Sábado, 16 de Diciembre de 2017
07:08 CET.
Represión

'Cuba los necesita con vida'

Observatorio Cubano de Derechos Humanos:

El OCDH respalda sin fisuras los reclamos que están en la base de la acción de huelga de hambre iniciada por Carlos Amel Oliva, Guillermo Fariñas, Laudelino Rodríguez, Zulma López, Oria Josefa Casanova, Maikel Mediaceja, Kessell Rodríguez, Rubén Alvarado, entre otros. El Gobierno cubano, superándose en su propio historial represivo (…) ha aumentado el nivel de violencia física de sus actuaciones y ahora recurre con mayor frecuencia a la violación de domicilios y al despojo de las pertenencias y recursos de los activistas de derechos humanos. Esto es algo intolerable.

El recurso a la huelga de hambre es legítimo y alcanza sentido en un país en el que no existe libertad de expresión ni tribunales independientes a los que un ciudadano pueda acudir (…) Además, la acción de huelga de hambre es un método que no genera daño en otros ciudadanos, de ningún tipo, ni físico, ni moral, ni económico, a diferencia de otros métodos violentos empleados en determinados momentos históricos de nuestro país. Fue la vía escogida por Pedro Luis Boitel y por aquel humilde hombre llamado Orlando Zapata Tamayo, quienes ofrecieron su martirio en el altar de la patria.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos, sin embargo, quiere llamar la atención sobre el daño que la acción de huelga de hambre provoca sobre quienes la practican, personas que son nuestros amigos, nuestros familiares, nuestros hermanos en Cuba, a quienes queremos y necesitamos con todas sus energías, fuerzas, inteligencia y valentía en el reclamo de libertad, democracia y mejores condiciones de vida para los cubanos.

"La liberación también encuentra sentido en el respeto de la vida frente a la cultura de la muerte y la represión, especialmente ante aquellos que no la valoran. La verdadera liberación en Cuba es la ruptura con la cultura de la indiferencia. A pesar del sentido que tiene el sacrificio o el martirio personal, debemos estar abiertos a otros métodos que en el contexto actual podrían ser más eficaces.

Cuba gana, y por tanto el Gobierno pierde, cuando varios de sus hijos reclaman sus derechos sin hacer daño a otros, pero también Cuba gana, y el Gobierno pierde, cuando se defiende la vida.

Partiendo del respaldo a los reclamos de los huelguistas, reconociendo la legitimidad del método, pero también considerando otros valores y realidades, les pedimos humildemente la suspensión de la huelga de hambre. Cuba los necesita con vida.

Armando Chaguaceda, politólogo e historiador:

La política tiene sentido cuando se hace para liberar cuerpos y almas, de individuos y de pueblos; no para oprimirlos o aniquilarlos. Y esa política es un equilibrio entre la épica y el realismo. Dicho esto y ratificando mi admiración y respeto por la resistencia y patriotismo de los opositores cubanos —en especial por la Unión Patriótica y su liderazgo, a los que considero la fuerza y agenda de cambio más importante de la disidencia— hago un pedido público para que cese la huelga de hambre que se roba la vida de varios cubanos, en especial de mi amigo Carlos Amel Oliva.

Desde el inicio de este drama he intentado desestimularlo, alejando el fatal desenlace, pero la determinación de los activistas es total. Todos los que sientan la misma impotencia y dolor que siento ahora; los que puedan llevar un mensaje de serenidad y consejo a los huelguistas y a sus seres queridos que lo hagan.

Eliecer Ávila, presidente de Somos+:

Esta no es una declaración oficial del Presidente de Somos+, es la opinión de Eliecer Ávila.

Me muero de dolor cuando veo las imágenes de Carlos, un joven inteligente, padre de dos hermosos hijos y con un futuro por delante, que está en riesgo de sufrir traumas irreversibles e incluso de morir, para reclamarle cosas a un sistema cruel y despiadado que ganaría más con su muerte que con su vida.

Si él fuera miembro de mi organización no le hubiera permitido hacer algo así, o por lo menos hiciera hasta lo imposible por persuadirlo de lo contrario. Creo que hay muchísimas maneras más eficaces de generar presión, más cuando en teoría se cuenta con miles de activistas en todo el país, para que ahora simplemente se dependa de la salud y hasta la muerte de estos jóvenes para poder avanzar.

Yo no sacrifico la vida de nadie como un "costo natural" de ninguna batalla política, al contrario, alentar una actitud como esta me parece un crimen. Mucho más hacerlo desde la abundancia de las mesas de muchos que hoy encienden el Facebook con mensajes como: "La muerte de estos patriotas abonará el camino de la libertad". Eso es cínico.

No veo cómo la muerte de los líderes que deben motivar a la gente e impulsar los cambios pueda ayudar en algo. Siento desde hace días la necesidad de decirlo aunque para algunos no sea correcto políticamente. Hoy no me pude aguantar más.

Nuestra lucha es por la vida, por la familia, por el futuro, por nuestros hijos. Todo lo cual pierde sentido si nos morimos.

