacional denuncia irregularidades en el juicio contra un pastor

El reverendo Juan Carlos Núñez Velázquez de Las Tunas está esperando respuesta a su recurso contra la sentencia que lo condenó a un año de arresto domiciliario, reportó el martes el sitio Christian Solidarity Worldwide.

El 21 de octubre el reverendo fue declarado culpable de violar la ley de protección medioambiental después de que vecinos suyos se quejaran del sistema de sonido de la iglesia al considerarlo muy ruidoso.

Al reverendo le avisaron de su juicio solo dos días antes y su abogado no tuvo tiempo para preparar la defensa adecuadamente. Durante el juicio, solo le permitieron presentar cuatro testigos, mientras que la acusación presentó diez.

El reverendo debía comparecer ante el tribunal el 28 de octubre para conocer las condiciones exactas de su arresto domiciliario, sin embargo, como resultado de la apelación que presentó el 25 de octubre, la audiencia fue cancelada y mientras espera el resultado de la apelación puede salir de su casa.

La iglesia del reverendo Núñez Velázquez pertenece al Movimiento Apostólico, una red no registrada de iglesias protestantes. El edificio de la iglesia, que estaba situado en su propiedad privada, fue demolido el 8 de enero y desde entonces la comunidad se ha visto obligada a reunirse en el patio de la casa.

El 23 de septiembre, al reverendo se le notificó por parte de la Organización Ambiental (CITMA) de que sus vecinos se quejaron de que el sistema de sonido de su iglesia era demasiado ruidoso. Sin embargo, según Christian Solidarity Worldwide, "el sistema de sonido se adhiere a las normas ambientales y en ningún momento el CITMA lo ha evaluado oficialmente antes de presentar cargos".

El 26 de septiembre, Núñez Velázquez fue obligado a firmar una medida cautelar que estipulaba que tenía que pedir permiso oficial para salir de su ciudad. Algunas fuentes informaron que los vecinos del reverendo fueron alentados por las autoridades a quejarse de la iglesia. El reciente informe de CSW sobre la libertad de religión o creencia en Cuba afirma que los agentes del Gobierno a veces tratan de instigar la hostilidad de la comunidad hacia una iglesia local: "En un caso en Santiago, agentes del Gobierno emplearon vecinos para vigilar a los líderes de la iglesia siguiendo y tomándoles fotografías".

Durante el culto en la iglesia el 30 de octubre, los vecinos que acusaron al reverendo Núñez Velázquez de tener el sistema de sonido demasiado alto, encendieron velas que llenaron de humo el servicio religioso e hicieron que los miembros de la iglesia tosieran profusamente. Sin embargo, el reverendo fue capaz de terminar el servicio.

El presidente ejecutivo de CSW, Mervyn Thomas, denunció el caso: "La CSW está profundamente preocupada por el trato injusto del reverendo Núñez Velázquez y pide que se anule su sentencia. Instamos al Gobierno cubano a poner fin a su hostigamiento contra el Movimiento Apostólico. Llamamos además a la UE ya Estados Unidos a insistir en que las mejoras en la libertad de religión o de creencias y otros derechos humanos en Cuba sean parte central de cualquier diálogo con el Gobierno cubano".

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Oh!, que interesante! Algun juicio en la Cuba de los ultimos 60 años ha sido un juicio "regular"?

Imagen de Anónimo

La sanción de arresto domiciliario no existe en el Código Penal cubano, así que busquen cristianamente otra.

Imagen de Anónimo

Si por el audio se pusiera regueton seguro que no importaba.

Imagen de Anónimo

muy bien , ahora el 24 de diciembre que esa iglesia entregue a "todo el pueblo" una cesta con regalos al igual que lo hacen  los ministros y vamos a ver quien  es el último en ir a buscar su regalo de Dios. Que entregue armaduras para espejuelos, medicinas hasta los etc a ver si el audio suena alto se oye muy agradable. Hasta el G2 va a ir por su jabita.