Sábado, 1 de Octubre de 2016
15:34 CEST.
Relaciones Cuba-EEUU

La disidencia espera seguir contando con el vital apoyo de Washington

Los disidentes, que recibieron de diversa manera el histórico acercamiento entre La Habana y Washington, admiten que persiste su cruel necesidad de recibir ayuda de EEUU para hacerse escuchar y salir de la marginalidad.

Después del impactante anuncio del 17 de diciembre, muchos opositores se declaran decepcionados de que el Gobierno estadounidense no hubiese hecho nada en materia de derechos humanos en sus negociaciones previas con La Habana.

En última instancia, "el acercamiento no es buena noticia, es una forma de dar oxígeno al gobierno cubano", se lamenta Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, grupo que recibió en 2005 el premio Sajarov a la libertad de pensamiento del Parlamento Europeo.

"No vemos la relación por el momento entre el anuncio de los dos países y un beneficio para el pueblo cubano", dijo Soler a la AFP.

Para José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), "esto puede ser una buena noticia", pero los estadounidenses deben aprovechar las próximas conversaciones para presionar a La Habana en el campo de los derechos humanos en la Isla, donde toda oposición es ilegal.

"Los Estados Unidos deben exigir pasos concretos sobre la libertad, la democracia y los derechos humanos" en la primera reunión, prevista para el 21 y 22 de enero en la capital cubana, señaló a la AFP.

Esta sesión debe sentar las bases para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países después de medio siglo.

Al adoptar una nueva política hacia Cuba, el presidente Barack Obama aseguró en diciembre que ello permitiría a Estados Unidos una mejor defensa de los derechos humanos en la Isla.

Sin esperanzas

"Los temas ligados a los derechos humanos" serán abordados en enero, así como en las discusiones ulteriores, anunció esta semana la portavoz de la diplomacia estadounidense, Jen Psaki.

"Nuestro nuevo enfoque hacia Cuba ayudará a la sociedad civil, ayudará a los activistas de derechos humanos, ayudará a la comunidad de derechos humanos en Cuba", aseguró la portavoz.

Pero algunos activistas se mantienes escépticos y exigen compromisos, ya que el general Raúl Castro ha indicado de su lado que no cederá en temas internos que, según él, son propios de la soberanía nacional.

"La Unión Europea (que ya inició la senda de la normalización con Cuba) y los Estados Unidos deben condicionar al gobierno cubano", afirmó Soler.

"Si no le piden nada en cambio, el gobierno va seguir haciendo lo que quiera. No tenemos esperanza con el gobierno cubano", añadió.

'Ningún cambio espectacular'

Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, no espera ningún cambio radical en "los temas de derechos humanos, civiles y políticos".

"No habrá ningún cambio espectacular en corto plazo", dijo el activista a la AFP, recordando las advertencias de Raúl Castro.

Proscrita por las autoridades comunistas, privada de acceso a los medios y casi desconocida en la Isla, la disidencia se esfuerza hoy en existir principalmente a través de internet, a pesar de que el acceso a las redes está estrictamente limitado en el país.

Desde 2013, opositores históricos y jóvenes blogueros han aprovechado una nueva ley migratoria más flexible para salir de Cuba y predicar en el exterior sus denuncias contra el régimen, pero muchos están al mismo tiempo lejos de su objetivo.

Tras el anuncio del deshielo con Washington, la disidencia navega entre el calor y el frío.

'Capacidad de comunicación limitada'

La semana pasada, medio centenar de activistas fueron objeto de una ola de arrestos en momentos en que se aprestaban a participar en una tribuna pública en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Unos días más tarde las autoridades comenzaron a soltar a algunos de los 53 presos políticos cuya liberación había sido reclamada por Washington. Los miembros del grupo han recuperado su libertad a cuentagotas y unos 40 habían sido excarcelados hasta el viernes en la noche, según la disidencia.

"Lo más importante es liberar a todos los presos políticos", dice Soler. Según la oposición, eran un centenar en diciembre.

Para Ferrer, el apoyo ideológico es importante, pero un mayor apoyo material estadounidense sería todavía más valioso.

"Si nos facilitan con la comunicación e internet, nos ayudaría (...) a reunir a la sociedad civil y a la población", declara a la AFP.

Más pesimista, Sánchez estima que el magro acceso de los cubanos a la web continuará castigando a la disidencia.

"Nuestra capacidad de comunicación sigue siendo limitada con la población", admite Sánchez, afirmando que habrá que "esperar otros cambios", principalmente en la cabeza del Estado.

