Sábado, 16 de Diciembre de 2017
14:14 CET.
Derechos humanos

La pirámide de los derechos humanos

Todo comenzó cuando quienes podían pensar, que casi siempre son los que no trabajan físicamente duro, echaron un vistazo al Renacimiento —que antes había mirado al Humanismo y a la sabiduría grecolatina— y dijeron que había llegado la hora de la razón. Le llamaron Ilustración porque por primera vez en la historia era la conciencia del existir, la luz de la razón sobre la religión, la raza, el lugar de nacimiento o la riqueza lo que daba al hombre su condición de ser libre. Los hombres de la Ilustración se reunieron en torno a la Enciclopedia, que quiere decir educación redonda o circular; su objetivo: educar para la libertad de pensamiento.

Al colocar la razón, la conciencia humana por encima del "dicto" de otro o de otros, abrieron un enorme boquete a la ignorancia y a la pretensión de perpetuidad en el poder. Ni la Iglesia, ni las monarquías, ni ninguna otra forma de ascendencia sobre los hombres podían superar la conciencia individual. Porque la tendencia a ser libres es solo una condición privativa de la persona humana, no dada por la Creación o la Evolución a ningún otro ser viviente sobre la Tierra.

El llamado Siglo de las Luces, que cabalga entre el XVII y el XVIII, fue uno de esos momentos históricos donde confluyeron mentes privilegiadas. Los genios de la filosofía, las ciencias, la política, la jurisprudencia y la economía nos dieron una visión antropológica diferente a miles de años de historia. Se podrá argüir que eran la representación intelectual de la naciente burguesía, liberal, anticlerical e iconoclasta. Paradójicamente, desde entonces no ha existido un movimiento liberador que nos les deba inspiración.

De tal modo, la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano, que es uno de los antecedentes históricos de la Declaración de Derechos Humanos, parte del principio de que la naturaleza humana, el ser persona, es inseparable de la libertad, el derecho a la propiedad, a la seguridad y su natural resistencia a la opresión. Los animales podrían batallar por su libertad, y hasta inmolarse cuando se sienten inseguros u oprimidos. Pero solo los seres humanos y no los animales pueden tener conciencia de ser libres, propietarios, sentirse seguros y escapar a la opresión por diversas vías.   

Porque se es humano primariamente, y porque la conciencia ha alcanzado un alto desarrollo evolutivo, es que el hombre se relaciona con otros y es capaz de organizarse, de prever el futuro, de construir herramientas para mejorar su propia vida y la de los demás. Tal antropología nos lleva a la sencilla conclusión de que animales y seres humanos podemos compartir algunos "derechos" y otros no. No quiere decir que unos derechos sean más importantes que otros; quiere decir que para hablar de derechos primero hay que hablar del hombre como ente individual y social, y aquí es donde no hay politización posible.

Cuando algunas sociedades totalitarias hablan de derechos humanos, y mencionan el derecho a la salud, la educación, la seguridad social, la alimentación y el trabajo, pueden perfectamente estar hablando de animales y no de personas. Un perro o un gato jamás pedirán, según Maslow, "necesidades de ser". Ellos desconocen lo que es decidir que quieren comer, a donde ir, con quien relacionarse. Tampoco pueden los animales ponerse de acuerdo con otros animales para pensar parecido, y hacer un partido político, practicar una religión o ninguna, apropiarse de un pedazo de tierra y hacerla producir. No pueden expresar, porque no hablan, su descontento con los dueños y poner en conocimiento de otros animales esas contrariedades. Podrán ladrar o maullar, pero solo hasta ahí. Para colmo, hay algunos que creen que los animales les sirven, y no son para ser servidos. 

Hay muchos seres humanos en el mundo privados de derechos elementales como la educación, la salud y la seguridad social. Privados de un nacimiento seguro y una muerte con decoro. Y eso está mal. Pero invertir la pirámide de las necesidades humanas para que la autorrealización humana esté supeditada a tales derechos, es acercar a los hombres a la condición de bestias, de seres irracionales. Eso es, además, imposible. Por mucho adoctrinamiento, miedo, indefensión aprendida, no se le puede pedir a un hombre que renuncie al libre albedrio, a su derecho más humano, que es su conciencia. En la cárcel más tapiada y en el desierto más vasto, el hombre seguirá soñando con la libertad.

Los derechos humanos no son, además, una cifra. Un porciento: este país es más humano porque cumple tanto por ciento más de derechos. Ese es el ineludible anti-discurso del totalitario: números. Los derechos de las personas se ejercen, se practican; no se cuentan ni se tienen como una meta. Los derechos de las personas se sienten, se disfrutan, se observan en sus risas y en sus sueños y nadie hace chistes con ellos porque no hay calamidad de la que ironizar.

