Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Libros

'Hay que quitarse la policía de la cabeza', un reportaje de Erik Jennische sobre la oposición en Cuba

El periodista y sociólogo sueco Erik Jennische publica en español  Hay que quitarse la policía de la cabeza, un libro que parte de la Primavera Negra de 2003 para exponer la evolución de la disidencia hasta la actualidad.

Durante la primavera de 2003, el régimen cubano condenó a 75 activistas prodemocracia a largas penas de prisión. En los juicios, varios de sus amigos y compañeros se revelaron como agentes de la Seguridad del Estado. 

"El libro es un intento de entender el movimiento democrático cubano, las raíces, los protagonistas y los obstáculos principales que encuentran los actores que trabajan para el cambio", indicó Jennische en conversación con DIARIO DE CUBA.

"Es un reportaje, y no un ensayo basado en opiniones mías", precisó el autor, que entrevistó a varios opositores, activistas, así como a blogueros y a agentes de la Seguridad del Estado. 

Enrique Paterson, Manuel Cuesta Morúa, Gisela Delgado y Adolfo Fernández Sainz son algunos de los entrevistados por Jennische. "Yo conocía a varios de los activistas que fueron condenados entonces. Cuando empecé escribir el libro en 2012 los busqué para que me contaran sobre el proceso antes de los juicios, los juicios y los años en prisión", dijo Jennische, quien también entrevistó a Manuel David Orrio, uno de los agentes de la Seguridad destapados entonces. 

"Yo le busqué a él también para que me explicara por qué hizo lo que hizo, y que opinaba sobre eso ahora. Sus respuestas fueron bastante interesantes", indicó el periodista.

El libro contiene también un capítulo dedicado a Miami y las principales organizaciones que trabajan desde el exilio para un cambio en la Isla.

Asimismo, una parte del volumen está centrada en la situación actual y los nuevos actores que surgieron tras la Primavera Negra, entre ellos figuran la bloguera Yoani Sánchez, el músico Gorki Águila y el activista Antonio Rodiles.

"El libro incluye un vigoroso debate sobre el tema de la democracia. Además, una variedad de datos estadísticos que con devastadora precisión derriba la falsa fachada que los amigos más cálidos de la dictadura comunista suelen mantener. Pero también es una historia sobre personas que defienden sus creencias, incluso cuando el precio es dolorosamente alto", reseña el periódico cristiano Dagen.

En tanto, según la revista liberal de noticias Nu, "Jennische describe muy bien los principales obstáculos para que en Cuba las personas se atrevan a dar estos pasos. La gente ha vivido con la información y propaganda del régimen durante tanto tiempo que se ha incorporado en el modo de pensar del régimen. Es fundamental 'quitarse la policía de la cabeza' para atreverse a disentir".

"Cubanos que han conseguido el permiso de residencia en EEUU por décadas", "Cubanoamericanos en el condado de Miami-Dade", el "Apoyo estadounidense a la democracia y a los Derechos Humanos en Cuba", la "Actividad del movimiento democrático cubano 1997-2007" y la "Mortalidad infantil en Cuba" son algunos de los gráficos que presenta este libro, que también contiene varias notas al pie y diversas fuentes que ayudan a construir este retrato de la oposición cubana.

"Hay mucha gente, sobre todo en America Latina, que quiere entender la situación política dentro de Cuba desde la perspectiva geopolítica, como si el sistema que se ha creado desde 1959 fuera el resultado de la política de EEUU hacia el país. Desde esta perspectiva, los demócratas cubanos son solamente piezas en una batalla geopolítica, que no hacen falta tomar en cuenta como actores principales. Para mí, esa perspectiva es completamente errónea", señala Jennische.

"Si se quiere entender el futuro de Cuba hay que conocer los valores, los análisis, y las opiniones de los que trabajan para el cambio, y saber de dónde vienen", concluye.

Erik Jennische ha trabajado en apoyo a las organizaciones de los Derechos Humanos en Europa Oriental, los Balcanes y América Latina. Desde 2014, Jennische es el Director del programa para Latinoamérica en Civil Rights Defenders en Estocolmo.

Hay quitarse la policía de la cabeza se publicó en sueco en la primavera de 2013 y recibió una acogida muy positiva en los medios del país europeo. El libro, publicado en 2015 por Ertigo, está disponible en español a partir de hoy en Amazon, Readontime.com y en libros.elmundo.es.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Es un libro que hay que leerse, porque se hace muy buenas preguntas y entrevista a los segurosos(segun dice). Pero ademas, estos nordicos europeos cuando se lanzan a realizar un trabajo, investigacion o una tarea van en serio. Estos nordicos no juegan...!. Enhorabuena...!. Zacarias Monterrey

Imagen de Anónimo

     ¿Cuenta algo el periodista de la relación de la prensa capitalista con la Seguridad del Estado en Cuba cuando tienen intenciones de contar lo que no está permitido...? - Para la mayoría de estos periodistas capitalistas "pasarse de la raya puede provocar la muerte en el intento (metafóricamente, aunque quién sabe)" Contaba el español Vicenc Sanclemente en un libro que publicó, que el tenía constamente a un agente de la Seguridad del Estado cubano que lo controlaba para todo... ¿Qué hoja se moverá en esa Isla que no la mueva el viento...? ¿Habrá que someter a la prueba del guisante a los disidentes para saber cuál es verdadero o falso, dado lo visto hasta ahora?

Imagen de Anónimo

En Cuba hay 11 millones de opositotores, siempre han estado ahi, con la indiferencia, la negligencia, la desidia, la malversacion hacia el estado mafioso, la doble personalidad, la satira e ironia, las fugas espectaculares y el abandono riesgoso y penoso de su pais. La gente hace lo que puede ante el sistema mafioso opresivo e intimidador de los castristas.En Cuba siempre ha existido oposicion amplia y mayoritaria casi unanime al regimen de los Castros, Abajo Fidel!

Imagen de Anónimo

Jennische se esta haciendo el sueco, que le pregunte a las damas de blanco, a Rodile si es solo de la cabeza desde donde tienen que quitarse al policia.

Imagen de Anónimo

Muy bueno el libro pero al ritmo de la oposicion cubana para el 3000 tendran un millon de opositores, ya llevan 56  y solo cuentan con 800 a todo reventar, asi que a leerse el libro para que en el 3000 logren la meta

Imagen de Anónimo

Eso es lo que yo digo: Lo que hay es que cagarse en los castristas

Imagen de Anónimo

Me alegra que a muchos de uds les parece interesante el libro, hasta que dicen que lo quieren comprar. Esta de venta en varias tiendas de libros de internet, y en varios paises de America Latina.Hay una lista aqui: http://www.erikjennische.com/hay-que-quitarse-la-policia-de-la-cabeza/hoy-se-publica-hay-que-quitarse-la-policia-de-la-cabeza-un-reportaje-sobre-cubaErik Jennische

Imagen de Anónimo

El libro tiene un tema muy interesante. Sería bueno leerlo.Van a pasar muchos años para que los cubanos que aún viven en la isla puedan hablar libremente. Es increible que en pleno 2015 aún tengan que hablar boberías pro revolucionarias para que les paguen USD 18 al mes, y un poco de arroz y frijoles subsidiados.

Imagen de Anónimo

El sueco destapo la olla de grillos.

Imagen de Juan

Me imagino a los sesudo de el MININT., seguro que compran una copia y entonces hacen miles de ellas para que los cuadros tengan una idea de como contra arrestar las ideas de el sueco este.