Comentarios [ 20 ]

Imagen de Anónimo

En los tiempos actuales, internet es un vehículo casi imprescindible en el mundo civilizado pero Cuba no entra en eso, por lo tanto, hagamos una reflexión ¿Cómo han caído antes de internet todas las tiranías latinoamericanas? ¿Cómo se ha gestado, se ha organizado, se ha unido la oposición en el mundo antes de existir internet? O es q ya se nos olvidó q esto de la red es un fenómeno muy nuevo en el mundo. Creo q los disidentes no han hecho su papel en el interior de la isla y solo buscan apoyos fuera de ella, cosa q no está mal, lo de buscar apoyos, siempre y cuando se trabaje bien desde dentro, creo q están muy alejados de la población, ahí está su fallo, muchos protagonismos y no buscan una coalición de partidos para enfrentarse a un único q lo controla todo, en la unión está la fuerza y esa falta.

Imagen de Anónimo

Los que critican la ayuda  a la disidencia, por que no!.. Si Barak Hussein Obama ayuda a los Tiranos CASTRO a seguir en el poder por que no ayudar a la disidencia. Vamos a no ser hipócritas.

Imagen de Anónimo

Pienso que la ayuda a la oposición interna es un mal necesario, pero los opositores y fundamentalmente Berta Soler debería reflexionar sobre estas críticas, que hasta podría ser de troles castristas, pero por eso no se pueden dejar de considerar, pienso que las críticas al PRESIDENTE Obama y al gobierno de USA, a ultranza, por Berta Soler le está retando prestigio a las Damas de Blanco, piensa, Berta, piensa, COMENTARIO de Esopo. 

Imagen de Anónimo

Realmente veo a Berta Soler como una persona de coraje como otras tantas damas de blanco, pero no como un ente político. Basta nada más oírla hablar para uno darse cuenta de las incongruencias que dice con frecuencia. No creo que ella sea la más indicada para opinar si Obama hizo bien o mal. Hay cosas que se hacen a corto plazo, otras a mediano y largo plazo. El embargo no funcionó realmente ni a largo plazo, entonces era menester cambiar de melodía, todos queremos matar de un golpe y eso no es así. Esto debe funcionar con los Castros y los republicanos a mediano plazo, vivir por ver, y no me digan que lo que hizo el Bush fue beneficioso para Cuba, pura bagatela.

Imagen de Anónimo

Y asi piensan tumbar a Castro, recibiendo dolares del imperio y viajando por toda Europa y los EE.UU???  Ya Obama se dio cuenta de los parasitos que tienen en Cuba y les esta cortando el bacalao.

Imagen de Anónimo

Ponganse a criar puercos, sembrar frijoles, etc para Uds se financien la luchita contra castro.

Imagen de Anónimo

Mi modesta opinion es que quien necesita mas ayuda, es la poblacion de la isla sobre todo aquella mas necesitada, la infancia y la de mas avanzada edad, y ya que ambos gobernantes, han dado segun los mismos los primeros pasos humanitarios para normalizar la situacion de sus relaciones y normalizar la vida de los cubanos en ambas orillas, se deben dar los primeros pasos para ayudar a la poblacion de la isla. Ambas camaras de los Estados Unidos deben aprobar un presupuesto inicial para establecer puentes de ayuda, hacia la poblacion cubana supervisada dicha ayuda por ambos paises para evitar las demosras y los inevitables intentos de desvio de esa ayuda, es la oportunidad de todos de demostrar su buena voluntad y humanidad, hacia ese pueblo carente de los mas elementales recursos, para su supervivencia

Imagen de Anónimo

Razón por la cual  los hermanos Castro se mantienen en el poder. La disidencia depende de fondos económicos del gobierno americano.

Imagen de Anónimo

El apoyo de EEUU es necesario, como necesario es el apoyo de cualquier otro gobierno democrático. El problema es que esos otros gobiernos se han pasado los últimos 56 años mirando para otro lado. La lucha contra una dictadura, en Cuba o en cualquier otro sitio, necesita de la solidaridad de los demócratas del mundo. Es penoso que otros cubanos - desde fuera o desde dentro de la isla - se dediquen menoscabar la importancia de ese apoyo. Y peor aún, que traten que menoscabar la integridad de muchos hombres y mujeres que tienen el valor de dar la cara frente a la injusticia. ¿Cuántos de ustedes están dispuestos a hacer lo mismo?¿Por cuánto dinero se enfrentarían al totalitarismo castrista? No hace falta que respondan: si ni siquiera son capaces de firmar con nombre y apellidos sus comentarios.

                                                                                                         Sergio López Madrigal

Imagen de Anónimo

Los paises que colaboren con el gobierno de Cuba sin condiciones, serán complices de la dictadura de Castro. Realmente sería muy triste