Ciertamente, politizar los derechos de las personas, usarlos como armas, les resta el tinte de humanidad que tienen de manera exclusiva. Imponerlos puede ser aún más peligroso, sobre todo a pueblos que no conocen, siquiera, ni sus derechos ni sus "izquierdos". Demoledoras y premonitorias son las primeras páginas de El siglo de las luces (1962), de Alejo Carpentier. En el barco que lleva a América por primera vez la "Déclaration des droits de l'homme et du citoyen" viaja también La Máquina. Va en la proa, dibujando su silueta en la noche. Debidamente enfundada y engrasada, está lista para empezar cuanto antes su eficiente trabajo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Almagro, ciertamente los DH son una pirámide pero no debemos pasar por alto que esa pirámide se sustenta en los pilares de la democracia y a la hora de defenderlos, reclamarlos y construirlos no podemos verlos como algo aislados de ella porque corremos el riesgo de sustentarlos en el vacío. En un artículo de Pedro Campos al respecto en 14ymedio, que por cierto lo tuvieron en debate unas horas y después lo desaparecieron, que para hacerle mi comentario lo estuve que buscar en internet como una aguja en un pajar, en esa ocación dije que existía una correlación entre DH y democracia, más adelante cuando lo releía me di cuenta que mi subconsciente de Doctor en Ingeniería me traicionó por usar un término inadecuado porque realmente lo que existe entre DH y democracia es una interdependencia directa y no una correlación. Por eso Almagro pienso que los DH en Cuba no se pueden concebir fuera del Estado Democrático de Derechos si realmente queremos sacar a Cuba del pantano en que la tienen sumida los hermanos Castros, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

No confundan los Derechos Humanos de la ONU firmados en 1948 (Raul Castro se apoyo en ellos, sin que nadie reaccione de la farsa) con los Derechos Fundamentales que otorgan las constituciones democraticas, como fue en Cuba antes de 1959. Batista suspendia los Garantias Constitucionales (Derechos Fundamentales y Libertades Publicas) para hacer sus tropelias con "legalidad".Alberto Junco 

Imagen de Anónimo

Es una piramide o es un embudo?

Imagen de Anónimo

// Yo respeto la individualidad de las naciones //No hay que seguir normas internacionales solo porque los otros países las sigan. Me parecen excelentes los requerimientos de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, pero un país debe obedecerlos *por acuerdo propio*, no porque "deba" o tenga que hacerlo.Pero es absurdo e inaceptable que representantes de la pandilla de usurpadores que mantiene secuestrado a nuestro País por la fuerza hagan declaraciones de que "Cuba" (???) tiene sus propias prioridades y selecciona a su manera los derechos humanos a respetar y a no tener que respetar.¡Ellos no son Cuba! ¡Ellos suprimen por la fuerza los intentos de difundir y discutir opiniones sobre el tema! Luego ¡no existe un consenso nacional válido sobre el tema porque ellos no dejan que se establezca! y ¡son tan estúpidos (el individuo que han puesto de supuesto jefe es tan estúpido), que ADMITEN QUE NO RESPETAN VARIOs de los requerimientos de la Declaración  al decir que otros sí los cumplen!>>>>>>>>>>>  Ricardo E. Trelles     MHECnet.org

Imagen de Anónimo

Ultima noticia Obama dijo en Argentina que el  communist government trabaja en Cuba y en otros paises donde hay communist yo les dije que el era uno de ellos pero la jente son tan ciegas y sordas que nada mas quieres ver lo que le combiene todo en Cuba seguir a lo mismo okay 

Imagen de Anónimo

Desde el momento que aparece una "Declaracion" de Derechos Humanos y a enumerarlos es que ya empiezan a politizarse, y el Estado se abroga el derecho de decidir por esos derechos quitandoles asi su esencia humana. Imponerlos conyeva a su misma violacion y distorsion,  al punto de violarlos en aras de los falsos derechos humanos como el derecho a la educacion, el deporte y la salud que son derechos sociales. Lo humano intrinseco que es el libre albedrio, la libertad, existe, no se impone, se respeta. Ese rol de respeto en igualdad y fraternidad no se imponia, sino que se respetaba por respeto a Dios por medio de la Iglesia, hasta que esta metio la pata y empezo a matar en nombre de Dios. Entonces vino la separacion Iglesia-Estado que acabo con la base que sostenia la esencia de los derechos humanos, haz con los demas como quieres que hagan contigo, ama a tu projimo como a ti mismo, y el Estado distorsiono estos principios encumbrando a la claque politica de ladrones y estafadores que ahora nos dicen, haz lo que yo digo pero no lo que yo hago, yo hago y firmo sus derechos y ustedes los obedecen, nosotros no, nosotros les garantizamos salud, educacion y seguro social, esos son sus derechos.

Imagen de Anónimo

En ningun lugar es gratuita, el dinero sale de los impuestos. La gran diferencia es la calidad de la educacion y la salud. No en balde los hijos de los HP del gobierno de Cuba van a estudiar a otros paises y sus familiares se atienden en hospitales y clinicas a las que no tiene acceso el que paga por ellas, el de a pie.

Imagen de Anónimo

Siempre me pregunto qué camino habría tomado el movimiento pro derechos humanos en Cuba si desde el período especial se hubieran concentrado en la falta de jama, único tema que podría aglutinar a ese pueblo. Luego, en la sobremesa, se hubiera podido hablar de libertades fundamentales.

Imagen de Bebe

Pero es que para la dictadura dinastica de Biran los cubanos son solo ANIMALES.en francia Canada en los paises nordicos.la salud y la educacion sin gratuitas y buenas.eso no es nadawxtraordinario como quieren ponerlo los castros.de hecho en Cuba la educacion es gratuita para ADOCTRINAR a los ninos .ensenarlos a adorar a la familia CASTRO y convertirlos en los ciudadanos ZOOMBIES dl futuro.pero no asi porque la mayoria d la gente que se va es joven.y la atencion medica gratuita es hospitales en ruinas es lo minimo que podrian hacer.y no es gratuita el cubano la paga con un trabajo esclavo por 20 dolares.el salario mas bajo dl Mundo.