Viernes, 15 de Diciembre de 2017
17:14 CET.
Sociedad Civil

Activistas cubanos participan en eventos previos a la Asamblea General de la OEA

La cuadragésimo sexta Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) se desarrolla hasta el 15 de junio en la República Dominicana, bajo el lema "Fortalecimiento Institucional para el Desarrollo sostenible de las Américas".

La Habana no participa. Aunque en 2009 el organismo levantó la suspensión vigente desde 1962, el Gobierno de Raúl Castro ha rechazado un eventual retorno. No obstante, varios miembros de la sociedad civil cubana asisten el evento.

La OEA ha promovido e incrementado la participación de la sociedad civil en la Asamblea General, las sesiones generales del Comité de Asuntos Jurídicos y Políticos y el proceso de Cumbres de las Américas. Sin embargo, este martes, en un hecho sin precedentes, se negó a activistas y periodistas la entrada a las plenarias, supuestamente por falta de espacio, lo que generó protestas.

Gracias al apoyo de la sociedad civil de países miembros, varios cubanos pudimos viajar a República Dominicana y participar en distintos foros sociales realizados en el marco de la Asamblea General, en la elaboración de declaraciones y en un encuentro con el secretario general, Luis Almagro, lo cual nos permitió tener una visión propia sobre el funcionamiento de la OEA.

El viernes 10 de junio, varios asistimos al Foro Interamericano Afrodescendiente, organizado por el Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, la Red Jacques Viau y Dominicanos por Derecho.

El Coordinador Nacional del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), Juan Antonio Madrazo Luna, estuvo entre los panelistas, y abordó la falta de voluntad política del Gobierno cubano para llevar el tema del racismo a discusión pública.

El sábado tuvo lugar el panel "Construyendo el futuro de Cuba, avances y propuestas", en el cual participaron Laritza Diversent, directora del Centro de Información Legal Cubalex; Manuel Cuesta Morúa, fundador del Partido Arco Progresista; Víctor Manuel Domínguez, representante del Centro Nacional de Capacitación Sindical y Laboral de Cuba, y Hernán Alberro, director de Programas del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). Como invitada, asistió la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla.

Las exposiciones giraron en torno a los cambios actuales en Cuba, su influencia en la vida de los cubanos y cómo alcanzar la democracia. Desde el público surgieron preguntas y, en menor proporción, desacuerdos con el panel. Eliades Acosta, exdirector de la Biblioteca Nacional de Cuba, exjefe del Departamento de Cultura del Comité Central y fervoroso defensor del Gobierno cubano… desde  Dominicana (donde afirmó vivir desde hace seis años), acusó a los panelistas de mentir, cuestionó sus posiciones frente al "bloqueo" estadounidense y sus fuentes de financiamiento, y lamentó que el panel no fuese televisado en Cuba. La pregunta es si el Gobierno cubano lo habría permitido.

Aunque el opositor Jorge Luis García Pérez (Antúnez), presente en el público, dio una respuesta apasionada y aplaudida, más calmadas y efectivas fueron las de Diversent y Cuesta Morúa.

Diversent defendió el derecho de la sociedad civil a recibir financiamiento externo. Cuesta Morúa señaló que los partidos opositores cubanos son ilegales, y recordó la solidaridad internacional que el Gobierno cubano enarbola y a la que ha recurrido. Llamó a no monopolizar el lenguaje, y afirmó que, por definición, Cuba no sufre un "bloqueo", sino un "embargo".

Los tres cubanos habían coincidido antes en la necesidad de que el embargo desaparezca, ya que el Gobierno lo usa como pretexto para justificar su fracaso.

El domingo 12 fue particularmente intenso para los cubanos, al integrar las mesas de trabajo sobre Población Afrodescendiente, Democracia y Desarrollo Sostenible, y Derechos LGBTI, y participar en la elaboración de los documentos emitidos por estas.

Cuesta Morúa y Madrazo Luna fueron seleccionados en sus respectivas mesas de trabajo (Democracia y Desarrollo Sostenible y Población Afrodescendiente) para dirigir al secretario general una de las dos preguntas por cada mesa.

'Para los cubanos sería positivo que La Habana regresara a la OEA'

Madrazo Luna opinó que para el pueblo cubano sería positivo el regreso de La Habana a la OEA, pues podría beneficiarse de programas animados por el Banco Interamericano de Desarrollo, como el destinado a Poblaciones Afrodescendientes.

Además, el Gobierno estaría obligado a adoptar la Carta Democrática Interamericana y a restituir al menos una parte de sus derechos al pueblo.

¿Pero hasta qué punto sería así, cuando en otros países miembros de la OEA se violan los derechos de los ciudadanos?

Madrazo Luna dijo ser consciente de que la democracia no supera las desigualdades y de las imperfecciones de la OEA. Lo constatamos durante el diálogo del secretario general con la sociedad civil, en el que Almagro no dio respuesta clara prácticamente a ninguna pregunta.

Madrazo consideró que fue vago sobre la cuestión de los afrodescendientes y la discriminación racial, pese a afirmar que la actual crisis financiera que atraviesa el Sistema Interamericano de Derechos no afectará el programa previsto para el Decenio de los Afrodescendientes.

Sobre la posición de la OEA frente a la suspensión de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que los aliados de la mandataria han calificado de "golpe de Estado técnico", Almagro dijo: "Hemos realizado dos visitas a Brasil para interiorizar la situación, expresar nuestras opiniones y denunciar lo que consideramos incorrecto".

En estos momentos, la OEA espera respuesta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para pronunciarse. Almagro se refirió a cuestiones éticas que deben ser tenidas en cuenta, como el hecho de que miembros del Senado y Congreso brasileños estuviesen bajo investigación por corrupción.

Por otra parte, el secretario general de la OEA calificó la reciente masacre en un centro nocturno gay en Orlando, Florida, como un crimen de odio.

Desafortunadamente, sus respuestas a la repetidas preguntas sobre la crisis financiera que atraviesa el Sistema Interamericano de Derecho debido a la falta de aportes de los gobiernos, no despejaron incertidumbres.

Justo, la posibilidad de acceder al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, en particular la Corte, es uno de los beneficios que Madrazo prevé para la sociedad civil cubana, si La Habana regresa a la OEA. Sería posible interpelar al Gobierno ante la Corte, órgano judicial que emite sentencia, a diferencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Pero aún sin el regreso de La Habana a la organización, Madrazo considera importante la participación de la sociedad civil por la posibilidad de articular con organizaciones no gubernamentales latinoamericanas, y movimientos como los de afrodescendientes y LGBTI.

"Tenemos derecho a existir como sociedad civil, debemos continuar presionando al Estado cubano para que continúe avanzando en el proceso de registro de asociaciones", dijo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Lo más importante en República Dominicana  es que Rosa María Payá dio varios paneles magistrales y recibió el apoyo de la OEA y muchos cancilleres para el plebiscito cubano CUBA DECIDE por la libertad.  

Imagen de Anónimo

Si ya comprendo. Antunez desde el publico levanto el machete de Maceo. Diversent y Morua, quieren jugar con la tirania en las "elecciones" del 2018.Y segun Morua van a ganar!!!!!! jejejeje, imaginate tu, explicando por fuera, lo que no es csoaz de explicarle a sus vecinos tansiquiera.Que barbaros son!!!!

Imagen de Anónimo

Y no fue la psicóloga millonaria????https://youtu.be/ZQvKA6QWnnE