Viernes, 30 de Septiembre de 2016
01:27 CEST.
Opinión

Los sin poder

Segunda vuelta en las elecciones del Poder Popular en la Circunscripción #7 del municipio Plaza de la Revolución. Tranquilidad absoluta, poca afluencia de votantes, ningún curioso, al fin se toman un descanso los oficiales de la Seguridad del Estado. Tampoco hay prensa nacional o extranjera cubriendo el evento, los nervios están relajados. Las elecciones municipales vuelven a su rutina.

El fenómeno ocurrido el domingo 19 de abril dejó experiencias, algunos resquemores, aclaró y definió posiciones y, sobre todo, envió un mensaje a los cubanos de aquí y a los que se encuentran regados por el mundo, a los gobernantes y a los opositores, al ciudadano que vive solo de lo que dan el día primero de cada mes por la libreta de racionamiento, y a los que tienen la dicha de recibir una remesa familiar porque tienen la desgracia de que un ser querido emigró.

Los cubanos podemos resolver nuestros asuntos sin esperar por los americanos, no es el embargo o su levantamiento lo que impide o va a favorecer que en Cuba las cosas mejoren. La ausencia de diálogo, el odio a las ideas diferentes y la discriminación feroz contra el que se atreve a expresarlas levanta entre los cubanos un muro más alto, ancho y largo que cualquier otro muro famoso, como el de Berlín.

¿Qué ideas pasaron por las mentes de los que el día 19 de abril escuchaban expectantes el conteo de las boletas electorales? ¿De salir electo el candidato no comunista se caería "la revolución"? ¿Vendría una invasión a apoyarlo estableciendo una cabeza de playa en el Focsa?

La reacción fue exagerada por parte de quienes participaron en el acto de repudio o de "reafirmación revolucionaria", como también les llaman. Bien pudieron escoger el aplaudir lo que allí había ocurrido en lugar de ponerse a gritar como energúmenos repitiendo consignas carentes de sentido que lo mismo podían ser dirigidas en contra de la Constitución y la Ley Electoral que me dan derecho a elegir y ser elegido, que en contra de Raúl Castro, porque está llamando a las empresas transnacionales capitalistas a invertir en nuestro país, lo cual significa que el regreso del capitalismo a Cuba es ya un hecho consumado.

Hay un desfase entre el movimiento político en las altas esferas del Gobierno, y el estancamiento ideológico de la sociedad, que no se ha percatado de que ya no hay amenaza de que nos invadan los norteamericanos armados hasta los dientes con sus destructores y portaviones, sino que ahora van a venir en ferris y cruceros vestidos con bermudas, camisas con palmitas, un daiquiri en una mano y una maraca en la otra.

Bien podría el gobernante cubano, como gesto de buena voluntad hacia los que pensamos diferente, prohibir los actos de repudio que tanto dañan la imagen de un pueblo supuestamente culto y hasta democrático según dicen, y de paso, declarar proscritas las "brigadas de respuesta rápida", fuerzas que operan al margen de la ley y demasiado parecidas a las utilizadas por el nazismo y el fascismo en la represión a sus opositores.

Creo que va llegando el momento de que los cubanos también nos demos las manos como acaban de hacer en Panamá Raúl Castro, Presidente de Cuba, y Barak Obama, Presidente de los Estados Unidos de América; que la sonrisa sustituya al improperio y la mano abierta al puño cerrado. La consecución del bienestar de nuestro pueblo se encuentra por encima de las ideologías, porque a fin de cuentas ni el socialismo ni el capitalismo son buenos per se, y aunque no le guste a algunos, la condición de cubanos no nos la otorga ni nos la quita nadie. Este problema es de todos.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Van a pasar muchos años hasta que el "cubano de a pie" pueda entender lo que es la democracia. Y no sólo eso: como dice algún comentarista más abajo, perder el miedo a la opinión, a la discrepancia.

Cuba, por ahora, sigue siendo una dictadura. Los Castro son los dictadores. Y detrás de ellos están los oportunistas de siempre, que simulan ser comunistas (como buena parte de los cubanos, que deben simular) para poder seguir viviendo de las "mieles del poder".

