Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.
Opinión

Lecciones de la Carta Magna

El pasado 15 de junio se celebraron 800 años de la firma de la Carta Magna en Inglaterra. Propuesta por 25 nobles y varios eclesiásticos, el objetivo del documento era la limitación de los poderes del rey Juan I, también conocido como Juán Sin Tierra. La Carta Magna marcó un hito en la historia del mundo occidental como el comienzo de la democracia moderna y se fue convirtiendo en la constitución del país. Todos aquellos que abogan por la democracia se beneficiarían de conocer su fascinante historia, especialmente en los países gobernados por dictadores.

Su carácter universal consistió en el principio de la limitación de poderes de los gobernantes. Mucho antes de que la humanidad aprendiera a abogar de manera más amplia por los derechos civiles de los ciudadanos y otras libertades y derechos individuales, la Carta Magna se concentraba en un concepto relativamante simple pero revolucionario entonces: el rey no puede hacer uso ilimitado de su poder a expensas de los intereses de sus súbditos.

Cierto; el documento no incluía entonces a todos los ciudadanos, sino a la élite de la sociedad inglesa, principalmente nobles y eclesiásticos prominentes. Pero la limitación de poderes del gobernante era un comienzo hacia la construcción de un Estado de derecho donde todos los ciudadanos, sin excepción, serían iguales ante la ley. Y sin embargo, un principio tan relevante que ha gobernado a una parte importante del mundo por varios siglos es todavía extraño a muchas sociedades. Cuba y Venezuela son ejemplos de gran actualidad.

Entre las lecciones que podemos derivar de las numerosas y largas luchas que se libraron hasta la adopción definitiva de la Carta Magna, se encuentra el modo en que un grupo de ciudadanos pudo llegar a un acuerdo de acción colectiva en defensa de sus intereses en oposición a los del monarca. La redacción del documento, que estuvo a cargo del Arzobispo de Canterbury actuando en consonancia con sus promotores, fue resultado de discusiones que llegaron a converger en los objetivos específicos del documento, a saber: no se puede privar de libertad a un ciudadano arbitrariamente, ni quitarle sus propiedades ni el derecho a ser juzgado por sus pares.

Todo esto constituye una lección muy significativa: la importancia crítica de la capacidad de un grupo de personas de coincidir en un número relativamente pequeño de principios básicos, combinada con la capacidad de organizarse (y mantenerse organizados) en torno a un plan de acción para hacerlos valer. Es la fuerza de la organización, además de declaraciones y protestas, lo que realmente cuenta para enfrentar al despotismo con éxito.

Pero estos nobles poseían recursos para enfrentar al rey, lo que hacía su gestión factible y de lo que se deriva otra importante lección. Las propiedades de los nobles eran la base material de su fuerza. El rey, aunque monopolizaba el poder político, no controlaba la economía. O sea, el poder de los nobles emanaba de los derechos de propiedad y si ellos mantenían sus fuerzas unidas, podrían enfrentarse al rey y limitar sus poderes. De ahí que muchas de las tiranías modernas, en especial las que adoptan la vestimenta o disfraz del socialismo, comienzan por expropiaciones masivas.

Una tercera lección que aprendemos de la historia de la Carta Magna es sobre cómo una cultura de perseverancia le permitió a un grupo reducido de la sociedad mantener la lucha por sus derechos durante varias generaciones. Poco después que Juan Sin Tierra firmara a regañadientes la primera versión del documento, el papa Inocencio III lo anuló mediante una bula papal. Pero posteriormente una nueva versión fue acordada por otro rey y los nobles de turno, cubriendo varios ciclos que incluyeron revisiones sucesivas hasta nuestros días.

Con este trasfondo histórico no puedo evitar una reflexión que surge al comparar a Cuba y Venezuela con la Inglaterra del Siglo XIII. Aquél monarca era un déspota, pero los derechos de propiedad existentes y la organización y fuerza de los nobles en combinación con los eclesiásticos hicieron posible limitar sus poderes. ¿Cómo podrán Cuba y Venezuela en sus luchas por la democracia superar un atraso institucional y organizativo de ocho siglos?

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Carlos Delgado, Miami USAEs irrelevante cuanto comento aqui, comecascara que me busco, tenga valentia y diga quien es y donde esta'.La realidad es que sin materia, no se hace materia, te explico. No tenemos ninguna base para cambiar la realidad de America Latina, forjada por europeos salvajes en 1492, poblada por indios en estado salvaje en esa epoca, y trajeron los pobres africanos, mas salvajes todavia en aquel entonces.Que sale de ahi, comecascara?, el caos , la anarquia que siempre ha existido en America Latina y no cambiara'Lo demas es cuento y boberia. Lea la historia y no busque quien carajo soy, soy irrelevante, igual que tu.

