Martes, 28 de Marzo de 2017
12:49 CEST.
Opinión

¿Comenzó la segunda 'Batalla de ideas'?

Una serie de hechos apuntan a que la dirección fidelista ha orientado desplegar la segunda "Batalla de ideas", una versión actualizada de aquella que comenzó con la lucha por el regreso del balserito Elián González en noviembre 1999 y que tuvo entre sus hitos la "primavera negra" de 2003, que acabó con el desmantelamiento —de un tirón— de buena parte del movimiento opositor y disidente, siempre tildado de estar en contubernio con "el imperialismo".

Entonces se erigieron "el protestódromo" y el "monte de banderas" frente a la entonces Sección de Intereses de EEUU, para mantener vivas las protestas y fortalecer la "ideología socialista frente a la agresión imperialista", aunque no había amenazas, preparativos de invasión ni barcos yanquis a la vista.

La campaña se extendió hasta la liberación de los "cinco héroes prisioneros del imperio".

Hoy estamos viendo un patrón similar al de entonces. Ante la ofensiva diplomática y de acercamiento de EEUU, la crisis económica sistémica y la reversión del estatal-populismo en América Latina, que ha puesto a la defensiva al fidelismo, junto al crecimiento del descontento nacional y al aumento de la actividad opositora, disidente y de pensamiento diferente de la izquierda democrática —incluso dentro de las filas del mismo oficialismo—, ya se comienza una especie de segunda "Batalla de ideas" encaminada a tratar de contrarrestar un evidente decaimiento "revolucionario" que ni la "actualización" ni el plan perspectivo hasta 2030 han podido contrarrestar. También, para tratar de desactivar la creciente y diversa resistencia popular.

El pitazo de arrancada lo habría dado el mismo caudillo con su irónica reflexión "El hermano Obama", tras la visita del mandatario estadounidense. Seguidamente, vino una escalada en la represión y múltiples acusaciones oficialistas contra los "oscuros propósitos del acercamiento imperialista", donde destacan la declaración ante el VII Congreso del PCC del ministro de Relaciones Exteriores contra la visita de Obama; las realizadas por la directora del Departamento de EEUU del Ministerios de Relaciones Exteriores contra internet y su supuesto uso para subvertir el sistema; las expuestas por el ministro de Cultura contra el apoyo de EEUU al eventual empoderamiento de los emprendedores, y la ofensiva general en escuelas y universidades contra los programas de becas del gobierno de EEUU para estudiantes cubanos.

Todo eso hace recordar los mítines de repudio y la campaña por Elián.

El vocero oficialista Iroel Sánchez en su escrito "Los millennials y una búsqueda infructuosa" acaba de acusar abiertamente a la nueva política de Washington de intentar restaurar "el capitalismo" en Cuba.

Las salidas públicas esporádicas del nonagenario Fidel Castro pueden estar relacionadas con esta nueva campaña.

Ahora no hay un Elián, ni cinco "héroes", pero sí una Ana Belén Montes, acaso la más valiosa agente infiltrada en altas posiciones del Gobierno de EEUU. Y sobre todo está el muy elevado nivel de la propaganda oficial contra "el intento del imperialismo de destruir la revolución desde dentro, usando su quinta columna", hacia donde más tarde o más temprano estaría dirigido el golpe principal de esta estrategia política.

La advertencia para EEUU y la Unión Europea sería clara: las relaciones diplomáticas y económicas son con el Estado cubano, con quienes tenemos el poder, y no con el pueblo ni sus deseos de libertad y democracia.

Además de las sistemáticas golpizas y retenciones por horas de opositores, en este marco se inscriben las continuas acciones de los órganos de la Seguridad del Estado (muy bien puesto el nombre porque se ocupa de cuidar al Estado y no al pueblo) para impedir reuniones y eventos de grupos opositores, disidentes y de pensamiento diferente.

Si existe plan o no, lo sabrá uno o unos pocos. Pero el patrón de acciones es muy parecido al que se llevó cuando la primera "Batalla de ideas".

Para evitar otra "primavera negra" y cerrar el paso a la creciente represión, son necesarios más que nunca la denuncia, la solidaridad internacional de todos los pueblos y gobiernos amantes de la libertad, la democracia y los derechos humanos, y el acercamiento de todos los grupos y personas sinceramente interesados en una democratización del sistema político cubano, sin exclusiones, incluyendo a los que dentro del oficialismo están dado muestras de disconformidad con la situación actual y buscan promover cambios hacia una sociedad donde quepamos todos.

Comentarios [ 26 ]

Imagen de Amadeus

Lo único que a estas alturas es capaz de impedir otra "primavera negra y más represión", es invitar a la 82th Airborne USMC Division, reforzada con la 1st Ranger Batallion, la 1st Infatry Division y la 101st Cavalry Division, a que pase unos días en Varadero.

Imagen de Cubanón Regusanón

Buen artículo, analítico y veraz. Voy a ma ndarlo para alllá junto con los comentarios ue algunos no tiene desperdicio.

Imagen de Anónimo

ahora es la batalla contra las ideas libertarias y de prosperidad que obama sembro en cuba!