Imagen de Anónimo

Anónimo 2.06 pm, muy de acuerdo con tu análisis...hasta que llegué al punto en que dices que no es difícil quitar a los de arriba del poder. Dime tú cómo y que no sea difícil 

Imagen de Plutarco Cuero

¿Desfase? ... la cupula que desgobierna a Cuba, vive en una realidad distinta. Sus espejuelos están enfocados en mantener "las mieles del poder" y para ellos aunque no todo es color rosa, pretenden que todos creamos que Cuba es solo su paisaje ...

Imagen de Anónimo

.......llanto de caballo capao!!!.........

Imagen de Anónimo

// Voluntad política sí, ingenuidades básicas no //

Me gusta que parece Hildebrando tiene capacidad política, pero las ingenuidades, reales o de conveniecia,  no son lo que la sociedad y la solución de los graves problemas que tenemos necesitan.

¿Es el"estancamiento ideológico de la sociedad" origen de problemas? NO. Es *consecuencia*,  de las polìticas y ordenes *de arriba* de supresión de libertades que hemos sufrido y sufrimos. Como las de comunicación y asociación.

Así es que es bien ingenuo y suena mal mostrar aspiraciones a que "el gobernante cubano, como gesto de buena voluntad hacia los que pensamos diferente, prohibir los actos de repudio...",  etc.

Claro que hace falta que lleguemos a darnos la mano todos. Todos somos cubanos y todos merecemos el respeto debido. Pero el objetivo mediato no es que los abusadores de arriba se porten mejor. A LOS ABUSADORES DE ARRIBA HAY QUE QUITARLOS DE ARRIBA. Y lo mejor es que es posible y no terriblemente difícil hacerlo. Lo que incluye dejarnos de ingenuidades engañosas.

Saludos.

>>> Ricardo E. Trelles --- MHECnet.org

Imagen de Anónimo

En la sociedad cubana han entrado nuevas ideologías pero no se ha ido el miedo y la ignorancia 

Imagen de Anónimo

Estimado Hildebrando, no hay ningún desfase. Lo que llamas "movimiento" político del gobierno  es una simple artimaña para mantenerse en el poder; los actos de repudio también son para mantenerse en el poder. Dónde está el desfase? Ambas cosas son complementarias de un mismo sistema de poder

Imagen de Anónimo

El pueblo cubano es bastante ignorante. Tienen una mente cerrada, puro oscurantismo.

Imagen de Anónimo

El mayor daño sufrido por la nación cubana no es el desastre económico que ha experimentado el país, sino el deterioro y degradación experimentado en su sociedad y sus elementos primarios esenciales: el hombre y la familia. La intolerancia y la incapacidad de dicutir razonadamente y aceptar ideas distintas forman ya parte del ADN de los cubanos, resultado de la forma en que se han educado y han vivido durante más de medio siglo. Reparar el tejido social requerirá mucho más tiempo y recursos que restaurar la economía del país, si no es ya demasiado tarde para revertir el mal.

Imagen de Anónimo

La mentalidad del gobierno siempre ha sido la misma, buenas casas (no viven en el Fanguito, sino en Miramar), buenos carros,  (jamas un Moskowich), sus hijos estudian en Europa y algunos incluso en EEUU, poseen celulares en MN, Van a los Cayos del Norte de vacaciones etc,. Para que cambiar???? se preguntan las "altas esferas"si hasta el dia de hoy la represion a quien piensa diferente les ha dado estos resultados.  Quien tiene que cambiar es el cubano "comun", el que espera con ansiedad el dia 1ro para sacar los 4 frijoles que la libreta de racionamiento oferta. Este mes es diferente, los alimentos racionados los venden unos dias antes, incluso venden 1lb de pollo por persona. Todos se disponen para desfilar el 1ro de Mayo en "apoyo a la revolucion !!!! Esa es la realidad. En eso los Castro y la jerarquia militar si que han trabajado bien.