Viernes, 15 de Diciembre de 2017
10:39 CET.
Represión

La Seguridad intenta sobornar a una Dama de Blanco con atenciones especiales para su hija enferma

Ada María López Canino es Dama de Blanco, coordinadora nacional de la Red de Bibliotecas Independientes, autora del blog Mamá en casa y madre de cinco hijos.

Por participar en las actividades del grupo opositor femenino ha sufrido golpizas que le han provocado la pérdida del conocimiento o varios días de dolores, ha recibido amenazas de muerte y los agentes del régimen han intentado intimidarla con la "posible desaparición" de sus hijas menores, las jimaguas Lliliany y Eliany Díaz López, de solo diez años de edad.

Sin embargo, cuando Lliliany enfermó hace unas semanas y fue ingresada en Hospital Pediátrico William Soler, la Seguridad del Estado pensó que podía sobornar a Ada María.

"Mis dos hijas son jimaguas unidas por una cuerda; cuando le da algo a una, le da a la otra", señala la activista.

Relata que a finales de mayo el médico de la familia, Rangel Guerra, decidió someterlas a ambas a exámenes para descartar un dengue. Las primeras pruebas dieron normales, pero en la comprobación los análisis de Lliliany dieron alterados, por lo que el galeno recomendó una radiografía.

La prueba mostró "'un tapón', como le llaman ellos, del tamaño de una naranja, en el pulmón izquierdo de la niña", describe la madre.

La repetición de la radiografía en el policlínico de Capdevilla arrojó la misma imagen. El médico de la familia determinó que la niña debía ser ingresada, y la envió al William Soler donde, tras un ultrasonido, la doctora de guardia indicó un tratamiento con penicilina cristalina endovenosa cada seis horas.

La niña fue internada el 4 de junio. "Al día siguiente, el domingo 5 de junio, se aparece un agente de la Seguridad del Estado mandado por Luisito, con la justificación de que se interesaba por mi hija".

¿Quién es Luisito?

Luisito es el agente de la Seguridad que ordena a la represión de las Damas de Blanco. Se dice que es el jefe de esas operaciones.

¿Con qué nombre se presentó el agente?

No dijo nombre. Yo lo conozco de las represiones de los domingos. No me quisiera equivocar, pero me parece que se hace llamar Jonathan.

¿Y qué pasó entonces?

Yo me molesté al verlo allí. Me dijo: "Ada María no se altere, piense en la salud de su hija". Era increíble.

Yo le dije que en lo que tenía que pensar era en aquel hospital, que tenía la cámara llena de fotos para las noticias que iba a sacar de las condiciones infrahumanas en que vivíamos las madres y los niños allí.

Entonces, me dijo: "Mira, Ada María, nosotros vamos a trasladar a la niña para el Hospital CIMEQ". Le respondí: "No, estás muy equivocado, si los niños de esta sala van para el CIMEQ, la mía va para el CIMEQ; si no, la niña mía se queda con los niños de esta sala, porque la niña mía es del pueblo de abajo".

Además traía una caja de jugo para mi hija; yo le pregunté si traía jugo para los demás niños también y me respondió que la caja se la mandaban a mi niña. Le dije: "Estás equivocado; si traes jugo para todos los niños aquí, si vienes con un camión o una guagua de jugo, pues mi hija toma jugo; si no, mi niña no toma jugo ninguno, sigue tomando agua o lo que yo pueda facilitarle".

¿Cuáles eran esas condiciones infrahumanas que tú viste allí?

Ese hospital está en condiciones deprimentes, los baños están en muy mal estado, hay un baño para toda la sala, el mismo para los niños y los mayores. El refrigerador de allí no enfría y el yogurt de los niños se echaba a perder.

Cuando yo me quejé por el yogurt echado a perder, me cambiaron el mío, porque era Dama de Blanco, pero el de los demás niños no lo cambiaron. Me iba a quejar a la dirección y la enfermera me dijo: "Si yo te tengo que amarrar aquí, yo te amarro, pero tú no vas. Yo me encargo de eso". Y me trajeron un yogurt bueno, con probióticos, para la niña mía. A los demás niños no les dieron nada.

¿Cómo crees que los militares se enteraron de que tu niña estaba ingresada?

No lo sé. Ellos viven pendientes de la vida de nosotras, saben todo de nosotras. Todos los teléfonos los tienen interceptados. Yo llamé a mi hermano, le dije que tenía que ir corriendo con mi hija al hospital, y ya ellos lo sabían.

¿Cuáles fueron las agresiones más fuertes que sufrieron las Damas de Blanco y la campaña #TodosMarchamos el domingo en el que tu niña estaba ingresada y el agente Jonathan aparentaba tanta caridad?

Ese fue un día de lluvia y, cuando las Damas de Blanco salieron, las golpearon. Ahora ellos ponen vehículos entre nuestras cámaras y las personas a quienes agreden, o golpean dentro de las guaguas para que las cámaras nuestras no lo graben.