Imagen de Anónimo

Dentro de la revolucion : todo . Fuera de la revolucion : nada . Se puede dialogar y hacer cambios pero entregar el poder eso jamas . pluripartidismo : no . Internet libre : no . Burguesia criolla : no Renunciar a la base naval : por que ? Si Ucrania no ha renunciado a Crimea porque Cuba ha de renunciar a Guantanamo ? No , No y No . Levantamiento del embargo : Si . Indemnizacion por daños economicos : Si . Todo lo demas : timbiriches , matrimonio gay , colegios de curas , coros gospel de Laffayette y visitas de divas del pop : Yes .

Imagen de Anónimo

buena caga la batalla de ideas, basofia pura

Imagen de Lector de DDC

En un escenario de intenso coqueteo comercial con el exterior y las constantes visitas de dignatarios, altos funcionarios y agentes de imagen a La Habana para identificar oportunidades de negocios con el poder, las sugerencias del señor Campos, a pesar de sus buenas intenciones, no pueden, desafortunadamente, conjurar la "segunda batalla de ideas" que definitivamente no sería más que otra vuelta de tuerca al pueblo cubano. Sólo hechos imponderables, que ahora la razón hace imposible visualizar, traerán paz y felicidad a los cubanos.

Imagen de Anónimo

Anonimo 17:21 Dice que "mientras en USA tengamos presidentes como el actual". Es hasta gracioso decir eso y los 11 presidentes anteriores a Obama que hicieron???? Los Castro los han ofendido, sacado la lengua, se ha burlado de ellos y que conste de esos 11 presidentes norteamericanos,  6 han sido republicanos. Y sigue los dictadores en el poder. Acaso quien escribio eso piensa que los Castros se apoderaron del pais en el 2008, cuando Obama tomo la presidencia???, o este sr. nacio en el 2008???Este anonimo no se ha dado cuenta de una cosa. Obama es el unico Presidente  a quien Castro I no ha ofendido o insultado... hay muchas maneras de demostrar miedo sr. Los Castro saben muy bie donde dice peligro.

Imagen de Anónimo

El desgobierno se esmerará en seguir siendo "bueno", ya se terminó el conflicto de Colombia con las FARC con lo cual se colgaron la medalla de estupendos con su mediación...!!!, también con la ayuda "desinteresada" en una veintena de naciones con mano de obra barata y exclava de todo tipo, obvio, de cara a la galería, "magnífico" país de primera en todo..., luchador incansable por la dignidad del hombre...y contra la explotación...!!!, se erigirá una y mil veces en la avanzadilla de las metas imposibles y la ONU y sus organismos mas emblemáticos felices de contar con un aliado inestimable que re-viola los derechos humanos en su país a mansalva pero le sirve de pantalla para su ofensiva en este mundo tan injusto. Cara buena para los imbéciles e incrédulos,garrote y aniquilación para su pueblo al que coge de cobaya en todos sus experimentos sociales con los que se sostiene y que le importa un comino prieto, Así las cosas la solidaridad y los apoyos deben pasar por un arduo trabajo de muchas puertas para dar a conocer la realidad de la Cuba, la de a pie, la que nunca mejoró en las esencias, no por el bloqueo si no por lo insostenible de políticas despilfarradoras y donde prima la corrupción y donde por supuesto una administración independiente y supervisada es una idea imposible porque es quitarle la gasolina antidemocrática que sostiene al sistema. Habrá que perseverar en la denuncia reparando en la valentía de muchos.

Imagen de Anónimo

Pero que batalla de ideas ni 8 cuartos si EEUU son ahora uña y carne . La Administracion Obama/Clinton ya enterro el hacha de guerra y ahora Cuba es una democracia occidental . Rusia es una dictadura y se le sanciona . Corea del Norte es una dictadura y se le sanciona . Pero ni China , ni Iran ni Cuba son dictaduras porque no hay sanciones sobre ellas segun Obama/Clinton . El embargo lo echaran abajo tan pronto los democratas ( gracias al voto cubano que no votara por Trump porque dijo que Machado era gorda y que millones de empleos se han perdido por culpa de la deslocaluzacion ) recuperen el Congreso . Clinton y Mariela Castro regiran los destinos de USA y Cuba como almas gemelas . Ambas son tan divinas , tan progresistas , tan liberales y ambas aman al proletariado como a su propia famiglia . Cuba necesita una presidenta mujer que sea fina educada y millonaria ( que mienta eso es lo de menos ) El post castrismo es el clintonismo post Obama . La Union de Republicas socialistas de Norteamerica sera una inspiracion para el neocastrismo . 

Imagen de Pedro Benitez

El control sobre los militares en manos de Alejandro Castro Espín ya viene caminando en el intento de garantizar la estabilidad necesaria en los cuerpos armados para resguardar los muchos activos de la familia y proteger su integridad física. El presidente puede ser cualquiera mientras el control de los militares se quede en la familia. La inversión extranjera es uno de los problemas más serios, profundos y alarmantes que tenemos los cubanos; porque con ella viene el robo del 90% de los salarios de los trabajadores y un ancla para continuar secuestrando los derechos humanos de los cubanos sin liberar las fuerzas productivas.