Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Opinión

La homofobia del régimen a paso de conga

"Socialismo sí, homofobia no", proclamaron algunos enardecidos hace pocos días, en La Habana, mientras arrollaban en la conga de Mariela Castro, durante la IX Jornada contra la Homofobia y la Transfobia. La ONU también se sumó al baile, prodigando su apoyo a la directora del CENESEX, además de un premio, el denominado "Únete al Compromiso con la Igualdad y la No Violencia de Género".

Una vez más, el plato fuerte del espectáculo fueron las bodas simbólicas entre gays, a la espera de que los generales y las momias del Comité Central acaben de comprender que su legalización podría reportarles mayores ganancias que la Zafra de los Diez Millones. Al menos de cara al exterior, aunque hacia adentro deje pérdidas.

Porque tal vez no sean muy precisos quienes afirman que esas bodas simbólicas y las graciosas congas gays no nos están dejando sino vodevil y pintoresquismo tercermundista. Creo que en la concreta nos dejan algo más, y peor, que es la agudización del problema contra el que presumiblemente luchan.

Ya se ha hablado bastante sobre la sospecha (o la evidencia) de que el activismo antihomofóbico de la hija del dictador no responde sino a un plan de estrategia cosmética, dirigido —como todos los planes del poder en Cuba— hacia la opinión internacional. Pero se insiste menos en que, de cara al interior de la Isla, el tan llevado y traído proyecto del CENESEX resulta en esencia contraproducente, incluso dañino desde el punto de vista cultural, puesto que en vez de empezar por la labor educativa, formativa y de sensibilización, lanza medidas de efecto público que son como órdenes de arriba. De manera que la población en general, como todo lo que se le impone (que allí es todo), acata pero no concientiza, se limita a cruzarse de brazos, vencida pero no convencida.

Así, pues, me temo que al final esta campaña no consiga otra cosa que no sea continuar exacerbando nuestro espíritu homofóbico, que no solo es expresión de machismo, como muchos piensan. También condensa crueldad y miseria humana.  

Abundan en Cuba las discriminaciones: políticas, económicas, raciales, de género… Y a mí por lo menos me parece particularmente sintomático que la hija de papá haya escogido a las víctimas de esta comunidad discriminada, que a la vez que alinea entre las más sufridas (y las más reprimidas), es posiblemente la más vulnerable ante las manipulaciones del poder, por ser quizá la más dividida y digamos la más inofensiva. ¿Le permitirían a un auténtico antirracista organizar mítines callejeros y convocar en comparsa a sus defendidos para que exijan reivindicaciones? ¿Se lo permitirían a un auténtico defensor de los derechos de los trabajadores, tan acogotados y mal remunerados?

Entonces no nos queda sino concluir que los planes del CENESEX, lejos de ser antidiscriminatorios, son especialmente prejuiciados, despreciativos y aun mezquinos.

Considero demasiado simple esa hipótesis según la cual la hija de papá escogió el tema LGBT solamente en busca de un protagonismo fácil y muy mediático, que le permitiese hacer currículum como futura líder, sobre todo teniendo en cuenta lo bien mirada que resulta la faena por parte de la progresía internacional. Son detalles que sin duda debieron ejercer su gravedad sobre el asunto. Pero se me hace que lo verdaderamente definitorio ha sido el profundo desprecio, la pobre consideración y el nulo respeto —por no hablar del nulo miedo— que los miembros de la comunidad LGBT merecen ante los ojos del régimen. 

Ello explicaría, por ejemplo, que mientras mujeres y hombres pacifistas han sido sistemáticamente encarcelados y apaleados por caminar por las calles en silencio y con flores en las manos, a Mariela y su heroica guerrilla se les permita arrollar en conga, disparando a cada paso consignas presuntamente liberadoras.

A un lado, están la evidente satisfacción de los recién casados en bodas gay simbólicas y la desparramada alegría de los participantes en las congas. Al otro lado, están las burlas o las descalificaciones o la abierta repulsión que provocan no solo entre la gente prejuiciada (que en Cuba constituye mayoría) sino incluso entre muchos, muchísimos miembros de la comunidad LGBT del país, o al menos de La Habana.

Sería cuestión de cotejar el peso de ambos lados en la justa balanza. Y luego, para redondear, no debiéramos perder de vista el hecho de que en la misma forma que el CENESEX les da alegría a los miembros de esta comunidad que demuestran serles fieles e incondicionales, segrega y discrimina a los de esa misma comunidad que por diversas razones no admiten sumarse a su comparsa.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

La boda entre homosexuales es una parodia avergonzante, y lo peor que está por venir es que todos quieren adoptar hijos, ya saben para qué.Nuestro mundo cada día está más perdido. Yo respeto a los homosexuales, pero estoy en contra de estas dos aberraciones.Si quieren hijos que busquen como parirlos, si es que lo consiguen, ok.