Imagen de Anónimo

Puse Carlos Delgado en el buscador de DDC y aparacieron dos comentarios incluyente el presente, puse Esopo y me canse  buscar comentarios a diferentes articulos desde pagina  1 a la 50 posiblente existan más de 100 paginas con comentarios de Esopo, En Google, puse Esopo Diario de Cuba y me aburrí de encontrar comentariois de mi autoria y de mis detractores envocando mi nombre, seguí con Gloogle Cuba Encuentro y segí aburriendome leyendo comentarios esos viejos tiempos de la  autoria de Esopo que ni pensaba que estaban en internet, seguí en Google Havana Times y fue más de lo mismo, de nuevo en Google con Esopo 14YMedio y sigue Esopo en el debate de los principales articulos de la problemática cubana. En Google puse Esopo Cuba Tal Cual y me encontré con Esopo Cuba debatiendo la problemática venezolama. Como dije en otras ocacioines, soy un constructor no un detructor y a traves de varios años he contruido a ESOPO en  diferentes foros de debate de la problemática cubana y hasta venezolana para ahora destruirlo porque lo diga un tal Carlos Delgado, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Viva la anexión de Cuba a USA...

Imagen de Anónimo

Carlos Delgado, Miami USAA todos lo que comentan como Ano -nimos, son unos comecascara de canhas!America Latina no se regira' jamas con orden y logica. Nuestros ancestros ibericos, nativos del continentes y africanos, todos solo conocen la fuerza y la violencia, mas la ignorancia, por eso no avanzaremos.Dice una anecdota que al presidente dominicano Balaguer, le exaltaron que Quisqueya era la Suiza del Caribe. El pregunto " y donde estan Los Suizos", porque aqui solo hay negros y mestizos, con ellos jamas llegaremos a mucho".Y eso mismo les digo. Con el material humano que tenemos, no avanzaremos.Sean valientes y ponga su nombre aqui. Den la cara. Olvidense de este continente, que es burundanga

Imagen de Anónimo

Pienso que en Cuba la democracia viene a través de sus elites, no de los de a pie, constituida por la oposición, sociedad civil independiente, una parte de la “sociedad civil oficialista”, las organizaciones religiosas incluyendo la Iglesia Católica, y los reformistas del castrismo, entre otros, por eso pienso que como usted dijo hay que continuar con la cultura de la perseverancia y dejar el desaliento y el derrotismo que muchas veces se expresa de forma involuntaria pero  hace mucho daño para la democracia de Cuba, COMENTARIO de Esopo 2.

Imagen de Anónimo

Sanguinetey, muy oportuno, instructivo y alentador su artículo sobre la Carta Magna, pienso que es clave para la democratización de Cuba en estos momentos confusos y aciagos para muchos demócratas cubanos Cito: “Aprendemos de la historia de la Carta Magna es sobre como una cultura de perseverancia le permitió a un grupo reducido de la sociedad mantener la lucha por sus derechos durante varias generaciones”. Muchos se sienten derrotados porque en Cuba no se ha producido ni tampoco se vislumbra en el horizonte una primavera árabe, ucraniana, etc. COMENTARIO de Esopo 1

Imagen de Anónimo

Lo felicito porque presenta a Cuba al nivel socio económico actual, no idealizada por quienes fueron expulsados en la segunda mitad del s XX (desde revolucionarios "batistianos" hasta revolutcionarios "balseros"). Hay dos factores implícitos en la relación entre los nobles que deseo hacer explícitos; se trata de la libertad que los nobles ejercieron al reunirse y que fue un reclamo de "abajo hacia arriba", contra lo que se recomienda para Cuba.Algo parecido sucede cada vez más. El reclamo se hace desde el gobierno y desde la izquierda. Ejemplos recientes son los periodistas oficiales que reclaman una "ley de prensa", los cineastas y creadores audiovisuales que reclaman una "ley de cine", y el estudio que realiza la artista Tania Bruguera con el fin de solicitar una ley de libertad de expresión. Unos ya hablan de algo similar para escritores, músicos, bailarines, arquitectos y artistas plásticos.Estos y otros profesionales son los que echan a andar Cuba todos los días. No amenazan a nadie. Aspiran a vivir en el Westminster del s XIII, una vida en la que el poder del estado-gobierno-partido esté delimitado. Parece poco mirado desde el s XXI, pero es mucho mirado desde el estado patrimonial. Estos jóvenes desean el fin del sultanato, como dijo Max Weber, y llegar a la baja Edad Media. Gracias a Sanguinetty ahora sabemos dónde estamos.Soren TriffBristol, Rhode Island

Imagen de Anónimo

El autor soslaya la lección más importante: las minorías sociales tienen que disponer de poder para dialogar entre sí, en este caso los nobles (unos cuanto) y el monarco (uno) con su séquito (otros cuantos). 

Imagen de Anónimo

El autor revela por qué Cuba y Venezuela no van a poder conseguir la aprobación de texto constitucional de ningún tipo: la respuesta es clara, sin derechos de propiedad y con la organización militar y de seguridad del estado controlando las vidas y obras de los ciudadanos, no hay mucho que hacer. Lo peor es que Obama y la UE van a conseguir que esa estructura se mantenga incólume. Un desastre para los cubanos.