Derechos Humanos

Febrero: gladiolos al mar

La policía política impidió las conmemoraciones por la muerte de Zapata Tamayo y los pilotos de Hermanos al Rescate.

El fin del mes de febrero trajo dos aniversarios para los cubanos que quieren la democracia. El día 23, el asesinato de Orlando Zapata Tamayo, ocurrido en 2010, tras una prolongada huelga de hambre. El 24, el derribo —en 1996, en aguas internacionales— de dos aviones Cessna 337 de Hermanos al Rescate por MIGs de la Fuerza Aérea del régimen, con la muerte de sus cuatro tripulantes: Carlos Costa, Armando Alejandre Junior, Mario de la Peña y Pablo Morales.

Las Damas de Blanco, ese grupo de mujeres que lucha por los derechos humanos en Cuba, decidieron echar flores al mar para rendirle homenaje a los cinco hombres fallecidos en febrero, luchadores por la libertad y la democracia. Sin embargo, este simple gesto fue impedido por la policía política.

El saldo fue patético: en el lugar de los hechos, 75 mujeres y diez hombres fueron apresados y conducidos a diferentes unidades de la Policía Nacional; con antelación, a otras 15 Damas se les impidió llegar al punto de partida, la Iglesia de Santa Rita de Casia, en la barriada de Miramar.

En total, en unas tres horas, fueron arrestadas unas cien personas. Solo para impedir que se conmemoraran dos fechas.

Además, la señora Laudelina Alcalde García, de 67 años, sufrió un infarto por la intensidad de la represión. Fue trasladada por la propia policía política al Hospital Naval de La Habana del Este.

Cuando en horas de la tarde algunas de las mujeres del municipio de Guanabacoa, al cual pertenece Laudelina, fueron liberadas, se trasladaron hacia el centro asistencial y allí fueron arrestadas nuevamente y conducidas hasta el Reparto Alamar. No se les permitió siquiera conocer el estado de salud de la Dama de Blanco, solo se les dijo que estaba en observaciones.

Pero la realidad fue otra: en horas de la noche, a través de la propia hija de Laudelina, Anabel Sabater Alcalde, se supo que la primera se encontraba en terapia intermedia y que ni a la hija ni dos primos que la acompañaron les permitieron verla. Los devolvieron al barrio con el mensaje a los disidentes de que se tranquilizaran y que no fueran al hospital. Con posterioridad, Laudelina Alcalde García fue trasladada para la Sala de Coronaria del Hospital Calixto García, en El Vedado.

Aunque las mujeres de la capital fueron todas liberadas, existía preocupación por algunas de Ciego de Ávila y Santiago de Cuba, específicamente, que se encontraban en la actividad y se desconocía su paradero. Como el régimen acostumbra a deportarlas, cortándole toda comunicación telefónica, habría que esperar que llegaran a sus casas.

Aunque como siempre, las Damas de Blanco caminaron por la 5ta. Avenida, al parecer el régimen considera ese un espacio perdido y hasta ahí permitió la actividad dominical. Una vez que se disponían a lanzar los gladiolos en el mar —lo que implicaba caminar hasta la calle primera—, comenzó la represión.

Los disidentes no pueden hacer una ofrenda a aquellos que han caído en la lucha por la democracia: el régimen no permite recordar a nuestros muertos.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Gloria eterna a los pilotos de Hermanos al Rescate! que fueron muertos por los chivatos de los 5. Gloria a todos los que el regimen de la habana a silenciado,                        Abajo la dictadura de los Castros, torturadores de hombres y mujeres

Katy

Imagen de Anónimo

HDP's, Castro & Cía.