Represión

EEUU: El 'think tank' del principal sindicato de educadores condena el proceso contra Cuesta Morúa

The Albert Shanker Institute asegura que 'las acciones del Gobierno cubano violan claramente los estándares internacionales sobre libertad de asociación y expresión'.

The Albert Shanker Institute, el think tank del principal sindicato de educadores de Estados Unidos, expresó su "indignación" por el arresto del líder opositor cubano Manuel Cuesta Morúa y pidió al régimen de La Habana que "ponga fin a su política represiva".

"Expresamos nuestra indignación por la reciente detención de Manuel Cuesta Morúa y protestamos por las condiciones de opresión posteriores a su liberación", escribió Leo Casey, su director ejecutivo, en una carta enviada a Raúl Castro.

Albert Shanker Institute asegura que "las acciones del Gobierno cubano violan claramente los estándares y normas internacionales sobre libertad de asociación y expresión".

"Estas cuestiones tienden a ratificar las preocupaciones del señor Morúa sobre la discriminación racial en Cuba", añade la carta a la que tuvo acceso DIARIO DE CUBA.

El think tank también insta a La Habana a "abrir un diálogo" con Cuesta Morúa, líder del Partido Arco Progresista.

"La discusión libre y abierta es la base primordial de los derechos de todos los pueblos. Debe ser promovida y estimulada por los gobiernos que aspiran a construir una sociedad estable y democrática", recordó Casey.

Albert Shanker Institute está vinculado a la Federación Americana de Educadores, el principal sindicato del sector en EEUU, integrante de AFL-CIO. Su membresía es de 1,5 millones de educadores en más de 3.000 sindicatos locales de la Unión.

Cuesta Morúa fue liberado bajo "medida cautelar", después de pasar cinco días en un calabozo policial durante la cumbre de la CELAC en La Habana.

El régimen lo acusa de "difusión de noticias falsas contra la paz internacional" por organizar un foro sobre derechos humanos, de forma paralela a la cita continental de presidentes.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

?....dejemos la muela......a nadie le importa un bledo, mis respetos, el señor Cuesta Morúa, ni Yoanis, ni Gorki, ni los médicos esclavos, ni Cuba, ni Venezuela...es nuestra triste realidad...Por favor, apaguen el tabaco......y el último que apague la luz..........la isla se hundió hace rato, los naufragos que quedan cantan reguetón.........se los dejo de tarea......Cubano Libre.

Imagen de Anónimo

Cubano Libre: Mi aplauso para Cuesta Morúa, me alegra existan opositores valientes anti cagastros.....soy cubano, de repente chequeo esta página para estar al tanto de lo que pasa en el caimán, tan lejos y tan cerca, fuí ferviente seguidor de Yoanis hasta aquél fatídico día que, en Brazil, la cagó con sus declaraciones con " ironía".....lástima que los cubanos de la isla, incluso los más "adelantados", vivan tan desinformados por la tergiversación de los "medios" controlados por los Cagastro y al final nos dejen con ese amargo sabor...Ahora bien, ¿Quién es Cuesta Morúa?  ¿A quién le importa? ¿A Chile, a España, a USA? ¿A quién le importa Cuba y sus problemas? ¿A Obama, a los Yumas, a nosotros los gusanos? (¡Gusano y a mucha honra!) ¿A los hnos. Castro?..........

Imagen de Anónimo

 Menos mal que parte de los educadores norteamericanos comienzan a percatarse de los problemas que ocurren en Cuba al estar gobernada por "una dictadura pura y dura", ya que la izquierda caviar remitida por régimen para espíar o dar clases en Estados Unidos, junto a la izquierda filo-castrista norteamericana o latinoamericana en el sector educativo de Estados Unidos era sorda, ciega y muda sobre las violaciones de los derechos humanos en Cuba y la falta de democracia. Además, el sector educativo norteamericano no acaba de percatarse, de que no sólo existe un problema con Cuesta Morúa, el problema "discriminatorio no es sólo racial en Cuba", porque también se generaliza el acoso, marginación, persecusión y hasta la muerte (extra-judicial) hacia cualquier opositor o persona que piense de forma contraria al régimen, llevando entre otras cosas a cientos de jóvenes desde 1959 a ser expulsados mediante actos denigrantes de la educación universitaria por no simpatizar con la Revolución. Lo que viola cualquier norma educativa y democrática, porque una buena parte de ellos eran menores de edad, conforme a la legislación norteamericana. De todos modos, comienzan a percatarse de un problema que tienen a menos de 150 kilómetros y que a 55 años de existir no habían descubierto, lo que evidencia su ignorancia o deseo de mirar a dónde mejor les conviene. 