Ese día golpearon a Maylen González González dentro de la guagua. Un montón de mujeres policías le cayeron encima y le dieron de un modo bárbaro.

El miércoles siguiente le dieron de alta a mi niña. Hasta ahora está bastante bien. Ya el domingo pasado (12 de junio) yo salí para la marcha de las Damas, pero me cogieron en Quinta Avenida y 42 y me llevaron en una patrulla para Santiago de las Vegas. Me soltaron al final de la tarde.

Ellos ya no nos quieren ni en los centros penitenciarios. Nuestro mensaje, el de la libertad, le crea problemas a este Estado dondequiera. A Berta Soler le golpearon la cabeza con algo duro que ella no sabe qué es. Le arrancaron entre varios hombres una bandera cubana y la presión que le hicieron fue tanta que le quemaron un brazo.

¿La niña ya está totalmente recuperada?

Tiene que volver al hospital para que la vean los médicos. Tiene que seguir atendiéndose por el neumólogo, aunque ya el ultrasonido dio que en el pulmón no tiene nada, así como las radiografías. Los médicos me preguntaron: "¿Mamá, qué tú hiciste?". Yo no he hecho nada, lo ha hecho Dios, porque mi Dios es un Dios vivo y hace milagros también en estos tiempos.

¿La atención en el hospital fue buena?

La atención de los médicos fue muy buena.

¿No te sentiste discriminada?

No, no, no. La atención de los médicos fue maravillosa, las enfermeras también.

¿Cuál fue la reacción de Jonathan? ¿Se fue?

Sí, él se fue cuando yo lo traté como lo traté. Hasta la enfermera le dijo: "Si tú no vienes con jugo para todos los niños, aquí no entras más".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

Yo soy la dl comentario de la violacion de la privacidad.los castros realmente consideran que los cubanos son esclavos de su propiedad con los que pueden hacer lo que se les venga en ganas.el ejemplo es como un tipo como este se atreve a entrar como si nada en un hospital.y sin ser bienvenido se le acerca a esta angustiada madre con sus estupideses represivas y su chantaje emocional.le monitorean y escuchan las conversaciones a la gente sin el mas minimo pudor.eso es represion pura y dura.es mucho el dano que le han hecho los viejos castrosaurios a la sociedad cubana.en estos regimenes represivos no hay limites.

Imagen de Anónimo

Y de que podian trasladarla al CIMEQ.hasta ellos mismos reconocen que en los hospitales cubanos dl pueblo la atencion no es la mejor.y los recursos son minimos.que gente mas descara estos represores.hay que ser cara de guante pa todavia hablar de educacion y atencion medica gratuita en la isla carcel.como si con el salario de cuba promedio de 20 dolares(el mas bajo del mundo).se pudiera pagar nada.en cuba nada es de gratis.la gente paga mil veces por lo que mal reciben cuando trabajan de esclavos por un salario que ni para mal comer alcanza.

Imagen de Anónimo

Esto es grave.que un tipo que no sea familia de la senora se atreva a entrar al hospital y acercarsele como si nada.es grave.en esta dictadura no hay el mas minimo respeto por la privacidad de las personas.y parenle de criticar a las pobres enfermeras.que trabajan durisimo y son mal pagadas y tienen que soportar miles de groserias de la gente.y creanme hay muchisimas medicos chusmisimas.el habito no hace al monje.en este caso el titulo.

Imagen de Anónimo

 esa noticia llego a punto cero y la diarrea verde del cagandante fue mas apestosa de los normal. (INFILTRADO EN PUNTO CERO)

Imagen de Anónimo

Jajá, me imagino a la enfermera un poco chusma y mal maquillada, jajá, pero fue muy buena su respuesta!!!! Felicidades enfermera!!!

Imagen de elmedicodelmongo

un perro sabueso que seguro en su casa no tiene ni la cajita de jugo q le entregaron para el soborno,seguro q el pobre perro iba en su moto mirando la cajita de jugo con deseos de portarsela a su hijo,pero como la tuvo q entregar en la oficina,se quedo con esos deseos,pobre cerebro de mosquito como los usan.

Imagen de Anónimo

Buen artículo y bravo por Ada Maria q se portó como una guerrera. Felicidades y muchas cosas buenas para sus jimaguitas.

Imagen de Anónimo

Shining (El resplandor), que horrorrrrrrr

Imagen de Anónimo

Ay, Luisito, que chupamedias eres!!! Eso indica lo rebruto y reimbécil que eres. Tu celebro (y no cerebro) es propiedad de los Cagastro!!! Das pena!!!

Imagen de Anónimo

Grande esa Dama de Blanco y bien por la enfermera que trató al esbirro como se merece. Estos son los ejemplos que nos enorgullecen a los cubanos demócratas que queremos el bien para toda la gente de nuestro país. Gracias a DDC por dar noticia de esto y de tantas cosas que no sabríamos si no fueran publicadas en este diario. Muchas gracias.