Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Cine

'La emboscada', o el cine para no olvidar

El más reciente estreno del estatal Instituto Cubano del Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC), bajo la dirección del cineasta Alejandro Gil, es una apuesta por la memoria y el tratamiento de temáticas sensibles.

Es una idea que también se ha visto en otras películas como la polémica Regreso a Ítaca, del francés Laurent Cantet, que revisita pasajes poco abordados de la historia cubana reciente tras el año 1959.

La emboscada, nombre de la película de Gil, es un filme de guerra aunque no se quiera catalogar como tal. Alude a alguna de las misiones militares cubanas en países africanos en las décadas de los 70 y 80 del siglo XX, tal vez Angola o Etiopía, y su relación con conflictos sociales en la Isla en aquella época.

El director no pretende escenificar guerras sangrientas o mostrar el "arsenal" militar que Cuba llevó a África (particular mal tratado en otros filmes como Kangamba), sino acercarse a las consecuencias psicológicas y sociales que sufrieron aquellos hombres que tuvieron que dejar su familia y entorno sin tiempo a la réplica, por obligatoriedad política y "revolucionaria".

La película recrea la situación que vive un pelotón de avanzada del ejército cubano cuando se ve emboscado por los miembros del apartheid africano. A tres tiempos se vive, junto a los personajes, las situaciones límites que sufren cuatro sobrevivientes de esa emboscada (protagonizados por Tomás Cao, Armando Miguel Gómez, Patricio Wood y Caleb Casas); el pasado cercano en el cual dejaron a sus familias con diferentes situaciones específicas, retrato de la sociedad cubana de entonces, y el futuro con las consecuencias de los trastornos que deja la guerra.

"Realmente es una película que hace reflexionar y duele a muchos de los que vivimos esos tiempos", dijo un espectador que estuvo entre los enviados a la guerra en Angola. "En aquel momento nunca pensamos esas consecuencias que tenía la guerra para nuestras familias".

Es una película de guerra física, pero ante todo psicológica. Esa batalla que se libra en las decisiones tomadas, los remordimientos y las ideologías que permearon esos años.

Más allá de la guerra en África, el filme refleja situaciones como la homosexualidad en aquella décadas y sus consecuencias de marginación para los estudios universitarios o la sociedad; el abandono de familias completas; parejas, hijos en el vientre o recién nacidos, que poco conocieron a sus padres, hermanos o familiares que partieron a la guerra en nombre de la "solidaridad".

La emboscada es un buen retrato de un pasaje sensible para la población cubana, donde perdieron la vida centenares de cubanos y que dejó estragos en muchas familias en la Isla.

Spot de 'La emboscada', de Alejandro Gil

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Ningun cubano quiere recordar esa porqueria de guerra donde murieron por gusto y por el caprichito del ruin y gran dictador Fidel Castro, miles de cubanos. Pelearon en una guerra por el solo hecho de alardear de potencia, probando armamento imperialista sovietico, mientras el gran lider o HP jugaba a la guerrita desde lejos metido en su oficina del llamado Comite  Central. Hoy, muchos de esos que quedaron vivos de la guerrita de Angola , incluyendo minusvalidos, pasan hambre y necesidades en Cuba. Algun dia habra que sentar en el banquillo de los acusados a Los Castro, causantes de tantas muertes para alimentar sus egos enfermos. Y ese gobierno de Angola que fue puesto por la Union Sovietica y la dictadura cubana, nunca ha ayudado al pueblo cubano en sus periodos especiales y de locura generados por el desgobierno de Los Castro. Esta guerra solo ocasiono mas desgracias para el pueblo cubano.