Imagen de Anónimo

Ano. 12:54 y 12:58, parece ser que usted no sabe interpretar lo que lee. El autor de este artículo dice: "Porque tal vez no sean muy precisos quienes afirman que esas bodas simbólicas y las graciosas congas gays no nos están dejando sino vodevil y pintoresquismo tercermundista".Y su ortografía da muestras de su capacidad de lectura: se escribe Vaticano. Para discutir hay que primero tratar de entender lo que está diciendo el otro. Lee mejor, aprende.

Imagen de Anónimo

Anónimo 28 Mayo 2016 - 9.26 pm: Nada pues si tus inquietudes son políticas debes ir allá y manifestarte,no se puede mesclar todo,es muy fácil y cómodo 'cacarear' desde afuera y hacer,com he leido recientemente' actividades políticas de cubanos aquí en Europa y despues coher los aviones y regresar a La Habana a 'Vivir del Cuento' y cargados de pacotilla.

Imagen de Anónimo

El Baticano tambien ve esa actividad en Italia:_Vídeos: Marcha del Orgullo Gay junto al Coliseo de Roma - ABC.eswww.abc.es/.../marcha-orgullo-junto-coliseo-4295731152001.ht...Diese Seite übersetzen14.06.2015 - Este sábado en Italia miles de personas han tomado las calles de Roma para celebrar la Marcha del Orgullo...

Imagen de Anónimo

Para José Hugo; nada de tercer mundismo:Christopher Street Day München CSD 2016 - Das offizielle Stadtportal ...www.muenchen.de/veranstaltungen/event/8062.htmlParade und Party der Lesben und Schwulen: Der Christopher Street Day in München. Mit bunten Wagen, kostümierten Gästen, der großen Politparade, einem

Imagen de Anónimo

Cuba es el país de las incongruencias. Los Beatles estuvieron prohibidos y décadas después la momia le erigió un monumento a John Lennon en la Habana, le preguntaron por qué lo habían prohibido y respondió como de costumbre, yo no me acuerdo de eso. Ahora la hija y sobrina de los dos creadores de la UMAP se erige en defensora de los homosexuales, mafia, si mafia en la Habana y no en Miami. Ya en Colombia, sin tanto aguaje y mentiras, los homosexuales pueden legalizar su pareja, y en Cuba, no, la momia está ahí cagando, y mientras viva no habrá nada de eso. De la cubana-siciliana, mejor ni hablar, descarada y aprovechada.

Imagen de Anónimo

Por supuesto, las congas y el plumerío es también la forma indirecta y consciente de quitarles seriedad y peso a las demandas. La señora Castro está ahí cumpliendo el cometido de entretener, reescribir la Historia de la barbarie revolucionaria que se ha cebado en este sector de la población y de paso echarle un guiño a la comunidad homosexual mundial de que Cuba es gay-friendly y pueden ir a la isla a disfrutar y ga$tar lo que le $obra a este afluente grupo. Llevan años hablando de los logros respecto a los derechos a “la diversidad sexual” (que siempre se han quedado en letra muerta en cualquier votación de la Asamblea Popular) para nunca tener que hablar del derecho a lo que verdaderamente cuenta: LA DIVERSIDAD POLÍTICA. 

Imagen de Anónimo

Lo importante no es que en otros países también se organicen esos espectáculos para llamar la atención contra homofobia. Lo importante y lo sospechoso es que en Cuba se organicen únicamente con los gays, mientras hay otros muchos grupos de personas discriminadas y marginadas a las que no se les permite manifestarse públicamente. Eso deja muy claro que Mariela Castro y su familia sólo están utilizando a los LGBT para sus fines políticos y que no les importa verdaderamente su situación. ¿Por qué no hacen lo mismo con los negros, tan discriminados, o con las mismas mujeres que la policía patea en las calles por protestar pacíficamente contra el gobierno? Estas personas discriminadas también se manifiestan en las calles en cualquier país del mundo, al igual que los gays. 

Imagen de Anónimo

Esta bueno ya! De esta tipa hija del represor mayor que se cree que ella se va a quedar en el poder con esto de los homosexulaes, en Cuba todo sigue igual, la represión para todos es la misma o peor. A esta Mariela vividora y descarada tendrá que rendir cuentas a la justicia, tiempo al tiempo.

Imagen de Anónimo

Bueno, ya eso son exageraciones.