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 8 Feb 2014 - 5:50 pm. Estoy totalmente de acuerdo contigo, porque pienso que los luchadores por la libertad, por la democracia o el anticastrismo le dejo el campo libre al castrismo de lo un día se clasificó como el mundo progresista y por eso prácticamente el mundo se olvidó de que Cuba debería ser un país normal, incluso muchos anticastristas “ilustres” todo lo socialista lo cofunden con castrismo, toda izquierda la clasifican con castrismo, pienso que los demócratas cubanos debemos acabar de aprender política, hacer política y comportarnos como políticos, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

    Anónimo 5:50, las universidades norteamericanas y los medios académicos de Estados Unidos, así como muchas otras instituciones educativas de Estados Unidos (a todos los niveles) están plagadas de agentes del régimen comunista cubano enviados a esos centros (y los sigue remitiendo, con muchas ayudas para abrirse paso) para captar simpatizantes por distintas vías para el régimen y apoyarlo, amén de otro sinnúmero de objetivos. Sin ir más lejos: Ana Belén Montes, espía del régimen comunista cubano: fue profesora en la Universidad de Virginia, y se ha detectado a otros profesores cubanoamericanos o americanos o nacionalizados espiando para el régimen de La Habana. Pero, si ya los ve o usted no está al tanto de lo que hay, llevan estudiantes universitarios a Cuba, esos mismos miembros de las asociaciones educativas norteamericanas y van a ver única y exclusivamente lo que exalta al régimen comunista, nunca la falta de libertades. Y si no es así, que lo diga entre otros Uva de Aragón. 

Imagen de Anónimo

¡Vamos, señores, qué más vale tarde que nunca! Es mejor construir sobre lo que se ha dicho ultimamente, que poner el dedo sobre la llaga de lo que no se dijo con anterioridad. Tenemos que aprender a jugar este juego diplomático, porque por el camino de la recriminación y el antagonismo no contaremos nunca con amigos. Yo creo que mucha de la falta de cooperación con la causa cubana, es resulta más del desconcimiento y la  ignorancia que porque se deseara realmente mirar hacia otro lado. Tenemos que admitir  que la propaganda comunista se ha cebado en nuestra propia incapacidad para exponer nuestra causa. 

Imagen de Anónimo

Lo mejor del caso es que nadie ha dicho a ciencia cierta los hechos por los cuales acusan a Cuesta Morúa de un delito contra la Seguridad del Estado. Vamos a ver si es verdad que fue por "organizar un foro sobre derechos humanos" paralelo a la CELAC, porque CM no era el único organizador.  

Imagen de Anónimo

Y Sonia Garro? Hay que denunciar a estos que hacen discriminacion entre valientes cubanos de apie y disidentes viajeros.

Imagen de Anónimo

Hoy esta izquierda culona condena al regimen castrista, pero mañana pide que levanten el"bloqueo" y que liberen a heroes espias.

Imagen de Anónimo

     Menos mal que parte de los educadores norteamericanos comienzan a percatarse de los problemas que ocurren en Cuba al estar gobernada por "una dictadura pura y dura", ya que la izquierda caviar remitida por régimen para espíar o dar clases en Estados Unidos, junto a la izquierda filo-castrista norteamericana o latinoamericana en el sector educativo de Estados Unidos era sorda, ciega y muda sobre las violaciones de los derechos humanos en Cuba y la falta de democracia. Además, el sector educativo norteamericano no acaba de percatarse, de que no sólo existe un problema con Cuesta Morúa, el problema "discriminatorio no es sólo racial en Cuba", porque también se generaliza el acoso, marginación, persecusión y hasta la muerte (extra-judicial) hacia cualquier opositor o persona que piense de forma contraria al régimen, llevando entre otras cosas a cientos de jóvenes desde 1959 a ser expulsados mediante actos denigrantes de la educación universitaria por no simpatizar con la Revolución. Lo que viola cualquier norma educativa y democrática, porque una buena parte de ellos eran menores de edad, conforme a la legislación norteamericana. De todos modos, comienzan a percatarse de un problema que tienen a menos de 150 kilómetros y que a 55 años de existir no habían descubierto, lo que evidencia su ignorancia o deseo de mirar a dónde mejor les conviene.