Derechos Humanos

Activistas cubanos denuncian ante la CIDH la represión contra el periodismo independiente

Archivado en:

'Aunque el Estado proyecte una imagen de apertura, no toma medidas de peso para promover la libertad de expresión', indicó el abogado Veizant Boloy.

Dos periodistas y un abogado cubanos denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que los reporteros independientes "siguen sufriendo persecuciones" en la Isla.

Así lo explicaron en una audiencia temática sobre la situación de la libertad de expresión y los derechos de los periodistas en la Isla, organizada por la CIDH, ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que no acudió ninguna representación del régimen de Raúl Castro, según EFE.

"Continúa la represión contra los periodistas y los opositores y ciudadanos que quieren expresarse libremente", afirmó el periodista independiente Roberto de Jesús Guerra Pérez, de la agencia Hablemos Press.

Guerra Pérez aseguró que en lo que va de marzo cuatro periodistas han sido detenidos mientras realizaban su trabajo y añadió que en 2013 los trabajadores de su agencia fueron arrestados más de 70 veces y se les confiscó su material en repetidas ocasiones.

El abogado Veizant Boloy González, del centro de información legal Cubalex, explicó que los periodistas cubanos se ven sometidos a censura, encarcelamientos, vigilancia y requisas de material.

"Las autoridades siguen persiguiendo a periodistas independientes", afirmó Boloy.

"Aunque el Estado cubano proyecte una imagen de apertura económica y política, no toma medidas de peso para promover la libertad de expresión, los medios de difusión de información siguen en poder del Estado, los ciudadanos siguen sin participar en la vida política del país y el Gobierno no rinde cuentas", añadió Boloy.

Otro periodista, Julio Aleaga, contó que había sido detenido en varias ocasiones y destacó que en Cuba las provincias son "zonas oscuras", en lo que a cobertura periodística se refiere, debido a que los medios internacionales se centran en La Habana.

Los integrantes de la CIDH lamentaron la ausencia de representantes del Ejecutivo cubano y recordaron que la comisión siempre invita al Estado y le notifica todas las denuncias.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Señor: Lo que realmente le duele es que usted es tan estúpido, que no puede cobrar honorarios en ninguna parte. Vayase a la cola de las papas, que se va quedar sin ellas, y ya dijeron que la cosecha no va a alcanzar porque fue pésima. ¿Qué noticia tan rara, verdad? 

Imagen de Anónimo

Oiga anónimo 8:38, ¿en qué país vive usted? Lo único que le falto decir es que en Cuba hay libertad de prensa? ¿Cuál es la columna independiente que tiene el Granma o Juventud Rebelde? ¿Es qué acaso un opositor es un delincuente, por el mero hecho de no pensar como los que gobiernan? En cualquier del mundo -menos los países que conocemos y que no vale la pena mencionar- hay una oposición que tiene derecho a la palabra. ¿Es que me va a decir que en su país todos están de acuerdo con el gobierno?

Imagen de Anónimo

Qué represión hay contra los periodistas independientes en estos momentos? El papel y la lengua todo lo aguantan.

Además de viajar sin problemas, hoy los periodistas independientes, hacen críticas por escrito o verbales, publican textos y fotos en sitios extranjeros, acceden a internet desde la oficina de intereses, embajadas, hoteles o salas de etecsa y, a diferencia de lo que ocurría a mediados y finales de los 90, no tienen problemas para cobrar el pago de sus colaboraciones, en dólares, euros o cuc, salvo contadas excepciones. Tampoco les quitan el dinero, como varias veces hicieron a los periodistas de Cuba Press.

Ése es uno de los tantos eventos que se organizan en el exterior para justificar dinero y viajes. En esta comitiva a la CIDH, por cierto, casi ninguno escribe y si escriben es de pascuas a san juan. Son abogados u otra cosa, pero no periodistas de oficio.

La represión en Cuba cada vez está más delineada y limitada a los opositores más contestatarios, como Sonia Garro y su esposo Ramón Muñoz, encarcelados desde marzo de 2012 y con graves acusaciones. Ahora, la mayoría de las detenciones que últimamente hace el DSE y/o la Contrainteligencia son 'exprés', de varias horas.