Miércoles, 18 de Enero de 2017
21:06 CET.
Represión

Julio Alfredo Ferrer, el precio de ser un abogado independiente y eficiente

Julio Alfredo Ferrer Tamayo no es un desconocido. Profesional de una gran experiencia, es uno de los abogados más eficientes con que cuenta la oposición cubana. Su conocimiento y habilidad han resultado esenciales para todos los que hemos sido asesorados por él.

El pasado viernes 23 de septiembre, represores de la sociedad civil que acostumbran presentarse como oficiales de la contrainteligencia, allanaron la vivienda de la abogada Laritza Diversent en el Calvario, donde radica el Centro de Información Legal Cubalex.

En la noche, al terminar la ocupación y registro, detuvieron a Julio Ferrer y lo trasladaron a la estación de policía de la calle Zanja, en el municipio habanero de Centro Habana.

Según Waldo Fernández, periodista que ha seguido el caso de Julio Ferrer, el abogado está pendiente de entrar a cumplir una condena de prisión por tres años bajo el cargo de falsificación de documentos. La persecución contra él no se ha desatado solo por su actividad en favor de los derechos civiles, sino por la decidida defensa de su esposa, Marienys Pavó Oñate, abogada como él, que cumple una condena de nueve años.

Por su libertad, Julio Ferrer ha expuesto las manipulaciones legales de autoridades judiciales que le han ganado la animadversión de un gremio demasiado comprometido con la impunidad de las autoridades como para no ser culpable.

Julio Ferrer intentó presentar el caso de su esposa en el Palacio de las Convenciones, en el pasado periodo de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Carla Ferrer Soto es hija de Julio Ferrer y trabaja en el Banco de Sangre del Instituto Cardiovascular. Habló con su padre temprano en la mañana del viernes. "Nosotros hablamos todos los días dos y tres veces, ese día yo había salido de guardia y había sido una noche difícil, entonces él me dijo que descansara y quedamos en que después hablábamos".

Sin embargo, más tarde se le hizo imposible comunicarse con él. Los teléfonos celulares de Ferrer y de Laritza Diversent estaban bloqueados, así como los teléfonos fijos de Cubalex y la casa de su padre.

"A las 10:30 de la noche él me llama y me dice que estaba en la unidad policial de Zanja. Entonces fui para allá rápido, a las 11:15 yo estaba allí. Cuando llegué hablé con el que estaba en la carpeta, le di sus datos, pero el oficial de guardia me negó que estuviera allí. Yo le dije que verificara, que mi papá me había llamado. Pero él buscó y me dijo que no estaba allí. Yo me fui casi a las 2:00 de la mañana".

El sábado en la mañana Julio Ferrer volvió a comunicarse con su hija y le confirmó que estaba en la estación de Zanja. De vuelta al sitio, Carla Ferrer debió decirle al oficial que su padre había sido trasladado por la contrainteligencia. Fue entonces que el oficial pudo confirmarle que estaba allí, pero le dijo que no podía hacer nada porque sobre esos casos ellos no tienen jurisdicción.

Le sugirió que viera a una oficial que atendía la parte de contrainteligencia. "Ella me comunicó que no tenía que ver con eso, que había que esperar a los que lo habían llevado, que además era fin de semana y seguramente habría que esperar al lunes. Yo le pedí que le pasaran algunas cosas, básicamente de higiene, pues comida y agua no se puede. Me dijeron que él me iba a llamar una vez al día, cada día que estuviera allí".

El domingo se repitió la llamada de Julio Ferrer a su hija buscando saber algo, pero Carla Ferrer no podía decirle nada pues no tenía información. Ella acudió una vez más a la estación de Zanja para que se repitiera el proceder habitual. De allí salió a buscar ropa limpia para su padre, que permanecía con la misma con la que había ido a Cubalex el viernes anterior.

El pasado 17 de septiembre, Julio Ferrer había ido a la Prisión Mujeres de La Habana, en el Guatao, donde permanece internada su esposa. Allí lo atiende regularmente la directora de la prisión, teniente coronel Mercedes Luna Rodríguez, quien ha comprobado las irregularidades presentes en el caso de Marienys Pavó.

La manipulación de las autoridades cubanas para encerrar a Julio Ferrer lastima la capacidad de la sociedad civil para proveer de asesoría y defensa legal a la población. Además crea incertidumbre sobre el caso de Marienys Pavó, de quien Julio Ferrer es el más decidido defensor.

Carla Ferrer Soto y Waldo Fernández sospechan que esta detención podría deberse a que las autoridades han decidido someter a Julio Ferrer al cumplimiento de la sanción de tres años que tiene pendiente.

"Eso es lo que supongo sea la justificación que ellos den para este encierro, porque en Cubalex no pasó nada el viernes pasado que lo justifique", concluyó Carla Ferrer. De ser así, a nuestra lista de presos políticos encerrados con causas comunes habría que sumar al abogado Julio Alfredo Ferrer Tamayo.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Impunidad, Oprobio, humillación, mentira, engaño, manipulación, burla, fascismo, abuso de poder, crimen con alevosía, demagogía, Prepotencia, ilegalidad manifiesta en el cumplimiento de sus propias leyes, injusticias superlativas, tráfico de influencias, violación de la persona y su domicilio, hurto de pertenencias, quebrantamiento de normas de convivencia, irrespeto e inobservancia sistematica  de la Declaración Universal de Derechos Humanos(ONU), Incumplimiento de acuerdos internacionales, dilación en la resolución de procesos judiciales: administrativos, Civiles y Penales, Golpizas, Difamación, Asesinato, Esclavitud y Explotación Laboral, Apartheid, Racismo.  Gran Honor de poseer todos estos repugnantes "valores" en grado de Cum Laude por la Tirania de Castro SL, los esbirros de las SS2 y su corrupto aparato policial. Nadie se escapa a la verdadera Justicia, tarde pero llegará. 

Imagen de Anónimo

Y luego dicen que hay cambios en Cuba...

Imagen de Anónimo

Pa' que tu paristes a los demonios de tus hijos Lina Ruz y no apretastes tu caliente vagina para asfixiarlos. Demonios traistes al mundo Lina Ruz...

Imagen de Bebe

Es que aquello es nazismo.los mismos metodos de la gestapo nazi.