Nada material vale que Carlos Amel y cualquiera de los otros deje de respirar. Yo daría con gusto todo cuando poseo porque un hombre como él viviera, y viviera mucho, porque la nación lo necesitará cada vez más. Ya en el pasado muchos patriotas con sus presiones empujaron a la muerte a nuestros mejores hombres. Yo no formaré parte del club de los que empujan, aceptan, o promueven un acto tan horrendo que más que aportar alguna ganancia política, mancharía eternamente no solo nuestra historia, sino nuestras conciencias.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

"Esta no es una declaración oficial del Presidente de Somos+, es la opinión de Eliecer Ávila". Así se nos desdobla el joven y pomposo líder, hablando de sí mismo presidencialmente y en tercera persona, para expresar en son de amigo su dolor por las imágenes de Carlos Amel Oliva (dolor que yo creo sincero, pese a que otros lo ponen en duda). Pero luego salta el presidente --el presidentico, si se me permite un diminutivo cariñoso-- con ademán autoritario: "Si él fuera miembro de mi organización no le hubiera permitido hacer algo así". Pulla que evidentemente va dirigida como un dardo envenenado contra José Daniel Ferrer, secretario ejecutivo de la UNPACU. O al menos, eso es lo que parece. No le voy a dar ningún consejo a Elicer (ni a nadie). Ya una vez le advertí, en Madrid, que resultaba chocante que exaltara como role model la figura de Julio Antonio Mella (por cierto, otro huelguista de hambre) y luego hasta me arrepentí. Simplemente le recuerdo que no es hora para enfrascarse en luchas anticipadas por el poder.---NIC

Imagen de Anónimo

Muy bien por estos reclamos de lideres de la opsicion cubana. La huelga de hambre es la particularizacion del suicidio a cuenta gotas. A menos que la comunidad internacional, liderada por El Vaticano, USA y UE, se pongan duros contra el regimen de los Castros, estos muchachos pueden perder la vida. El problema con la huelga de hambre tambien es que constituye un meto de emplazamiento que se refuerza con cada periodo de tiempo que pasa. Y se refuerzan con ella los encontronazos entre quienes la provocan y quienes las ejecutan. Ese reforzamiento cae un un tranque del miao que anula otras vias de solucion. Yo creo que a los Castro hay que sacarlos del poder por la fuerza, pero la fuerza solo la pueden emplear los poderosos, por eso rece tanto porque Marco Rubio llegara a la Casa Blanca. El poder en Cuba no deja otra opcion valida que la fuerza y una huelga de hambre no constituye nada de eso.

Imagen de Anónimo

// Es que no se les "pide", no se "opina" que no "deben" hacerlo //A un compañero de activismo, de cualquier empresa que sea bien importante para uno y para todos, *se le prohibe* que use el método sentimentalista y nada racional ni práctico de la huelga de hambre. Se le dice "ese método lo puedes usar solo a título personal, no cuentes con nosotros para ello". Y, claro, *hay que demostrar que se tienen alternativas que sí sirven*. Las huelgas de hambre demuestran casi siempre desconocimiento y falta de fé en métodos que sirven, del huelguista y de sus compañeros.Si ustedes quieren, pueden parar esas huelgas ahora mismo.>>>>>>>>>  Ricardo E. Trelles      MHECnet.org

Imagen de Anónimo

Muy bien por el Obsercatorio. Y ¿qué le pasa a el Sr. Ávila que parece que habla desde un pedestal? Continúa en Cuba, hasta entre los opositores la cultura del engreimiento, la autosuficiencia, el desdén.

Imagen de Anónimo

Qué fula es el Eliécer ése!

Imagen de Anónimo

Bien por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos y por el politólogo Armando Chaguaceda, y muy mal por Eliécer Ávila, que parece aprovechar la huelga de hambre de Carlos Amel para saldar sus cuentas con José Daniel Ferrer. Hay que ser muy narcisista para en estos momentos ponerse a escribir: "Si él fuera miembro de mi organización no le hubiera permitido hacer algo así"; y hay que ser un demagogo para decir que daría todo cuanto posee, etc. Eliécer, aprende a respetar a los demás y ahorráte la farsa en un momento como éste. 

Imagen de Anónimo

me parece que bien que se trate de parar a estos valientes de la huelga de hambre. van a regalar su preciosa vida por nada, porque en cuba se desconoce semejante hazaña y en fuera de cuba, por desgracia, pasara muy poco. dictadura es dictadura, no creen ni en la pu#@ madre que los pario! los dejaran morir SEGURO! solo discrepo cuando elicer dice que nada material vale dejar de respirar, Quien le dijo a elicer que es una cuestion material? es cuestion de defender los derechos individuales!!! por favor. ABAJO LOS CASTRO ASESINOS!!

Imagen de Anónimo

El problema está en que Cuba no los necesita para nada. Así ha pasado con todos los huelguistas de hambre que han muerto durante el castrismo y con estos pasaría lo mismo. De ahí que cuando el primero muerra, los demás saldrán en desbandada.

Imagen de Anónimo

Bueno, espero que José Daniel Ferrer le conteste al oportunista de Eliecer Ávila como se merece.