Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Opinión

Je suis Cuba

Hace dos años en París, precisamente por estos días, tuve la satisfacción de conocer en persona a una reconocida escritora cubana que vive allí. Estuve solo unos días, recorrí poco la ciudad. Fueron jornadas de encuentros de trabajo y entrevistas antes de volar a Estrasburgo, a la entrega del Premio Sájarov a la niña activista Malala Yousafzai, que había sufrido un intento de asesinato por parte de los talibanes paquistanís en un atentado que conmovió al planeta.

Recuerdo que a los pies de la torre más famosa del mundo se escucha el eco de todos los idiomas. Imagino que así suena la libertad de movimiento. Esa que no han tenido los miles de cubanos que escapan en balsas de la Isla, dispuestos a morir y en muchos casos muriendo, en el mar. La misma libertad de movimiento que hizo posible el terror en la Ciudad de la Luz este viernes, cuando ocho muchachos comenzaron a disparar contra decenas de otros muchachos.

Sé cómo es, lo he vivido. Las familias de las más de 120 víctimas mortales no se recuperarán jamás. Este noviembre no será fácil de superar para el pueblo francés. Como no volverán a sus países los refugiados cristianos que han tenido la suerte de escapar a la limpieza étnica que lleva años ocurriendo en el Medio Oriente con menos repercusión mediática.

Se vuelve a repetir: los atentados a la dignidad humana ya no se circunscriben a las fronteras geográficas, llámese yihadismo o totalitarismo castrista. El terror ha demostrado poder cruzar el Mediterráneo, así como los autoritarismos se reproducen en América Latina.

Me temo que el crimen que terminó con la vida del joven activista Harold Cepero en una carretera cubana debió advertirnos de la muerte de adolescentes en las calles de Caracas dos años después.

La solidaridad no es más un tema de altruismo, sino de sobrevivencia. No preguntemos por quién doblan las campanas. Así en París como en La Habana, doblan por todos nosotros.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

El comentario anónimo del 15 Nov 2015 - 4:37 pm."Rosa Maria Payà porque no dices el nombre de la escritora donde estuvistes en Paris? "Es claramente obra de Zoe Valdez, miren el acento frances: parece que "la senora" no sabe cambiar el teclado a espannol, jajjaja. Y "estuvistes" con ese al final, ay que fina!!Zoe, si sacaste la foto ahora fue porque  Rosa Maria esta en el candelero y tu no, que a tus presentaciones solo van cuatro gatos. La muchacha hace muy bien en no darte bola. O ya se te olvido el laudatorio articulo que escribiste sobre su difunto padre, Ni Paya ni paca?" Crees que la gente no tiene memoria? Bastante decente es Rosa Maria en no echartelo en cara!

Imagen de JC

please no confundir los que comenzaron a disparar no eran muchachos son asesinos descerebrados,fanaticos sin respeto alguno por la vida. Respeto Tu lucha por la justicia y la verdad pero por favor recuerda los criminales dejaron de ser muchachos y ninos cuando decidieron matar en nombre de algo sin razon

Imagen de Anónimo

Seguro para la seguridad cubana Rosa Maria es un objetivo priorizado de criticas, todo tipo de esfuerzo en desvirtuar su imagen seran pocos.  Es victima y merece respeto.

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Los cubanos hemos estado más de medio siglo sin solidaridad internacional ante la dictadura de extrema derecha que Fidel Castro llamó su Revolución. Es la hora de una nueva narrativa libre, de nuevos actores libres, de una imaginación política libre hasta de patria, de un país libre hasta de fronteras nacionaleras e ideologías del odio. Lo Castros criminales pertenecen al pasado. Los cubanos libres somos del futuro. Por eso asesinaron a Oswaldo Payá. Por eso la vida de Rosa María Payá está en riesgo mientras quede vivo en el mundo uno solo de los Castros. 

Imagen de Anónimo

Esta bien el articulo.sencillo y claro.sin ser rebuscado en un lenguakje que todo el Mundo entiende.es una valerosa joven .que ha sufrido mucho.y para el que hablo de los derechos humanos universales. si son para todos.por eso ella hace bien en mencionar a los cristianos dl medio oriente los verdaderos nativos de esas tierras.perseguidos y abusados.solo se habla de refugiados musulmanes pero nunca de los cristianos que si no son terroristas.acabo de leer en la prensa libanesa que uno de los atacantes suicidas sirios fue hace unos meses rescatado en mar cuando casi se estaba muriendo.tres paises europeos le ofrecieron asilo y el escogio francia para explotarse.muy bien agradecido que salio..y totalmente de acuerdo si a alguien hay que ayudar es a los cristianos que huyen.que toda esta gente solo tiene como objetivo islamizar europa.

Imagen de Anónimo

El castrismo se aterra ante la simple mención del apellido Payá.Esta opinión es sencilla y ecuánime. Escrita sin pretensiones de periodistas estrellas que no hacen nada por la libertad de Cuba. Y ojalá sea la primera de una serie de visiones tuyas que los cubanos necesitamos para recuperar la voz de los desplazados por el castrismo criminal.Te queremos mucho, Rosa María. Contigo!

Imagen de Anónimo

... esta criatura con sed de protagonismo mediatico... que mal escribe... patetica mención a Hemingway y comparaciones fuera de lugar... 

Imagen de Anónimo

Sufrir por un padre y escribir artículos son dos cosas distintas. Este es muy malo. 

Imagen de Anónimo

Los ANALFABETOS MORALES que te critican  no saben lo que es PERDER UN PADRE AESINADO, si lo suoieran se meterian la legua donde NO LES DE EL SOL......para no decir el nombre de la parte del cuerpo que tendrian que usaer.

Imagen de Anónimo

Me callo por pudor.