Martes, 6 de Diciembre de 2016
13:02 CET.
Economía

Dos organizaciones piden a las empresas extranjeras respetar los derechos de los trabajadores cubanos

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) y Solidaridad de Trabajadores Cubanos (STC) inician una campaña para exigir a las empresas extranjeras con inversiones en la Isla respeto a los derechos de los trabajadores cubanos.

Asimismo, la FDHC y la STC urgen a las compañías foráneas a pedir a La Habana poder contratar trabajadores directamente, sin intervención de una agencia estatal.

Según Martí Noticias, en un comunicado divulgado este jueves, ambas organizaciones señalaron que buscarán promover una alianza con sindicatos de los países de los cuales proceden los inversionistas que operan en Cuba, para que apoyen los derechos de los trabajadores cubanos y exijan a las empresas que los respeten.

También aseguraron que trabajarán para documentar ante organismos multilaterales laborales y de derechos humanos, así como gobiernos —en especial aquellos que contratan profesionales cubanos—, el modo en que las leyes y regulaciones vigentes en la Isla violan los derechos de los trabadores.

Al interior de Cuba, la FDHC y la STC pretenden impulsar una campaña para exigir a las autoridades cambios en las leyes y códigos laborales, de modo que el Gobierno no pueda seguir violando "legalmente" los derechos de los trabajadores y exista un verdadero marco legal que se corresponda con los derechos universalmente aceptados.

En cuanto a la contratación de trabajadores cubanos, piden a las empresas foráneas que soliciten al Gobierno poder hacerlo de forma "libre, directa, justa y no discriminatoria", y no a través de una entidad estatal "que actúa como intermediaria, recibiendo los pagos del inversionista extranjeroen moneda convertible y pagando al trabajador una fracción infinitamente menor".

"En la selección y contratación del trabajador, las empresas estatales intermediarias (como ACOREX) utilizan criterios de 'idoneidad' y selección política discriminatorios", denunciaron FDHC y STC. "En todo ese proceso, el trabajador no puede recurrir a medios no estatales para defenderse, ya que la sindicalización independiente está prohibida y el poder judicial y los medios de prensa están bajo control del mismo Estado. Las protestas públicas y las huelgas laborales son penalizadas", alertaron.

"Estos mecanismos de selección, contratación, remuneración y prohibición de la sindicalización independiente violan varios Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), incluyendo algunos ratificados por Cuba. Incluso algunas de estas violaciones se basan en regulaciones administrativas contrarias a lo establecido en la propia Constitución y Código Laboral de Cuba", señalaron FDHC y STC.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Juegan con la cadena pero no con el mono. Acaso creen que alguna empreesa violaria algun derecho sin la complicidad del gobierno mismo?